La previa: Athletic Club – Real Madrid

Siempre es especial que nos visite el Real Madrid. ¿Por qué? ¿Porque les tenemos ganas? ¿Porque es el equipo del Régimen? ¿Porque mola ganarles? Pues sí, pero lo más importante, porque tradicionalmente ha solido caer en un horario cojonudo. ¿Y cuál es la consecuencia de eso? Que el ambiente suele ser eléctrico.

ambiente_realMadrid

En esta ocasión, el señor Tebas (¿o habrá sido Tito Floren?) ha sido generoso y nos ha puesto el partido un domingo a las 21, con lo que el personal llegará calentito al campo, y eso nos gusta más que un billete de 50. Porque al final te das cuenta de que, independientemente de lo que pase en el césped, ese horario te da opción a montar un plan alrededor del partido que te hace pasar un buen día. Y es que seamos sinceros, viendo los resultados de los últimos años y la diferencia que hay, ¿qué esperanza real tenemos de sacar adelante el partido? Pues pocas. Pero en conjunto, el día sale curioso. Si ganas y les puedes vacilar, pues todavía mejor.

Con la actual situación en la tabla hace que el domingo se junten todos los ingredientes para vivir una noche que puede dar mucho de sí. Vamos, para que les quede claro en la capital del Reino, que nos la trae floja que vengan los Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Jesé (futuro balón de oro…), o que el árbitro sea tal o Pascual, que nos la suda que sean el Real Madrid. Son mero atrezzo, un cero a la izquierda, o como diría el Reno Renardo, un triste bigotito sin Aznar. Lo que nos gusta es que vamos a comer bien, a beber mejor y sobre todo, a cantar como posesos y que al final del día pensemos: “joder, qué bien me lo he pasado”.

San Mamesambiente

Así que como dice la vieja canción de la grada: “…¡beber, cantar y disfrutar, borrachos bajo el Sol, el morón que hay que pillar, cuanto más grande mejor! ¡Athletic!”

Anuncios