Illarras y Garcías y viceversa

Si en el Real Madrid se bautizó como Zidanes y Pavones a aquella generación de fichajes y canteranos, en Bilbao, cada vez que vienen mal dadas, algunos repiten como loros los nombres de Illarramendi, Raúl García, Griezmann, Monreal y Azpilikueta. En su día eran los Mendieta, Xabi Alonso o cualquiera que entrara en la filosofía, aunque nos odiara a muerte,  fuera suplente o cobrara 10 millones de ficha. Los nombres de Roberto Ríos, Goikoetxea Kike Sola y hasta Beñat rondan por nuestra mente cuando la parroquia pide a gritos algún fichaje.

Viene la perorata predecida de la convocatoria de elecciones, con lo que nuestras entrenadas pituitarias huelen el hedor del oportunismo de algunos medios e intereses detrás de algunas noticias que han aparecido. De qué, si no, va a aparecer en Marca y As, medios fiables donde los haya (risas) y que no suelen reparar en nuestro club, la noticia en portada de la oferta por 25 millones de Illarramendi. ¿Alguien en su sano juicio cree que el Athletic puede ofrecer ese dineral en el peor momento deportivo de los últimos años? La posición para negociar con un tipo como Florentino es muy débil, con lo que sería un suicidio económico. Presidentes tontos y con el bolsillo flojo hemos tenido, pero esto ya sería excesivo, viendo además que vendría a ocupar un puesto que aunque no se está cubriendo con garantías, tiene muchos candidatos, entre ellos varios canteranos.

Gila

La intención de desgastar, aún más, a la directiva y desestabilizar el club sobrevuelan como un buitre leonado sobre las cabezas de los sufridos hinchas, que, ansiosos de victorias y tranquilidad, necesitan un revulsivo, sea en forma de dos victorias consecutivas o de un fichaje pomposo. Aunque tampoco es nuestra intención echar un cable a Urrutia o meternos en la pelea de gallos que se desata alrededor del club cuando se acercan elecciones.

Bajo el bombardeo mediático que está a punto de estallar de no mediar racha positiva, mientras algunos estamos a refugio confiando en una recuperación del equipo, otros prefieren estar en la trinchera exigiendo carísimos fichajes, despidos de entrenador, disparando a diestro y siniestro sin importar consecuencias. La guerra es la guerra, que diría alguno. Esperamos que en este fuego cruzado, lo más importante, el club y el equipo, no salgan mal parados por los bastardos intereses de los contendientes. Nosotros, al búnker, que se está calentito y seguro. Saldremos, como siempre, para animar, apoyar, alentar y cantar a nuestro Athletic. Sin necesidad de fichajes. Sin necesidad de circo. Sin necesidad de opio.

 

Anuncios

Un comentario en “Illarras y Garcías y viceversa

  1. Pingback: Illarras y Garcías y viceversa | AthleticBilbaoHooligans

Los comentarios están cerrados.