Athletic Club – Espanyol: La contracrónica

Escaso ambiente en San Mamés en un partido en que el equipo se jugaba afianzarse en el cuarto puesto. Al descanso nos fuimos 0-1 y lo único digno de mención de la primera parte fue la ovación a Gurpegi, lo cual demostró que los espectadores seguían vivos, que si no animaban era porque no querían. Cuando el capi logra empatar poco nos dura la alegría: 1-2 y a partir de ahí algo de empeño pero nula efectividad. Urge espabilar o nos comen la tostada.

Imagen de la tribuna de San Mamés ayer a 10 minutos del final

Imagen de la tribuna de San Mamés ayer a 10 minutos del final

Hay que subrayar el “Undiano, a la nevera“, un cántico cachondo e irónico dedicado al árbitro y que caló rápidamente. Mucho más elegante que acordarse de su madre o lanzar un bote de gas lacrimógeno como en El Madrigal, dónde va a parar.

Para acabar, decía Valverde en rueda de prensa que “a veces perder un partido viene bien“. Nosotros creemos que “ganar todos los partidos siempre será mejor”, pero es él quien entiende de fútbol y no nosotros, con lo que respaldamos al míster al 100%. Esperemos que ante el Betis nos venga mejor ganar, para así de paso sentenciar más si cabe al equipo de Lopera y al Cristo del Gran Poder.

Anuncios