Alavés – Athletic: recogiendo lo sembrado

Ahorraremos el chiste a los provincianos más recalcitrantes. No hablamos de sembrar patatas, hablamos de sembrar discordia, cosa en la que en Bilbao somos expertos a juzgar por los comentarios que venimos recogiendo al respecto. Nos referimos, claro está, al famoso pacto de precios que las hinchadas futboleras de Euskal Herria trasladaron a los clubes de forma pública para poner precios equitativos en los derbis de la 2016-2017. Entre ellas, algunas peñas y grupos del Athletic. La cosa era fácil, tanto como el trueque en tiempos de los neanderthales: te cambio una lanza por una lanza o, en lo que nos compete, te cambio 1000 entradas a 30 euros por otras 1000 a 30 euros.

Pero Josu Urrutia, sentado en el Trono de Hierro de Ibaigane, no es muy amigo de tomar en consideración las demandas populares que, a decir verdad, en San Mamés parecen minoritarias y dan buena muestra de qué tipo de afición somos.

Capaces de reivindicar políticas de precio abusivas. Incapaces de atisbar las ventajas que un pacto de precios pudiera tener, sea en las sacrosantas cuotas o en un eventual desplazamiento clave en la última jornada de liga. Conclusión: todos los hinchas a expensas del libre mercado y su escalada de precios. Fútbol y Athletic sólo para la élite. Eskerrik asko.

Negando la mayor, Don Josu I de las Bizkaias dijo que al Athletic Club nadie se había dirigido para hablar de este tema. Vamos a ver, Josu…un comunicado público firmado por, entre otros, grupos de socios del Athletic Club y enviado a Ibaigane por varios medios, ¿no te da alguna pista? ¿O la soberbia te impide darte por aludido? En fin, teniendo en cuenta la manera en la que se atiende desde el club alguna que otra preguntita, o cómo se hace el avestruz en otros temas, no resulta sorprendente que tus palabras carezcan de valor ni que el índice de transparencia del club esté por debajo de la media.

Sea como sea, su actitud está respaldada por aquellos que, ante la boronada de Querejeta de poner los billetes a 70 € para la hinchada visitante, piden venganza. Argumentos hay varios. Desde el que asegura que las localidades no son comparables y que el pacto carece de equidad (como si un asiento en lo alto de San Mamés fuera el asiento de un jeque árabe y el de Mendi una silla de tortura), hasta el que vuelve a insistir con la enésima fantasía sobre lo mal que se nos trata en los campos vascos. No han debido pisar el Villamarín, Cornellá o el Calderón. Mientras, los VIP siguen brindando en las localidades robadas a los socios del Athletic y la media de edad de San Mamés sigue subiendo como el asco que nos cogen fuera. Muy guay todo. Luego nos quejamos de la falta de ambiente.

En Gasteiz han estado más elegantes e Iraultza 1921, sin atisbo de ventajismo o revanchismo, ha criticado sin fisuras la política de precios para este derbi por parte de su directiva, demostrando coherencia y voluntad de llegar a un acuerdo. Cómo no, alguno en Bilbao se lo ha tomado a mal. Que si quiénes son estos, que si cuántos títulos tienen, que si no son nadie. Ni una palabra sobre nuestra política de fichajes. Luego nos cagaremos en el Barça o Bayern cuando aparezcan, como el Athletic, con la chequera caliente. ¿Nadie más ve el clasismo por algún lado? ¿Nos debe sorprender pues que San Mamés carezca de abonos o tenga una grada popular minúscula? Evidentemente no, va todo en el mismo pack. Tanto mirar a Dortmund y resulta que los gasteiztarras disfrutan de un ambiente envidiable, mientras San Mamés es un velatorio, con un par de excepciones anuales. ¿Estertores?

