Soñando en rojiblanco 4

Ya que la Fundación Athletic no se digna a cumplir nuestro sueño rojiblanco, y en vista de lo que han montado en las otras 3 ocasiones (1, 2, 3), nos vemos obligados a publicar íntegra la carta que metimos, como exigían las bases, en el buzón que se habilitó en la tienda oficial de los bajos de San Mamés. La verdad, juzgad vosotros mismos, no parece que sea tan descabellado cumplir con nuestro humilde sueño…

Estimada Fundación Athletic:

Últimamente nos estamos portando muy bien. El equipo no juega ni a tabas pero desde la grada seguimos animando aunque juguemos contra un Segunda B un frío jueves de invierno a las diez de la noche y el resto del campo esté como el Palco VIP: callado y semivacío. Por eso, y aprovechando que os habéis puesto en plan Olentzero con el fin de hacer realidad nuestros sueños zurigorris, escribimos estas líneas tras haber reflexionado mucho después de asistir a varios ciclos de Thinking Football.

Sabemos que no podéis abarcar todos los sueños; desconocemos qué criterio vais a seguir para seleccionar a los “ganadores” y dirimir qué sueños merecen la pena cumplirse y cuáles no. Habíamos pensado que Balenziaga podría disfrazarse y regalarnos un balón firmado, como ha hecho Cristiano Ronaldo, pero eso sería demasiado egoísta amén de un tanto publicitario; además, preferimos que nos regalara alguna asistencia para variar. Por tanto, nuestro sueño rojiblanco no tiene nada que ver con jugadores, que suficiente tienen con descansar del turno de mañana en Lezama. Tranquilidad, no vamos a pedir fichajes millonarios que sangren nuestros bolsillos y las arcas de Ibaigane; tampoco el retorno de Bielsa, por lo que vuestro patrocinador Balzola puede estar tranquilo: no ha lugar a conflicto de intereses.

Conocemos muchos hinchas del Athletic: amigos, hijos, vecinos, compañeros de filas en las colas de Lanbide. Son Ainhize, Joseba, Nahia, Iñigo y un largo etc. Sus nombres son lo de menos. Muchos de ellos se han visto paulatinamente obligados a dejar San Mamés, otros rara vez acudieron y los más jóvenes jamás acudirán debido a la política de precios del club. Sería egoísta pedir algo sólo para nosotros, por eso pedimos algo para toda la familia rojiblanca. Dicho brevemente: queremos una amplia grada popular tras una de las porterías, con precios asequibles, especialmente dirigida a la juventud.

Creemos que es algo realizable. Quizás más factible que las asistencias de Balenziaga. Entended que, aparte de buscar el bien común, hemos sido comedidos. No hemos pedido que desaparezca el politiqueo del palco, ni el amiguismo empresarial, ni la desaparición de publicidad desahuciadora y contaminadora de la camiseta. Nótese que no se solicitan condiciones laborales dignas para los trabajadores, tal y como ha asegurado el FC United; el club podrá seguir usando el convenio portugués en caso de obras. No pedimos democracia asamblearia, participativa y transformadora en la onda de Sócrates en el Corinthians; podéis seguir tratándonos como clientes de segunda. Por no pedir ni siquiera pedimos que os regalen un diccionario castellano-euskara para evitar atentados lingüísticos como “zurigorri ametsetan”.

Es un sueño cuyos efectos multiplicarían la felicidad, en el presente como en el futuro, de la masa social zurigorri. Máxima felicidad para el mayor número de personas, lo debió de decir algún sabio. Esperamos, de todo corazón, nuestro sueño se convierta en realidad.

Los hinchas primero.

Alabinbonban Blogzinea

SoñandoEnRojiblanco en pdf.

** Apoya la campaña para la ampliación de la grada popular y la instalación de localidades de pie en change.org

Soñando

Anuncios