Donetsk – Luhansk: el amistoso bajo las bombas

Escenario, el estadio del Metallurg de la ciudad de Donetsk. Los rivales en liza, las selecciones de las Repúblicas Populares de Donetsk y Luhansk, para enfrentarse en un partido amistoso que por unas horas sacara de la rutina bélica a unos espectadores que sufren a diario las consecuencias de la guerra, incluyendo bombardeos sobre civiles y un toque de queda que comienza a las 11 de la noche.

Antaño con 3 equipos en la máxima competición ucraniana y otros 9 equipos profesionales, entre ellos el poderoso Shaktar Donetsk, la situación de total excepción en la zona ha provocado que el equipo de la capital del Donbass tenga que jugar en Lviv, paradójicamente, ya que es la ciudad más nacionalista de Ucrania y la que más fascistas tiene por metro cuadrado, como recordarán algunos hinchas del Athletic y los del Saint Etienne, que incluso fueron atacados con disparos de escopeta y apuñalados.

El partido no fue el primero internacional para las dos repúblicas, ya que ambas venían de perder 1-0 contra la selección de Abjasia. Con la pomposidad propia de un territorio en guerra y con las gradas y alrededores plagados de militares armados, los 3500 espectadores disfrutaron de un 4-1 a favor de los locales que, acostumbrados a ver fútbol internacional en el bombardeado Donbass Arena, no esperaban un gran espectáculo en cuanto a calidad se refiere, ya que los componentes de ambos combinados eran chavales locales, incluido un nigeriano residente en la ciudad y casado con una chica de allí. No obstante, el encuentro estuvo entretenido y cumplió sus objetivos, a pesar del riesgo de bombardeo y las dudas de algún espectador sobre la excesiva propaganda política de las autoridades.  Otros, sin embargo, disfrutaron de un momento de paz que recordaba a otras épocas.

En palabras del Ministro de Deporte de la República al diario ruso Gazeta, esperan poner en marcha una liga local de 18 equipos y formar una selección para disputar la Copa Mundial de Naciones no reconocidas. Complicada labor dada la situación actual de apoyo tácito y total por parte de los países occidentales al Gobierno de Kiev, a lo que hay que añadir un partido amistoso entre el Shaktar y el Bayern Munich en el estadio del Karpaty Lviv con el trasfondo de una obra benéfica. De esas obras benéficas en las que suelen participar la UEFA y la FIFA, suponemos…

Ultras neonazis del Dnipro muestran bandera del Batallón Azov en la final de la Europa League

Ultras neonazis del Dnipro muestran bandera del Batallón Azov en la final de la Europa League

Con una UEFA con doble rasero, que sanciona al Barça por senyeras independentistas a la vez calla miserablemente ante pancartas a favor del Batallón Azov (neonazis que combaten en Donbass) en la final europea entre Sevilla y Dnipro, o que permite que estos mismos ultras hagan recolectas para el mismo batallón en su grada durante la semifinal, o que sigue aceptando en su seno al Estado Sionista de Israel con su trayectoria racista y de apartheid con los palestinos, el encuentro en Donetsk merece toda nuestra atención.

Lo que el fútbol une, que no lo separe el fascismo.

DONBASSEKIN ELKARTASUNA

Anuncios