Entrevista a la Green Brigade, Celtic F.C.

  • Vuestro grupo sigue una estética, estilo y nombre que se identifica con el concepto ultra. ¿Sois los únicos que lleváis este estilo en Escocia o es algo que se empieza a extender por las islas?

A día de hoy, hay 3 grupos establecidos en Escocia que siguen el estilo de animación ‘ultra’. Son Green Brigade (Celtic), Union Bears (Rangers) y Bois (Motherwell). El Rangers también cuenta con otro grupo para generar ambiente llamado The Blue Order. Además de estos grupos, parece que hay algo de movimiento en los Hibs [Hibernian] esta temporada con un grupo llamado Hibs 1975. El Aberdeen ya no tiene ningún grupo organizado en su campo tras el declive de los Red Ultras. Fuera de estos casos, y apesar de que haya ejemplos sueltos de cierta organización en las gradas, no diría que haya más grupos que promuevan el tipo de animación ‘ultra’.

  • Aun siendo ultras, seguís teniendo, a nuestros ojos, ciertos rasgos característicos únicos de las islas, y en particular, del Celtic. ¿Se pueden compaginar bien los rasgos culturales locales o nacionales con un estilo, el ultra, que está invadiendo los estadios?

Creo que mantenemos bien el equilibrio. El apoyo al Celtic, en cultura y cánticos siempre ha sido un poco diferente al resto de Gran Bretaña. Por ejemplo, la cultura casual nunca llegó a despegar aquí como lo hizo en otras partes. Creo que hicimos un buen trabajo de implementar las cosas buenas del estilo ultra con el uso de los rasgos buenos de nuestra tradicional animación, como el colorido y las canciones políticas/rebeldes. Hay un buen equilibrio y parece que nos ha funcionado.

  • Fuera de Glasgow sorprende ver que en una ciudad escocesa haya un equipo cuya hinchada saque tantas banderas irlandesas y reivindique su cultura con tanta vehemencia. ¿Cómo se compagina la cultura irlandesa con el sentimiento escocés en vuestras gradas? En ese sentido, ¿cómo se ha vivido en Celtic Park el referéndum de independencia de Escocia? ¿Seguís a la selección?

Este puede ser un tema que divida y es imposible dar una respuesta de “blanco o negro”. Los hinchas del Celtic de antiguas generaciones, en mi opinión, se habrían considerado más irlandeses que escoceses. Esto es debido a una larga historia de sectarianismo en la sociedad escocesa proveniente del racismo anti-irlandés. Sin embargo, en los últimos años, con el inicio de la campaña por la independencia, ha surgido una especie de sentimiento de orgullo de ser escocés por todo el país. No afecta a nuestro apoyo ya que ya no es nada malo sentirse orgulloso de ser escocés. Es como si la gente estuviera cayendo en el hecho de que Escocia es tan nuestra como de los demás. Respecto al referéndum en Celtic Park, la Green Brigade ayudó facilitando un registro de votantes y también repartió panfletos fuera del campo apoyando el Sí. Viendo la respuesta aquel día, diría que la mayoría de hinchas con los que hablamos tenían la intención de votar Sí.

Personalmente, no sigo mucho a la selección nacional. Me he criado en la creencia de que el Celtic es lo primero y aunque me gusta que le vaya bien al equipo nacional, no me molesta lo más mínimo si pierden.

  • El fútbol en Glasgow siempre se ha identificado con sectarismo religioso, político e identitario, con una rivalidad que trasciende totalmente lo meramente deportivo. ¿Sigue siendo así? ¿Cómo se vive el día a día de esta rivalidad en los barrios de Glasgow? ¿Hay problemas?

Con el Celtic y el Rangers siempre será algo más que fútbol. Cada hincha, aunque vivamos juntos en la vida diaria, somos política y culturalmente distintos. Los del Rangers se auto-proclaman la ‘quintaesencia’ de los clubes británicos, cuyos aficionados destacan su protestantismo, mientras que los del Celtic han sido siempre vistos como los foráneos no bienvenidos.

