Bolkestein ficha por el Athletic

No, Bolkestein no es un nuevo delantero fichado por Urrutia pasándose la filosofía por el arco del triunfo. Ya os gustaría a los que pedís el fichaje de Griezmann.

¿Quién es ese tal Bolkestein entonces, entra en la filosofía? Pues no, es un político neoliberal holandés que da nombre a la directiva europea que permite la libertad de establecimiento y la libre circulación de servicios entre los Estados miembros de la Unión Europea. Dicho brevemente, cobertura legal para la movilidad de empresas y trabajadores por Europa. Algo a priori muy bonito pero que en la práctica provoca que se impongan los convenios laborales de peores condiciones, los vigentes en Europa del Este normalmente, y que el currela local se enfade con el currito extranjero “que le quita el trabajo” en vez de con la patronal y sus perritos, los políticos neoliberales que impulsan leyes de este pelo. En teoría no está permitido que un polaco trabaje en Bilbao en base al convenio de su país natal pero hecha la ley hecha la trampa, ya que una empresa puede contratar currelas haciéndolos pasar por falsos autónomos y pagarles una miseria. Todo legal.

Bolkestein1

¿Y qué relación tiene esto con el Athletic o San Mamés? Pues muy clara, es la directiva que permite que trabajadores portugueses trabajen en el nuevo estadio en unas condiciones deplorables afectando asimismo a las condiciones y derechos de los trabajadores locales. Gobierno Vasco, Diputación y Athletic tienen mucho que decir al respecto pero callan porque los derechos laborales de los trabajadores entran en colisión con los intereses económicos de los amigos del partido (enlace), de ahí que se beneficien de la esclavitud laboral.

Irónicamente recordamos cómo la Fundación Athletic nos ilustró mediante video documental con la experiencia de los hinchas del Union de Berlín que reconstruyeron su estadio con sus propias manos. Igual el Athletic esperaba mano de obra gratis y al no encontrarla ha optado por la opción que más se le aproximaba. Como la Fundación anima a la reflexión se nos está ocurriendo rodar un documental denunciando cómo se ha levantado San Mamés. ¿Lo emitirían en el próximo Thinking Football?

Ya sabemos que nos van a acusar de politizar el impoluto, apolítico (risas de fondo) y limpio club del que formamos parte, como si apoyar, aplicar y sacar beneficio de esa directiva no lo fuera. Encima, cualquier crítica, incluso una tan grave como que el club de tus amores explote indirectamente trabajadores, es entendida por algunos aficionados como un ataque al club. Por favor, ¿te gustaría y aceptarías, como currela y athleticzale, trabajar en tales condiciones?

Nos apena que estas cuestiones no se tengan en cuenta a la hora de juzgar el papel desempeñado por una directiva y un gobierno, pero bueno, considerando el espectáculo circense que rodea al equipo, como la renovación de Muniain, no nos extraña. Cortinas de humo, lo llaman.

Así que hala, a disfrutar del nuevo coliseo y el nuevo pan y fútbol que aplican los herederos del Régimen. Y sin preocupaciones que nos afeen el espectáculo.

Anuncios