Iñigo, hermano, nosotros no olvidamos

Después de meses esperando impacientemente nuevos avances en el caso de Iñigo Cabacas, sus aitas, Manu y Fina, estuvieron en Telebilbao y EiTB. Dejamos que cada uno saque sus propias conclusiones de las diferentes intervenciones en la televisión pública vasca (enlace)

pfv-familia-cabacas_foto300x168

Como siempre, nos quedamos sin palabras cuando escuchamos a Manu y Fina describir los días de los hechos y lo que han tenido que sufrir. No nos podemos olvidar de la amama de Iñigo, que como recordó Manu, falleció 2 días después de conocer la muerte de su nieto. Cuánta valentía y saber estar tienen, y qué vergüenza nos da que ante tal ejemplo de dignidad, los políticos y representantes de este pueblo les hayan condenado al ostracismo. Se nos revuelve el estómago de ver los vanos intentos de Anasagasti de trasladar la responsabilidad al PSE y limpiar la imagen de su partido y la repugnante frialdad de Paloma Zorrilla al volver a desviar la atención de lo que pasó realmente ese día, mezclando e intentando criminalizar a todo el que por allí pasaba para justificar la agresión de la Ertzaintza.

Porque si algo ha quedado claro es que desde el ámbito institucional no podemos esperar nada, a excepción de los grupos políticos del ayuntamiento de Basauri y su alcalde. Del resto, ni siquiera un gesto, ya que el ninguneo, desde el principio, es sangrante y doloroso. Desde altas instancias nos suelen hablar de ética, moral y civismo. Valientes hipócritas. Ha hecho falta que asesinen a un chaval inocente para ver las actitudes más rastreras, medidas y distantes de esta gente que se supone que representan la legalidad. En el caso de otras instituciones, como el propio Athletic Club, a excepción de algunas actitudes personales, como los jugadores con Gurpe a la cabeza, el resto ha sido lamentable, y es quedarse corto. ¿Tan incómodo es? 4 días tardaron en escribir una mísera línea por Iñigo, en contraste, por cierto, con la premura que han mostrado con el aficionado del Depor (goian bego) (enlace)

Por no hablar de lo que han tenido que sufrir algunos amigos del propio Iñigo. Vejaciones, presiones, provocaciones. Es decir, ya no sólo es que los policías actúen con corporativismo, y oscurantismo, es que se vienen arriba y tienen los santos huevos de andar provocando como si la calle fuera una discoteca a las 5 de la madrugada y ellos los machos alfa del lugar. ¿De verdad se pueden tolerar estas actitudes? Porque nos empieza a quedar claro que la única ley que conoce y practica esta policía y este gobierno es la omertá, la ley del silencio de la mafia siciliana.

Las aguas bajan turbulentas y la rabia se acumula cada día que pasa. Deberían ser conscientes de que tienen menos credibilidad y legitimidad cada minuto que pasa. ¿Desde qué posición moral va a venir un ertzaina a decirme cualquier cosa con estos precedentes? Porque el mensaje que nos han trasladado es claro: “da igual que te matemos en un callejón y no hayas hecho nada, no va a pagar nadie y vamos a joder a tu familia y amigos”. Sí señores, al final se reduce a eso. No se hace justicia y esta familia y estos amigos no encuentran el descanso que merecen.

resizer-php

Como no hay consuelo ante algo así, ¿qué podemos hacer a título individual para ayudar y poner nuestro granito de arena? En primer lugar, instamos a todos los socios y aficionados del Athletic a seguir los cánticos de recuerdo a Iñigo en La Catedral. Por otra parte, animamos a todo el mundo a sumarse a cualquier campaña, iniciativa o manifestación que se convoque en su recuerdo o exigiendo justicia. Emplazamos asimismo al Athletic Club a bautizar oficialmente a la grada norte con el nombre de Iñigo. Por último, no dudéis en mostrar en San Mamés cualquier tipo de pancarta, bandera, bufanda o material relativo a Pitu que tengáis.

Bjck7_JIcAAl-Rc

No vamos a parar hasta que se haga justicia.

IÑIGO CABACAS, GOGOAN ZAITUGU!

** Para solicitar algún material, os podéis acercar al Bar Athletic.

Anuncios