Pienso que el derby, hasta la muerte del Rangers, se ha suavizado comparado con años previos, cuando había problemas continuamente por toda la ciudad debido al derby y también al alcohol. Dicho esto, jugaremos contra el nuevo Rangers por primera vez en febrero y siento que el odio está en una escala que no puedo recordar cuando crecí.

  • Para algunos analistas, el conflicto en Irlanda del Norte ha envenenado todavía más la ya de por sí amarga relación entre el Celtic y el Rangers. ¿Estás de acuerdo con esta teoría? Si es así, ¿hasta qué punto fue así?

Mi época en las gradas empezó en un tiempo cuando la situación en Irlanda ya no era tan volátil. Sin embargo, ‘The Troubles’ tuvieron definitivamente un gran impacto en las relaciones entre las hinchadas de Celtic y Rangers puesto que era básicamente una situación de guerra que afectaba a amplios sectores de las hinchadas de ambos equipos. Durante ‘The Troubles’, había recolectas para organizaciones de presos republicanos irlandeses en Celtic Park, como grupos de apoyo a presos y cosas así también había en Ibrox pero en el otro bando. Con los hinchas de fuera que venían cada semana desde Irlanda, junto con las conexiones familiares de aquellos que vivían en Escocia, la guerra era una parte de la vida real, tangible. Esto se añadió a la ya intensa rivalidad, convirtiéndolo el algo más que fútbol.

  • En las raíces de vuestro club está la mano del Hermano Walfrid, Willie Maley y muchas personas que imprimieron una ética especial. ¿Sigue siendo así? ¿Está el Celtic comprometido con su base social?

No. El Celtic es una S.A. con lo que el objetivo principal son las ganancias. Hay organizaciones de beneficencia, como la Celtic Charity Foundation que hace un gran trabajo pero el Celtic de hoy está a años luz del Celtic que concibió el Hermano Walfrid. Pero también hay un buen número de grupos del Celtic comprometidos con la promoción de los valores del Hermano Walfrid. Por ejemplo, en las dos últimas temporadas, y desgraciadamente en nuestros días, la Green Brigade ha organizado bancos de comida que tuvieron un gran éxito para el banco de comida local. Además, se han organizado noches benéficas durante todo el año con algunas organizaciones benéficas y en contra del racismo. También hay grupos como la Kano Foundation que llevan a distintos grupos de jóvenes a los partidos todas las semanas.

  • ¿Cómo vivisteis el descenso del Rangers? Por los vídeos que hay en internet, les dedicasteis cánticos, tifos y toda clase de mofas.

He de decir que el Rangers no descendió. El Rangers, como nosotros los conocimos, murió. Ya no existen. Por contra, se formó un nuevo club al que se le permitió evitar el proceso de espera que todos los clubes nuevos han de seguir para pedir su ingreso en la liga escocesa. Esto fue una vergüenza facilitada por los que dirigen el fútbol escocés.

De todas formas, nos los pasamos en grande vacilando al Rangers hasta su muerte. Para nosotros, era una institución plagada de intolerancia, discriminación y trampas.

  • En ese sentido, la relación entre Hearts y Hibs en Edimburgo se antoja similar. ¿Es eso cierto o hay algunas características inherentes a Glasgow que no se pueden extrapolar?

No podría decirte mucho sobre ese derby, pero como observador externo, definitivamente hay algunas similitudes entre aquello y Glasgow, aunque a una escala diminuta. Esto se hace evidente cuando ves muchas banderas irlandesas en el fondo del Hibs y Union Jacks en el del Hearts. Pero no me caen bien los Hibs, fueron ellos los que intentaron obligar al Celtic a quitar la bandera irlandesa del campo en los años 50. ¡Irónicamente, el Rangers apoyó nuestro derecho a mostrarla!