Desde aquí, aparte de agradecer el gesto de muchos aficionados alavesistas, de cuyo equipo no somos seguidores (esto lo mencionamos para los talibanes rojiblancos), volvemos a emplazar públicamente al Athletic Club a afrontar una nueva política de precios para sus propios aficionados, la restauración de la figura del abonado, la ampliación de la grada popular y la atención de demandas populares que benefician a todos. A los hinchas, a los clubes, a las ciudades y al propio fútbol. El domingo Mendizorrotza tendrá menos ambiente, menos hinchas del Athletic y menos sabor futbolero. Igual que el derbi en San Mamés. Una pena.

LOS HINCHAS PRIMERO

ZALETUAK LEHENIK

Contracrónica viguesa

*Colaboración de Dinoseto

Vigo es una de esas citas que se tienen marcadas en rojo en el calendario. La experiencia de los años te dice que, por lo menos, mal no lo vas a pasar y que no te cruzarás con fascistas o spaniards tocándote las pelotas. Cuando el pasado verano salió el calendario para esta temporada y vi que coincidía con el puente del 1 de mayo, no me quedó otro remedio que amenazar a los colegas a 10 meses vista.

Así que el domingo a la mañana, con fuerte viento de levante, pusimos rumbo en coche a la ciudad de las Islas Cíes. Dicen que si te encuentras a un gallego en el descansillo de la escalera, por más que le preguntes nunca sabrás si sube o baja. Algo así nos debió pasar a nosotros, por mucho que hayan hecho autopista por todo el Mar Cantábrico y que te lleve directo a Vigo, en un par de ocasiones no sabíamos si íbamos o veníamos; y al final, llegamos.

Vigo, objetivamente, es una ciudad fea pero la gente es maja; lo cual nos recuerda lo que nos han dicho a nosotros toda la puta vida. Bueno, a veces no hemos pasado ni por jatorras, pero no nos desviemos.

LFP_Aficion_Athletic

Parada obligatoria, Casco Vello. La parroquia rojiblanca estaba allí reunida, desde los que acababan de llegar, los que llevaban desde el viernes y se jactaban de estar dejando seca la ciudad, o los que te contaban que llevaban hecho un rute por todas las capitales de provincia gallegas para terminar en Vigo. El ambiente, inmejorable, unos alardeando de sacar la mariscada más grande y otros de vaciar botellas de orujo de dos tragos. Como para escribir cuarenta bilbainadas.

Nublados pues de priva y marisco, cuando ya nos imaginábamos a algún concejal del PNV calculando el impacto de nuestra afición en el PIB local, empieza la Kalejira. Nosotros, dada la distancia, optamos por el bus. Buen puñado de risas para saber cuál coger. El conductor te dice que subas, que te deja en Balaidos, miras y es el numero 12. Un lugareño insiste en que cojas el 8, el mapa sugiere el 16 y algunos bilbaínos insisten en que ellos solo se van a montar en el 11 porque así se lo han dicho.

Una vez llegados a los aledaños, lo de siempre, unos tragos y para dentro. No hay como viajar para ver que lo que tienes en casa es la misma mierda que en el resto de los sitios. La puerta 13 de San Mames es la misma mierda que la 20 de Balaidos: colas, cacheo-colonoscopia, presión policial…. En fin, que si no fuera por la alegría que llevas dentro te planteas el ir al futbol, pero ya que estas allí qué vas a hacer… Pues entrar 15 minutos tarde.

¿El partido? Casi ni hubo. Victoria fácil. Y a domicilio. Joder, no parecíamos nosotros. No hizo falta ni que saliera Aduriz de inicio, así que es inexplicable sacarle cuando el partido está ganado. Si llega a romperse, alguno trinca a Txingurri y lo deja anclado junto a los Dinosetos de Vigo (una especie de atractivo turístico mierdoso que algún local tuvo a bien tratar de quemar).

