Manifa por Iñigo: la contracrónica

Muchas han sido las noticias sobre la manifestación y los actos del sábado. Menos de las que nos gustarían, dicho sea de paso.

Fue un día de contrastes. Mucha solidaridad, desde grupos de hinchas antifascistas de todo el Estado a músicos, ciudadanos, hinchas del Athletic y sobre todo, los incansables familiares y amigos de Pitu, con un saber estar y una dignidad que es digna de admiración. Para todos ellos nuestro más sincero reconocimiento.

No queremos decir nada que ya se haya dicho. Los que han querido y podido estar han estado, y los que no han querido, se han escondido en las cloacas. Como siempre. Pero llama la atención la nula representación del Athletic Club. Creemos que debería revisar de arriba abajo todas sus guías de actuación desde el punto de vista humano, porque no se entiende que no hayan dado noticia desde Ibaigane desde aquella escueta (y forzada) nota que publicaron hace ya dos años. Contrasta con sus actuaciones tan sentidas en otras ocasiones. No lo entendemos, pero allá cada cual con su conciencia.

Sabiendo además el impacto que podría tener cualquier actuación en este sentido, que sin duda ayudaría a la difusión del caso.

10175064_10152321003824304_4763268629344603463_n

Para más inri, los amigos del Correo, otra vez haciendo de abogados del diablo, dan una cifra de medio millar de asistentes a la manifestación bajo una foto que claramente muestra otra cosa. Puede parecer un detalle baladí, pero cualquiera que les conozca sabe que no lo es. Qué manera más poco sutil de restar importancia a una movilización que sumó bastantes cientos más (menos de los que nos gustaría, también es cierto). Por otro lado, Deia y EiTB en su línea. Los medios del establishment guardaron su artillería de propaganda y dieron la noticia de refilón y a otra cosa mariposa. ¿Somos los únicos que pensamos que hay muchos interesados en pasar página y que moleste lo mínimo este asunto? ¿Tan incómodo es pedir justicia para un inocente asesinado por un policía cabrón, que recibió una orden de un mando cabrón, a su vez ordenado por un político cabrón? Porque en otras ocasiones les ha faltado tiempo para estar detrás de una pancarta. Cualquiera podría pensar que lo único que les motiva es el rédito político que sacan de ello… ¿no?

Sí, ya sabemos que algunos pensaréis: “ya están estos pesados otra vez con sus conspiranoias, aprovechando las circunstancias para criticar”. Pues os diremos que, tras lo vivido ayer, desgraciadamente, tenemos la certeza de que si los amigos y familiares de Iñigo, las hinchadas y la plataforma de apoyo no se estuvieran movilizando, los políticos ya habrían enterrado este tema en lo más profundo de su vergüenza y los medios ni lo habrían mencionado.

Estamos más que cansados de las lágrimas de cocodrilo de políticos, medios y demás chusma. Queremos justicia. Y la queremos ya.

Aprovechamos para hacernos eco de la kalejira que irá desde el callejón hasta San Mamés el lunes a las 21.

10168232_440517766085777_637498897497883423_n

 

Anuncios