Villarreal S.A. – Athletic Club: la contracrónica

Más de lo mismo. Derrota y a chuparla. Pero tranquilos, remontaremos. Mimbres y jugadores hay de sobra. Afición, pues bueno, de todo ha de haber, como en botica. Los hay que están tranquilos, los histéricos, los que pasan de ver los partidos fuera de casa siquiera por la tele sabedores de lo que va a ocurrir (y no es para culparles), los que se tiran de los pelos por haber dejado escapar a un chaval de Dax (Francia) fichado recientemente por el Lyon (¿por qué no se harán del Racing?) y los que quieren echar ya mismo a Valverde.

galeria69872

Sin querer se más papista que el Papa, cierto es que las declaraciones del mister en rueda de prensa se están volviendo esperpénticas. Ayer el amigo se disfrazó de maestro y le despachó notas al equipo, obviando su labor al frente de la nave. Lo más cachondo fue cuando le dio un “aprobado raspado” a la andadura del equipo en Champions. Txingurri, o la fina línea entre el chiste y la falta de respeto. ¿Se supone que el objetivo era quedar tercero en un grupo del montón? ¿Dar pena y lástima en Borisov? Joder, preferimos verdades a cuentos edulcorados.

Habemus Copa el miércoles. Veremos el once inicial y la actitud. Ojalá no se desaproveche la oportunidad de dar un golpe sobre la mesa y relanzar al equipo porque, sinceramente, la malsana tentación de que el equipo acabe tirando la Copa por la borda ronda por nuestra mente. Sí, tenemos tendencia a pensar mal. Ojalá nos equivoquemos.

Anuncios