Por lo demás, en el descanso se puso en pantalla la Gran Noche de Raphael para sorpresa de propios y extraños, elevando el éxtasis de la parroquia a limites estratósféricos. Sí, un tanto spanish caspa, pero a) es pegadiza y b) mayores mierdas habrás bailado a altas horas de la madrugada en más de un tugurio.

Resumiendo: 3 pitidos, 3 goles, 3 puntos…. y para muchos 3 asteriscos en los próximos análisis de sangre. Quizás tengamos que preguntarle a nuestro presi cuál es el secreto para capear tanta jamada futbolera.

Vigo, te llevo en la memoria, y como buen ateo practicante, rezo cada noche por que el año que viene pueda volver a verte.

Pd: Suerte al Celta en su eliminatoria contra el Manchester de nuestros amigos Glazer, Mourinho y Ander Horrore.

Ultras y nazis y viceversa (y alguna lágrima de cocodrilo)

A juzgar por sus pintas, el protagonista del día de ayer bien podría haber sido tronista de MyHyV en su versión 3000 viviendas. Si ya de por si el Betis era un club que tenía mala prensa en Bilbao por sus Lopera, Zozulya, Rubén Castro, los lanzadores de botellas y los ultras nazis que jalean el maltrato, ha tenido que venir el segundo Herrera a Bizkaia que se va por la puerta de atrás después de dar por culo. Es justo mencionar, no obstante, que muchos aficionados béticos les repudiaron públicamente.

Hacía tiempo que no veíamos a los ultrillas del club verdiblanco por el Botxo, y el recuerdo que teníamos era el de verles enjaulados en un hotel a la espera de ser devorados por las fieras en las horas previas de una semifinal de copa de infausto recuerdo. Tuvieron que ser sus amigos uniformados los que les sacaran las castañas del fuego. Como ayer, aunque con notables diferencias, a juzgar por el material gráfico que ellos mismos se encargaron de gestionar para darse autobombo.

Día de la Hispanidad.
Donosti  12.10.07
Foto   JOSE MARI LOPEZ

No es que queramos darles un protagonismo que no se merecen. Pero tras la visita de los US y la de estos vainas, es evidente que los fachas se están viniendo arriba. Y lo hacen porque saben que, con el respaldo de las redes sociales y la impunidad con la que gozan, cualquier acción de mierda que hagan, como agredir a un transeúnte que está tomando el café mañanero (esa mentalitá siempre por delante), tiene mucho impacto en una ciudad no acostumbrada a agresiones y grupos de esta calaña. Resulta chocante, no obstante, la actitud de muchos ciudadanos (normalmente muy demócratas y correctos) pidiendo la asistencia de cierto repudiado grupo futbolero antifascista local para dar la cara contra ese elemento. Donde no tiene huevos de actuar ni la policía. Putos hipócritas.

Hoy todo el mundo se pregunta cómo, por qué, dónde está la policía…en fin, sorprende que se rasguen las vestiduras con los precedentes que hay y con lo bien que se llevan las Fuerzas de Seguridad con estos tipos. El caso es que comenzada la primera parte, un grupo de ultras béticos hizo acto de presencia en San Mamés, con sus uniformes negros, sus pancartas, su rojigualda y su fascismo, escoltados y protegidos. Y automáticamente nos vinieron a la mente las imágenes de hace una semana de la policía nacional cargando en la grada de Schickeria Munchen por tener una bandera mitad ikurriña mitad jamaicana. Qué rasero tan equilibrado hay en el Estado Español. Este tipo de gente, US; FA o SGS es la que mató a Aitor Zabaleta, Guillem Agulló o Carlos Palomino. Pero según el criterio patrio, en Altsasu, una pelea de bar es terrorismo, pero en Bilbao, una agresión fascista al grito de Arriba España y llamando proetarra a una persona que toma un café, se queda en nada, o casi, a tenor por la denuncia de oficio que ha tramitado la Ertzaintza. España siempre ha protegido a sus chicos cuando se trata de las vascongadas.

