Euzkadi – España: Habemus partido

Pronto llegarán las Navidades y con ellas el evento futbolístico y mediático con más carga sentimental y menos seriedad del país. Un año más las autoridades pondrán el foco en el kalimotxo y las bengalas de la grada, que como todo el mundo sabe son el único y verdadero obstáculo para la oficialidad, y por otro lado en el ambiente festivo que se vivirá durante el día, no vaya a ser que el partido parezca serio y la intención de obtener la oficialidad también.

Para intentar llenar el estadio y hacer caja, no vaya a ser que el fútbol desaparezca en Vascongadas, la federación de la CAV está intentando encontrar un adversario “de altura”, no sabemos si Nepal o Andorra, para el tradicional partido navideño de nuestra selección. Tras intentar seducir a la bélica y derechosa Ucrania, se busca rival mediático como para generar suficiente expectación y que no se vean calvas en las gradas, que hace feo.

EusEsp1

En Alabinbonban hemos pensado, visto el ímpetu con el que  la FVF, Ayuntamiento, Diputación y Gobierno Vasco han acogido la elección como sede de la Eurocopa, que el mejor rival posible para ir entrenando la pose oficial al lado de Felipe VI, es España. Los chicos de Del Bosque siguen de capa caída tras perder ante la pujante potencia futbolística que conforma Eslovaquia, y “nuestra” federación siempre trae combinados a los que se pueda golear fácilmente… y si no el árbitro alarga la pachanga hasta el minuto 97.

Piensenlo, todo son ventajas: éxito mediático, comercios abiertos haciendo el agosto, y un viaje cómodo y fácil para la afición contraria. La parroquia local, por su parte, sacará pecho: Imanol Pradales contando euros, José Luis Bilbao y Areso cogidos de la mano en el palco y Urkullu promocionando su propuesta de soberanía compartida. Y es que un Euzkadi-España en provincias traidoras y arbitrado por, pongamos, Eloy Velasco, que para eso es de Bilbao, sintetizaría a la perfección su ideario.

Piensen también en la redacción de El Correo Español. Su despliegue mediático para La Roja versus el despliegue propio de jaias de Uribarri para la Euskal Selekzioa podría crear un trastorno bipolar a Agiriano y compañía. Por no hablar de los titulares de Marca o As o cualquier plumilla de la caverna. ¿Y el merchandising? Bufandas a medias como los paraguas del Foro Ermua, banderines conmemorativos, camisetas de los dos conjuntos con el nombre de Llorente… las posibilidades son infinitas.

13184597

Además Bilbao cuenta con las experiencias del mundial de basket, saltos Red Bull, festivales musicales o World Series, y esto no sería más que un simulacro de lo que vendrá a ser en el 2020. Desde los despachos de Lakua seguro que no quieren dejar pasar la oportunidad para demostrar su contrastada valía detrás del pasamontañas, que deseosos de sacar pecho están los de negro.

Una vez más, que tiren de manual. Y, oye, si al final viene España sólo esperamos que Piqué no deserte de La Cosa. Queremos ver fútbol, no política.

Anuncios