  • Centrándonos en lo deportivo, ¿cómo veis el nivel de la liga escocesa? ¿No se os queda pequeña? ¿Qué fue de aquel plan de integrar a los dos grandes equipos escoceses en la liga inglesa? ¿Estaríais de acuerdo llegado el caso?

Siendo honestos, el nivel de la SPL es flojo pero creo que hay margen para tener una liga emocionante y competitiva en Escocia. Todavía contamos con una de las asistencias al campo más altas de Europa comparado con la población del país, así que no todo está tan mal. Me encantaría tener más competitividad pero nunca querría mudarme a Inglaterra. La Premier inglesa es el hijo bastardo del fútbol moderno con políticas draconianas, vergonzantes altos precios de las entradas y sueldos inflados de los jugadores. Yo no quiero nada de eso. Por el contrario, nosotros como país, debemos encontrar un camino que nos satisfaga.

  • El Celtic siempre ha sido un club que ha tirado mucho de la cantera, y como máximo exponente de esto está la alineación de los Leones de Lisboa que ganaron la Copa de Europa de 1967 con 11 jugadores nacidos en un radio de 2 km alrededor de Celtic Park. ¿Sigue siendo el club tan canterano? ¿Cómo afronta la afición del Celtic el hecho de jugar con extranjeros? ¿Hay alguna corriente para volver a los orígenes?

Ha pasado mucho tiempo desde los Lisbon Lions pero realmente creo que tenemos que tener más sitio y confianza en nuestra cantera. El fútbol moderno ahora dicta que a un club como el Celtic se le puede fácilmente ofertar jugadores de clubes de provincia ingleses como el Southampton, con lo que las alternativas son o continuar teniendo cesiones o jugadores foráneos con la vista puesta en venderlos buscando ganancias o ser ambiciosos e intentar construir un equipo principalmente con jugadores creados y desarrollados por nosotros mismos. Contamos con un gran entrenador que parece tener grandes ideas y confianza para implementarlas, así que espero que en los próximos años veamos un gran avance en este sentido.

  • Celtic Park, The Paradise, todo un símbolo y un referente en cuanto a ambiente futbolero. ¿Es oro todo lo que reluce o no es para tanto?

Definitivamente, no. Para los grandes partidos, el ambiente puede ser absolutamente eléctrico (ej.: el partido contra el Barcelona en nuestro 125 aniversario), pero en un partido medio de liga, los únicos que cantan son los de la Green Brigade y otros del sector 111. ¿Posiblemente sea similar a lo que pase en Bilbao?

  • ¿Cómo es vuestra situación actual en Celtic Park? Tenéis un lugar esquinado no muy adecuado, y para empeorar las cosas, habéis tenido algún problema por alguna pancarta de carácter político. ¿Sufrís la represión del Estado o también hay mala relación con la directiva? Con el resto de la afición, ¿qué tal es la relación?

Si, efectivamente hemos sufrido la represión del estado. Una nueva legislación se instauró en 2012 de nombre ‘Offensive Behaviour at Football and Threatening Communications Act 2012’ [Ley de 2012 sobre Comportamiento Ofensivo en el Fútbol y Comunicaciones Amenazantes]. Esto ilegalizó básicamente ofender a nadie. Sin embargo, el gran problema es que un policía puede decidir lo que es ofensivo. Esperemos que esta ley sea anulada y hemos hecho campaña por ello. El periodo de revisión será en breve.

Tenemos a muchos miembros que han pasado por los juzgados y quedan pendientes numerosos casos por cantar ‘Roll of Honour’ (una canción en recuerdo de los 10 huelguistas de hambre irlandeses en 1981).

Justo ahora, tenemos de nuevo una buena relación con el club, pero esto siempre tiene que ser puesto a prueba. En general, tenemos una gran relación con el resto de la hinchada. Siempre hay gente, especialmente en las redes sociales, que nos odia pero esta gente son definitivamente una minoría.