Suponemos que la Fundación Athletic está trabajando incansablemente en un documental sermoneándonos sobre el uso que hacen los fascistas del fútbol y lo mala que es la violencia en las gradas. Quizá les podemos ayudar con un pequeño spoiler. Gracias a, entre otros, el propio club, Sabin Etxea y la patronal (que son todo uno, como los Mosqueteros), hordas de estos nazis van a pasearse, libremente, por las calles de Bilbao durante la Eurocopa de 2020 a mayor gloria de los ingresos por eventos deportivos. Y ellos, los que nos sermonean, no van a estar en la calle ni para comerse sus agresiones, ni para dar la cara. Porque todo eso no se hace ni en una comisaría, ni en un despacho, ni en un palco y hace falta tenerlos bien puestos para enfrentarse a esta peña a pecho descubierto.

Hoy leemos en Deia, órgano propagandístico de Sabin Etxea y la directiva del Athletic, una tira de humor de su mesa de redacción. Muy indignados. Mucho. Casi violentos. Dándose golpes en el pecho y casi llamando a las armas entonando el “Vía fora“. Calificando al gobierno de Madrid de fascista…mientras el propio PNV negocia los presupuestos con ellos. Así tienen la cara, de cemento armado.

Y todo esto ocurre el día después del 80 aniversario del bombardeo de Gernika. La piel estaba muy fina en San Mamés y se notó. La entrada de los ultras vino acompañada de claros gritos que hacía tiempo que no se oían en La Catedral. El fascismo nunca es ni será bienvenido en Bilbao. Bueno, quizá por las autoridades sí, si es que los ultras dejan pingües beneficios en sus cuentas corrientes…

Somos la directiva, y queremos tu dinero

Enésimo email recibido (siendo ya socios, para más cuyons), de los responsables de marketing de San Mamés VIP Area. La última promoción incluye el poder disfrutar de un partido de esta temporada si contratas el abono para la siguiente. Tronchante, si no fuera porque el insulto y el menosprecio hacia la afición es tremendo, máxime cuando la directiva se niega en redondo a reinstaurar los abonos de temporada en localidades menos nobles. Recordemos que las localidades VIP son un lugar robado a los antiguos socios de las tribunas, para más inri.

19ABRIL_NEWSLETTER_06

La estrategia económica del club pasa, como en el Real Madrid, Atlético o Barça, por financiar las arcas del club con contratos de TV, VIPs, casas de apuestas, marcas de bebidas alcohólicas y/o bancos. Gure estiloa. Siendo así, una bajada de cuotas para el populacho no debería suponer un problema, aunque quizá sí viendo que la mayoría del dineral presupuestario va a llenar los bolsillos de futbolistas y representantes, amén de constructoras y amiguetes.

Evidentemente y ya puestos a recibir emails pidiéndonos más pasta, uno se pregunta por qué leches no recibimos, por ejemplo, unos cuantos desde el departamento de marketing del club con las últimas novedades de la tienda oficial, como los recibimos del Sankt Pauli, Celtic o cualquier otro (hagan la prueba a suscribirse), y por qué las ventas en este aspecto no suponen un gran porcentaje de los ingresos del club, cuando se supone que tenemos tantos miles de hinchas allende nuestras fronteras y cuando tenemos un buen “producto” que vender, la filosofía (risas aquí). O por qué el Athletic no cuenta con una página dedicada en exclusiva a la tienda con un subdominio propio, como todos los clubes de primera. Aunque vistos los diseños o vista la web oficial (seguimos esperando que sea responsiva, señor Webmaster), casi mejor que no.

Nos pusieron publicidad en la camiseta, nos subieron las cuotas, nos colaron lo de los VIP, nos relegaron a una esquina minúscula, y nos van a seguir colando todas sin ninguna contrapartida, y eso siendo tan extremadamente torpes en la gestión de algo tan básico para un club de fútbol como su merchandising.

