Casados VS Solteros: La contracrónica

Después de la pachanga anterior, el equipo de los solteros rendía visita al de casados, a priori más gordos, calvos y feos. Subestimar al rival nunca fue buena idea, y menos cuando se va de resaca. Los casados sorprendieron con un juego resultón, la experiencia siempre es un grado, aunque la caraja de los solteros hacía que les fuera fácil crear ocasiones. Vendrían de gaupasa, a juzgar por el juego desplegado y la cantidad de pases errados.

Resacon

Cualquiera podría pensar que los casados no la meten en caliente, pero nada más lejos de la realidad. Un par de despistes en la marca y dos bacalaos en contra. Tuvieron alguna oportunidad clara más, pero ya se sabe, con la edad se sufren gatillazos y no acertaron. Lo que no se esperaba es que los solteros no metieran ni una ficha. Se debe pillar mucho en Bilbao, porque de hambre no parecen sufrir.

Tras una primera parte en la que solo dos solteros demostraron que saben meterla en ocasiones aisladas, la segunda fue como irse de despedida de soltero a Yemen.

Poco más que añadir.  Tenemos un equipo de solteros que parece el club del jubilado de Benidorm.

Anuncios

Un comentario en “Casados VS Solteros: La contracrónica

  1. Pingback: Casados VS Solteros: La contracrónica |

Los comentarios están cerrados.