Copa del Buey, devaluación total

Decía el Tata Martino que el Camp Nou estaba despoblado (30.000 espectadores) en la semifinal de Copa contra la Real Sociedad porque el partido era un miércoles a las 22, y que si él tuviera que haber currado al día siguiente, tampoco habría ido. Y vamos nosotros, y nos lo creemos.

Camp_Nou_copa

La afición del Barça, prima hermana de la del Real Madrid e igual de soberbia, prepotente y veleta, no es que pierda el culo por ir a ver toda una semifinal de Copa contra un rival de entidad, el 6º clasificado de la Liga y con buen plantel. Ése es el respeto y la estima que tienen por sus rivales. Y por su propio equipo: “Oh le le, Oh la la, ser del Barça es el millor hi ha”, pero sólo en la final. Porque lo único que ansiaban era el circo que se montará allí, otro clásico, otro partido del Siglo y del Milenio, otra mierda más que tragar. Y ahí sí que perderán hasta el pelo por conseguir una mísera entrada, a precio de oro, para asistir otra vez a un espectáculo que cada vez es más vulgar. Las eliminatorias eran un mero trámite.

La Federación y los medios de comunicación están que no caben en sí de gozo. Menudo pastón. Van a tener tiempo de sobra para preparar al gran público para otro duelo en la cumbre, otra batalla en buena lid, otro Goliath contra Goliath que ya aburre a los muertos y que llena titulares casposos. Y como trasfondo, la sospecha de que se quería llegar exactamente a esta final. Vistos los arbitrajes, podemos pensar cualquier cosa.

Pero no debemos olvidar que todos participamos de esta farsa, y que habríamos vendido a nuestra abuela por ir a la final en caso de un Barça – Athletic, perdida de antemano, por cierto. Y habríamos aguantado la misma brasa de EiTB, TeleBoina y la caverna mediática unionista hambrienta de titulares como “los vajcoj pitan a Su Majestad”, “Athletic = ETA” o “Artur Mas intenta violar al Príncipe en el palco”.

rey_elefante_caricatura_kikelin

La competición está totalmente devaluada y carente de interés, poco público, poco beneficio económico para unos clubes que la desechan de primeras para interesarse sólo en caso de llegar a cuartos, la competitividad es de risa, viendo que el Racing, de Segunda B y en su situación, ha llegado a donde ha llegado a doble partido.

Como referente, las competiciones inglesas como la FA Cup o la Copa de La Liga, donde aficiones de equipos de la Second Division llenan Wembley orgullosos de su equipo y su ciudad, e incluso ganan. Queremos eso. No esta bazofia para consumo de los lerdos de turno. Como no podría ser de otra manera, promoveremos y apoyaremos el boicot más absoluto a ese “partido de fútbol” entre Real Barcelona y Fútbol Club Madrid a beneficio de los jerifaltes federativos, televisivos y potativos. Esperemos que haya muchos lesionados.

¡Que se monten ya una Liga sólo para ellos!

¡Que se besen! ¡Que se besen!

¡Que se besen! ¡Que se besen!

Anuncios