Hace poco hemos sabido que el Atlético de Madrid, nada más y nada menos, va a poner en marcha una grada con abonos a 200€ para la temporada que viene en su nuevo estadio. Aquí seguimos esperando noticias de Ibaigane al respecto. De los abonos y de la grada popular.

Mientras esperamos, aprovechamos para reflexionar sobre el papel social del fútbol que predica la Fundación Athletic.

Entren con todo [JUSTIZIA IÑIGORENTZAT!!]

Con esta demoledora frase, el Bilardo de la comisaría de Deusto daba orden de arrasar el callejón de María Díaz de Haro. A pelotazos, directamente. Sin razones previas, como todo Bilbao sabe. Y ojo, no contentos con eso, y sin necesidad de decir un “pisalo, pisalo!” por radio, algunos de sus chicos se dedicaron a maltratar, acosar y amenazar a los amigos de Iñigo y a Laia con el cuerpo de Iñigo todavía sobre el frío suelo del callejón. Conviene recordar estos detalles cuando las hienas sacan sus dientes a relucir.

Porque, señor Pastor, usted no estuvo allí. Probablemente estaría cenando alegremente con su familia, de potes con amigos, fumándose un habano pagado con los impuestos de, entre otros, Manu Cabacas y Fina Liceranzu, o considerando el talante que ha mostrado en la prensa últimamente, disparando a las palomas en el parque parapetado tras un arbusto. Sin embargo, en Bilbao, antes y después de los partidos, y especialmente esa noche, el callejón es frecuentado por miles de hinchas, todos ellos testigos directos de los hechos. Y que constituyen, con su relato, que es vox populi, la verdad de lo que allí ocurrió, por encima de intoxicaciones, sesgos interesados, paranoias colectivas (probablemente inducidas por el excesivo consumo de batidos proteicos) made in Esan o actuaciones judiciales que avergüenzan a todos los ciudadanos del Botxo.

Resulta curioso que alguien que ha tenido que llevar escolta y ha sufrido la pérdida de compañeros resulte tan grotescamente carroñero, pueril y malnacido ante un caso como el de Iñigo. Es de entender, no obstante, si atendemos a otros primeros espadas de su partido en la CAV, como Francisco I de Coscojales o, sobre todo, Rodolfo Ares. ¿Se imagina usted, señor Pastor, qué ocurriría si alguien de, pongamos, la izquierda abertzale (aberchales radicales para Ares) o un ciudadano cualquiera de la CAV sin afiliación concreta, dijera sus mismas palabras para describir y justificar la muerte violenta de un cargo del PSOE? ¿Si se inventara pruebas falsas, las vertiera en prensa, y utilizara a la familia del fallecido como saco de boxeo? ¿Le suena la Audiencia Nacional, el régimen de incomunicación, la prisión preventiva prorrogable, la dispersión? ¿La ley Mordaza, quizá?

Su poltrona queda muy lejos de las calles de Bilbao, afortunadamente para usted si valoramos la reacción que han causado sus palabras en la afición del Athletic. Pero puede estar tranquilo. Si algo ha demostrado la hinchada rojiblanca es un saber estar, un tesón y un aguante que, siguiendo el ejemplo de los familiares y amigos de Iñigo, no va a cejar en su empeño de justicia sin caer en las constantes provocaciones a las que son sometidos. Y no es fácil, créame. Se hace cuesta arriba intentar olvidar la actitud chulesca y mamporrera de los hombres de negro en San Mamés, la lejanía de la directiva de Josu Urrutia, la inexplicable tardanza en los juzgados, la no imputación de Ugarteko, la colaboración cómplice de algunos medios de comunicación, en fin, todo lo que ha ocurrido durante estos 5 años, que ya tenía precedentes y que era cuestión de tiempo que ocurriera. Cuesta horrores no arramplar a hostias con todo. No quiero ni imaginar lo que es estar en la piel de Manu o Fina.

