Athletic Club – Málaga S.A.: la contracrónica con Peter Pan

El partido, a priori, prometía algo más de tensión y pelea, pero en un movimiento perfecto de Aduriz dejando atrás el marcaje, se encarriló en el minuto 3. Resultado corto en una primera parte que sinceramente, se hizo larga, aunque con ocasiones y una superioridad total del Athletic.

Nada más empezar la segunda, nuevo zarpazo de Aduriz en una jugada de manual. Si además llega a marcar la jugada de la vaselina y la de la volea, le sacan a hombros del césped. El tercero fue la guinda del pastel. Muy floja la defensa visitante. Y es que corría ya el minuto 60 cuando el tercer gol hizo despertar a la tribuna, que hasta entonces solo se había levantado del asiento para celebrar dos goles y cenar el bocadillo. Entonces sí, con la inercia del resultado, el cuarto puesto en la tabla, los 6 puntos sobre el quinto y los tres goles de diferencia en el marcador, consiguieron espabilar a más de uno para que entonase Aida. No sabemos qué más hay que tener a favor (si es que hay que tener algo a favor) para ir al campo y animar un poquito.

peter-pan

 

Pero ayer, los marcajes que no le hicieron a Aduriz, parece que se los hicieron a Koeman, al que le salió una sombra con vida propia, como a Peter Pan. Sinceramente, no entendemos que tenga que soportar esto, porque lo único que estaba haciendo era arengar a la grada, como siempre hace con muy buenas intenciones. No es que fuera con una recortada a disparar a un delantero del Málaga… Tan ridículo resultó el marcaje, que su sombra se ganó el cántico del día: “¡Y el de la chupa qué!“. En fin, alguien debería reflexionar sobre estas cosas, pero conociendo el percal, lo dudamos. Qué trabajo tan anodino tiene que ser el suyo, la próxima vez a ver si le pinchan el hilo musical por el pinganillo o se hace un sudoku, y deja de hacer esto…

Para terminar, lo más reseñable fuera del verde, fue el recuerdo para Iñigo Cabacas. Mucha gente en la kalejira, con gritos constantes pidiendo justicia. Finalmente, la pancarta fue introducida, y desde la grada salieron constantes cánticos reivindicativos. La nota negativa, pues cuál va a ser. En un partido al que acuden 35.000 personas, fueron a la marcha unas… ¿1.000? No se entiende que mientras hay un hincha asesinado y está pasando lo que está pasando con el caso, los aficionados que estaban bebiendo en los bares por donde pasaba la marcha no se sumen y miren como las vacas al tren, eso sí, con el móvil en la mano para grabarlo. Nunca pensamos que la sociedad y la afición de Bilbao sería tan mansa y conformista… una pena.

ATHLÉTIC BILBAO - REAL MADRID

En definitiva, día de contrastes. Sublime en lo deportivo y en la solidaridad de parte de la afición con Iñigo. Animación más que decente en la grada y ambiente frío en la tribuna, con algunos arranques a partir del tercer gol. Estamos a un pasito de Champions, todo apunta a que el día 27 a las 19, contra el Sevilla, podemos sellar el pase definitivo.

Anuncios