De la mítica General a un San Mamés sin banderas

Día de Champions League. Eres un athleticzale, socio, que acudes a todos los partidos, desde un Athletic – Napoli de previa de Champions a un Athletic – Oviedo de dieciseisavos de Copa. Con toda la ilusión del mundo, confecciones tú mismo una o varias banderas a la vieja usanza, con el emblema de tu peña, tu jugador favorito o un eslogan vacilón. Te diriges a San Mamés pensando en lo bien que va a quedar la bandera colgada del balcón del tercer anillo, ése que la UEFA deja libre de publicidad con una lona roja y que hace las delicias de los banderófilos.

123456

Tomas unos potes y después de entrar sin ningún problema al campo, te acercas a la barandilla y cuelgas tu bandera. Kontxo, qué bien queda y cómo recuerda al ambiente que se respira en Inglaterra. Joder, con que se anime más gente, esto parecerá Anfield. Por el rabillo del ojo ves acercarse a los miembros de seguridad. Algo no cuadra. La bandera es legal, no es ofensiva, pero algo te dice que te van a obligar a quitarla. Efectivamente, eso sucede. Pides explicaciones, y por el walkie el miembro de seguridad lo consulta. La respuesta, tan ambigua como poco concisa: “normativa UEFA”. No te lo puedes creer, has visto imágenes de Inglaterra, Alemania, Italia, Francia, todos ellos países celosos con la seguridad en sus estadios que permiten las banderas.

Te resignas y la guardas. Casi mejor, has escuchado que otros que han insistido se han llevado una amenaza de expulsión y multa.

Esto, amigos lectores, es lo que ocurrió a varias peñas y cuadrillas el día del partido del Shakhtar en San Mamés. Después de ver cómo los ultras del Napoli trajeron más banderas que hinchas a nuestro estadio, perdón, a nuestro 20% de estadio. La explicación del club a la prohibición total de banderas en el tercer anillo es una supuesta normativa UEFA, de la que no han dado más detalles. Como no lo han hecho, nos ha dado por echar un ojo a la página de la UEFA. En este documento: http://es.uefa.org/MultimediaFiles/Download/uefaorg/Stadium&Security/02/11/78/29/2117829_DOWNLOAD.pdf, se alude en este párrafo a dos normativas completas sobre seguridad:

Todos los estadios utilizados en las competiciones UEFA deben cumplir el Reglamento UEFA de seguridad y pre- vención de riesgos (UEFA Safety and Security Regulations http://www.uefa.com/newsfiles/551778.pdf).Otra publicación de referencia muy valiosa es la Guía de seguridad en campos de deporte (Guide to Safety at Sports Grounds http://www.safetyatsportsgrounds.org.uk/sites/default/files/publications/green-guide.pdf, conocida como la «Guía Verde» o Green Guide) elaborada por la Scottish Office del Gobierno del Reino Unido. Es extremadamente importante que los promotores del estadio y sus socios estén muy familiarizados con estas publicaciones desde el inicio del ciclo del proyecto.

Después de echar un vistazo, como esperábamos, no hay ninguna alusión explícita a una prohibición total de banderas, a no ser que éstas supongan un peligro de seguridad, inciten a la violencia o contengan mensajes racistas. Aún así, si el club tiene a bien aclarar qué punto es el que incumplen los socios, estaríamos muy agradecidos. Sabemos que no son muy amigos de dar explicaciones a la afición, pero bueno, en aras de cumplir Gure Estiloa, no estaría de más. Y además, ¿qué es lo que teme el club? ¿Por qué tanto celo y censura en un tema que es totalmente inofensivo? ¿Por qué escudarse en supuestas normativas de la UEFA, cuando leyendo las distintas normativas no hay ni un solo punto que incumplieran las banderas que se retiraron?

Curiosamente, dando una vuelta por la galería de imágenes del partido en la página oficial del club, dos de las banderas retiradas aparecen colgadas. Es decir, por un lado amenazamos a los que las cuelgan y no queremos banderas, y por otro hacemos uso de ellas para que San Mamés parezca un estadio normal con hinchas normales en un partido de Champions. Muy coherente, sí señor: el mismo club que prohíbe que se cuelguen banderas es el que luego pone una foto en la web oficial, demostrando de facto que incumple esa supuesta normativa.

10527882_10152865948273304_1745833678425795973_n

Llegados a este punto, nos preguntamos. ¿Qué tipo de hincha quiere el Athletic entonces? ¿El hincha que se deja 2.000 pavos en ir a Bielorrusia en el avión del equipo, el que ondea la bandera de El Correo, el que levanta la bufanda de San Miguel y el que se sienta tranquilo en su asiento a no ser que sea para hacer un minuto de silencio? ¿O el hincha que se curra sus propias banderas, sin más ayuda que su propio ingenio con el único fin de aportar colorido y buen ambiente al campo? ¿No puede ser que ambos perfiles sean compatibles? Quién iba a pensar que acabaríamos así si nos lo cuentan hace 20 años, cuando la grada estaba repleta de pancartas.

Íbamos a decir que esperamos una respuesta positiva del club, pero no tenemos mucha esperanza. Ya nos han acostumbrado. Mucha palabrería de cara a la galería y cero compromiso con el aficionado a la hora de la verdad. Los bandericidas y gradicidas del palco no tienen mucho crédito ya.

Grissom

Anuncios