Sea como sea, ya se ha ganado su hueco en la lista de personas non gratas de la Catedral. Zorionak. Es un título que llevan con orgullo personajes de la talla de Esperanza Aguirre, Javier Tebas o Francisco Franco.

Así que, parafraseando a algún político de actualidad, no nos queda otra que decirte: Nos vemos en el infierno, gángster.

Únete a la disidencia [ICHH a la asamblea]

*****¡ÚLTIMOS DÍAS PARA ENTREGAR TU FIRMA!*****

Como decía Eskorbuto, ya no quedan más cojones, ICHH a las elecciones. O bueno, mejor dicho, a la asamblea de compromisarios, ente que rige, a trancas y barrancas, el devenir del club de nuestros amores. No es ningún secreto que la gestión de Josu Urrutia ha sido mas que decepcionante desde el punto de vista social, especialmente en su vertiente graderil. Tampoco lo es que las anquilosadas y viejunas estructuras de poder de la provincia mandan con puño de hierro en las decisiones de calado de la entidad, léase, las económicas. Hoy, el club es un auténtico dinosaurio cuya paz social depende de que la pelotita entre. La participación real del socio tiende a cero y parte más bacalao un VIP o un patrocinador que cualquier bazkide.

17505174_1450019725032758_317072215036939861_o

En esta tesitura, y con una clase trabajadora que se las ve para pagar la cuota anual o que, dada la ausencia de abonos y/o entradas asequibles, hace eones que no pisa San Mamés, la ICHH, como coordinadora de taldes de la grada popular, pretende aumentar su representación en la asamblea para ser la voz de los que hasta ahora no la han tenido, al menos públicamente. En contra, por cierto, de lo que quiere la directiva del club que, de nuevo, intenta reprimir toda expresión contraria a sus ideas. Tanto es así que ha prohibido a la ICHH repartir hojas informativas dentro de la grada. Así se las gastan.

Sea como sea, los objetivos de la ICHH son varios. Ejercer de contrapoder, pelear por una grada popular más amplia, la vuelta de los abonos, precios razonables acordes a la situación económica, más transparencia, más participación de la masa social en cuestiones vitales o traer el debate sobre safe standings, entre otros.

Así que ya sabes, si quieres que haya una voz más diversa en la asamblea, que el futuro del Athletic no dependa únicamente de las decisiones de los 300 de Abando, que las constructoras no se forren a tu costa y que los VIP no se beban hasta el agua de los aspersores, puedes ponerte en contacto con la Iñigo Cabacas Herri Harmaila en Facebook, Twitter o email.

Y como hemos empezado con punk, a acabamos con punk. De ti depende, tú eliges.

[Harmailatik] San Mamés fue un clamor por Iñigo Cabacas

Ni el horario, ni el día, ni Lakua, ni Ibaigane fueron impedimento para que San Mamés, de nuevo, fuera un auténtico clamor pidiendo justicia para Iñigo Cabacas. La ICHH había repartido 10.000 cartulinas a tal efecto, y una afición rojiblanca, harta, cansada y hastiada dio buena cuenta a quienes estuvieran en el palco o delante del televisor. Un minuto 28 que dejó bien patente todos estos sentimientos. No creemos que políticos y demás vayan a rectificar un ápice la actitud tan rastrera que han mostrado hasta ahora y de la que han dado vomitivas muestras recientemente.

17795947_1462842873750443_4959730129566968427_n

Nos referimos, claro está, a las declaraciones de Pastor (PSE, socios de gobierno del PNV), asegurando que si la Ertzaintza no hubiera sido recibida con botellas y pedradas, probablemente, no se hubiera producido la carga policial”. Es más, enmarca la muerte de Cabacas tal como sigue: Como se había generado en este país, en determinadas partes de la sociedad, una especie de cultura del odio, entre ellos, a la Ertzaintza, eso provoca situaciones indeseables”.