Nuestra localidad en Celtic Park ahora está justo en el corner del sector 111. Siempre ha funcionado bien tanto para hacer tifos, como para influir en el ambiente, pero ¿quién sabe lo que nos deparará el futuro?

  • La afición del Celtic siempre ha destacado por ser una de las más viajeras y fieles de Europa. ¿Sigue siendo así? ¿Cuáles son los lugares donde mejor se os ha tratado? ¿Y los que peor?

Sí, es cierto que tradicionalmente hemos tenido uno de los mayores apoyos en partidos europeos. Respecto a la liga escocesa, creo que parte de la razón es que los partidos europeos son más interesantes y son vistos como partidos mayores para un montón de nuestros hinchas. Nuestra liga doméstica es bastante pequeña, por lo que jugar contra los de siempre muy regularmente (a veces cuatro veces por temporada) naturalmente no es tan interesante como los partidos contra distintos equipos en competiciones europeas. En los 80 y 90, muchos aficionados se organizaban en buses para aficionados pero hoy en día con las aerolíneas de bajo coste es mucho más fácil volar y en los últimos 10-15 años hemos llevado a una barbaridad de aficionados fuera. En ocasiones, nuestro apoyo en sitios como Amsterdam, Lisboa y Stuttgart ha sido de 10.000 hinchas y unas pocas veces en Barcelona y Milan, fueron más de 15.000!

Sin embargo a día de hoy, en los últimos años he de decir que el número de viajeros ha decaído un poco. Simplemente jugamos demasiados partidos de competición europea últimamente. Debido al ranking del fútbol escocés, tenemos que jugar 3 rondas previas sólo para llegar a la fase de grupos, con lo que es muy normal jugar 6 o 7 eliminatorias europeas por temporada. Eso es un montón de partidos y ha afectado a nuestro apoyo, aunque todavía contemos con muy buenos números sólo comparable con los mejores.

A domicilio, el peor trato en los últimos años ha sido principalmente de la policía. Buena parte de lugares como Italia, Croacia, Portugal, Holanda y, por supuesto, España, que ven nuestro amplio y bullicioso apoyo y no reaccionan bien. Ha habido incidentes en sitios como Oporto, Vigo, Turín, Amsterdam, Zagreb, sobre todo con la policía, causando algunos incidentes graves. Respecto a las aficiones contrarias, diría que en los últimos 10-15 años, los que destacan son los del Ajax. La afición del Ajax parece enfrentarse con casi todas las aficiones que viajan a su ciudad en masa y es muy posible que haya problemas, como así fue. Hubo bastantes problemas entre hinchas rivales y entre nuestros aficionados y la policía en la ciudad durante los días del partido. Muchos de nuestros hinchas más veteranos todavía recuerdan una visita a Turín en los 80 en un partido contra la Juventus. Nuestros hinchas cayeron en una emboscada y unos pocos fueron apuñalados, uno de ellos muy gravemente. Muchos de los buses de hinchas también tuvieron que viajar por los Alpes desde Turín a Glasgow sin ventanas y, sin duda alguna, fue un recibimiento de lo más desagradable en Italia.

Sobre buenas acogidas, las que destacan para mí son Burdeos en Francia y los del Celta en Vigo. En ambos partidos, hubo algún problema con la policía pero ambas hinchadas nos dieron una cálida acogida, invitándonos a cervezas, recibiéndonos con pancartas y, por lo general, siendo muy amigables con nosotros. Fue algo bonito de ver, aunque algunos aficionados de ambos equipos quizás tengan opiniones similares en temas como la política, no hubo hermanamientos reales o de amistad con esos clubes, aunque no pudieron ser más amigables.

  • “The Rebels’ Choice”. Vuestra relación con el Sankt Pauli es muy conocida. ¿Qué nos podéis contar de esto? ¿Es algo que es exclusivo de la Green Brigade y los ultras del Sankt Pauli o va más allá y es cosa de clubes? ¿Qué paralelismos hay entre una ciudad como Hamburgo y Glasgow?