Es difícil ser más canalla y vil. Y eso viniendo de un partido que respaldó a Ares, máximo dirigente político del dispositivo que mató a Cabacas. Un Ares que después trató de falsificar lo ocurrido mareando con porras extensibles que sólo existían en su imaginación. Un PSE que se ha hartado de pedir que no se politice la muerte de Cabacas nos viene con justificaciones políticas de baratillo, intentando desviar la atención y eludir su responsabilidad. Bien saben, además, que la policía jamás cargaría en un batzoki o casa del pueblo.

Otros que hacen el juego al poder en esta “mini” batalla del relato son los comentaristas de Bein Sports. El clamor de San Mamés fue tal que en la retransmisión en directo Santiago Segurola se vio obligado a decir que se estaba recordando el “fallecimiento” de Iñigo Cabacas. Ni una palabra sobre quienes ejecutaron tal hazaña, como si le hubiera caído una teja. Nada más salió de su boca, ni de la de Xabier Mendia ni del resto de contertulios, supuestos eruditos a los que les suponemos cobardía y no desconocimiento, pues son los mismos que no escatiman en peroratas sobre el tipo de jugador que fue Quique Sánchez Flores o sobre lo interesante que es el Thinking Football. Hablando de la Fundación, ¿dónde está? ¿Qué hace cuando matan a un hincha de su propio club? ¿Reflequé?

Claro que lo de la Fundación y demás nos cuadra perfectamente, sobre todo teniendo en cuenta la caza a la que se dedicó la Ertzaintza y la seguridad del club en las inmediaciones de La Catedral y en los accesos, identificando a los que repartían carteles e intentando impedir su introducción (en vano, la voluntad popular es imparable), sumado todo ello a las coacciones habituales, pues todo entra en un guión perfectamente interpretado por los diferentes actores de una misma película. La ICHH lo denunciaba en Redes Sociales.

17796408_1424173047653092_8958807654784470017_n

Es decir, cuando el club asegura que no tiene que decir absolutamente nada sobre Cabacas y que deja hacer a la justicia (su puta justicia, la burguesa a los servicios de policía y establishment, huelga recordar), pero luego monta y ampara todo este circo coartando la libertad de expresión de su propia masa social, lo que está haciendo es posicionarse claramente con aquellos que, lejos de querer hacer justicia, desean condenar a Cabacas al más puro silencio y ostracismo. ¿Merece la pena ser socio de un club que trata así a sus hinchas?

Si de alguna manera podemos resumir estos 5 años, ¡5!, que llevamos esperando una sentencia, es con la sensación de hartazgo total. Hartos de amagos que no van a ningún lado, hartos de jueces, políticos, responsables policiales, “sindicatos del crimen” de la policía autonómica y demás calaña. En definitiva, hartos de ver cómo intentan escurrir el bulto y tapar bajo la alfombra un asesinato que va a quedar impune, más allá de castigos administrativos que pudieren darse.

Ojo, no hemos sido nosotros los que hemos trazado una línea roja bien clara, con Iñigo o contra él. Han sido “ellos”, los violentos, los represores, los ocultadores de pruebas o los medios que les amparan (con plumillas de Vocento a la cabeza), todavía hoy. Y esa línea marca claramente el camino y la actitud que desde el 5 de abril de 2012 en adelante nos guía. Cero credibilidad y cero respeto por quienes pueden asesinar impunemente sin necesidad siquiera del más mínimo arrepentimiento mientras, para más inri, “ellos”, sus amos, nos sermonean a los demás con suelos éticos. O se usa la misma vara de medir para todo o el mensaje que cala en la sociedad es el de la hipocresía total.

Poco más podemos añadir, excepto otro (y son ya demasiados, señoría) abrazo fraternal a unos familiares y amigos que bien podrían ser los nuestros, o los de cualquiera que pisara aquel día aquel maldito callejón.

JUSTIZIA IÑIGORENTZAT

17622095_1454637604570970_5109285914329917562_o