La relación entre el Celtic y el St Pauli, en general, es más una amistad entre ambas hinchadas. Nació a principios de los 90, cuando se hicieron contactos entre fanzines de ambos clubes y se desarrolló a través de una cultura compartida de anti-fascismo, de ser el tapado y, por supuesto, por el alcohol! Respecto a las amistades entre ultras, hay algunos contactos entre la GB y los USP pero no a gran escala. Definitivamente no a la escala que podrías esperarte si tienes en cuenta la buena relación entre las hinchadas en general durante los últimos años. Pero hay una buena relación entre los jóvenes de la GB/Celtic ultras y los New Kids Sankt Pauli (NKSP).

  • Uno no puede olvidar el emocionante amistoso en Parkhead entre el Celtic y el Liverpool allá por 1989, el primer partido jugado por los “reds” desùés de la Tragedia de Hillsborough, y donde la taquilla fue a parar a las familias de las víctimas. Eso sin mencionar la increíble atmósfera solidaria y de apoyo durante el día. ¿De dónde viene esa relación cercana con el Liverpool? ¿Todavía continúa?

No hay una relación cercana con el Liverpool o con cualquier otro equipo británico. Como dices, aquel partido se jugó por solidaridad y apoyo y fue un momento de orgullo por nuestro apoyo definitivamente no hay una relación real entre nosotros y el Liverpool.

SONY DSC

  • Se suelen ver muchas ikurriñas en vuestro sector. ¿Cómo se siente la cuestión vasca en vuestras gradas? ¿Tenéis algún tipo de relación particular con Euskal Herria? ¿Qué factores comunes creéis que hay entre nuestras tierras?

Bueno, la ikurriña se muestra en todos los partidos del Celtic tanto en casa como fuera por una persona, al menos. Parte de la hinchada del Celtic siente un lazo de unión entre ellos y EH debido a la postura política que defienden, por todas las similitudes que hay entre el conflicto vasco y el irlandés.

Como decía, algunos hinchas del Celtic con conciencia política siempre exhibirán la postura política que defienden y apoyarán a aquellos que sufren de la misma manera. Este es, obviamente, un nexo de unión fuerte entre la hinchada del Celtic y EH.

  • En Bilbao mucha gente es aficionada o siente admiración por el Celtic, se ven multitud de camisetas, y es algo que se notó en aquel amistoso que se jugó en San Mamés. ¿Ocurre lo mismo en Glasgow con el Athletic? ¿Es algún tipo de referencia para la afición del Celtic?

Creo que aquel amistoso entre los dos equipos en 2011 abrió los ojos a muchos hacia el Athletic y ayudó a un público más amplio que quizás no conocían el club a ver por qué se le tiene tanta estima, en el sentido de que los aficionados, el club e incluso la ciudad están con su equipo y cómo todo el mundo mantiene la misma postura sobre cómo el club debe ser, ya sea desde el presidente del club, pasando por los jugadores, hasta los vendedores de programas, donde todos mantienen la misma ideología que hace al Athletic el club que es. Mostrar esto a un club como el Celtic, con un amplio seguimiento, hizo que los que estuvieron en el partido volvieran y hablaran del club y de la ciudad a sus amigos y familiares. Por esto el Athletic es ahora muy respetado entre la afición del Celtic, ya que creen que es uno de los pocos equipos de fútbol genuinos que quedan.

Sobre lo de la camiseta, no es lo mismo que en Bilbao, ya que es muy difícil hacerse con la camiseta del Athletic en el Reino Unido. Incluso por la tienda online del Athletic, los gastos de envío son muy caros, por lo que la única forma de conseguirla es si alguien va a Bilbao o si conoces a alguien que te la pueda enviar a un precio más barato que en la tienda.

** Eskerrik asko a Eamonn, Ross, Zelaia jauna y el traductor oficial de Alabinbonban.

Anuncios