Entrevista al Torneo Antirracista de Belfast (ARWC)

En West Belfast, histórico bastión republicano de la ciudad del Norte de Irlanda, del 7 al 9 de agosto, se ha celebrado el noveno torneo contra el racismo, el fascismo y el imperialismo, Anti-Racism World Cup, con la presencia de equipos representando a lugares como Alemania, Escocia, Italia, Irlanda, Inglaterra o Palestina, aparte de grupos de hinchas, refugiados políticos y minorías étnicas establecidas en la zona. Todo ello con la inestimable colaboración del Donegal Celtic FC, heredero natural del mítico y desgraciadamente extinto Belfast Celtic, sobre el que hablamos en este blogzine (enlace 1, enlace 2, enlace 3). Para hablar de todo ello volamos virtualmente hasta allí para hablar con la organización del evento.

  • Antes de nada, nos gustaría conocer un poco la historia del evento. ¿Cómo surgió? ¿A qué dificultades os tuvisteis que enfrentar en un lugar tan peculiar como Belfast?

Hace unos pocos años, algunos de nosotros habíamos estado en el Mondiali en Italia y en el torneo Anti-ra del St Pauli se comenzó a debatir sobre la posibilidad de hacer nuestro propio torneo, sobre cuál sería el propósito de hacerlo, etc. Ya estábamos involucrados con el proyecto educativo para ex-presos republicanos An Glór Gafa/The Captive Voice, publicando literatura clásica de la izquierda republicana, organizando debates y charlas etc. An Glór Gafa/The Captive Voice entonces llevó la iniciativa adelante, realizando el primer Mundial Anti-Racismo en Belfast en 2007. Desde el principio, dejamos muy claro que iba a ser político, no moral y que tenía que mostrar clara e inequívocamente nuestra visión política y nuestro entorno. Acordamos realizar  una iniciativa anti-racista, anti-fascista y anti-imperialista culpando claramente al capitalismo del racismo, fascismo e imperialismo. El anti-racismo que hablaba tibiamente de “celebrar la diversidad” implicaba que el racismo de alguna manera era apolítico, pero eso no iba con nosotros, nosotros dejamos claro que el racismo era una herramienta para dividir a la clase trabajadora y que era el responsable directo de los problemas de la sociedad hacia los más vulnerables. A la política había que enfrentarse con política. Desde el inicio, usamos el ejemplo de los voluntarios de las Brigadas Internacionales como tema central de nuestras actividades.

Belfast es un lugar muy politizado y nuestro mensaje encontró su público en la clase trabajadora republicana. En las zonas lealistas pro-imperialistas nos es imposible trabajar sin hacer compromisos políticos que dejarían el proyecto sin sentido. Desgraciadamente, esas son las zonas donde los fascistas se organizan, donde se dan ataques racistas de manera habitual,etc.

Equipos participantes

Equipos participantes

  • El torneo se ha realizado en el estadio del Donegal Celtic. ¿Qué grado de implicación tiene el club? ¿Qué facilidades ha dado para la celebración de un evento que conlleva tanta organización?

El club ha ayudado mucho desde el principio. Es un club comunitario y nuestro proyecto tiene que ver mucho con esa comunidad. Nos ayudan en la organización de eventos para atraer a la comunidad, como actividades para niños, etc. También nos ofrecen todo tipo de asistencia a la hora de dirigir el proyecto. Nunca han buscado de ninguna manera reducir el contenido político.

  • ¿Hay alguna relación entre el Donegal Celtic y la Belfast Celtic Society?

La Belfast Celtic Society es una organización distinta, aunque es uno de nuestros patrocinadores, ayudándonos económicamente, abriendo el museo a nuestros visitantes, etc. Algunos de los de su comité también son del nuestro.

  • ¿Se recuerda en la ciudad la historia del Belfast Celtic? ¿Es una espina todavía clavada en el corazón de la comunidad futbolera republicana?

Sí, el Belfast Celtic es muy recordado y se le echa muchísimo de menos. Clubes como el Donegal Celtic o el Cliftonville no han llenado del todo su espacio.

Mural del ARWC

Mural del ARWC

  • ¿Qué otro tipo de actividades se han realizado aparte del torneo de fútbol?

Todos los años hay un programa de debates políticos durante el fin de semana, representantes palestinos, de Tamil, congoleños, charlas sobre historia o la historia del anti-fascismo en Irlanda, las brigadas internacionales, etc. Luego hay música cada noche, guías a pie, visitas a museos republicanos y actividades y eventos para los niños. También hay un evento del GAA [la asociación irlandesa de deportes gaélicos] los domingos para mostrar que el deporte gaélico también está en contra del racismo y el fascismo.

  • Siendo un torneo organizado por ciudadanos de base y militantes, sin ánimo de lucro, suponemos que implicará un esfuerzo inmenso durante el año. ¿Merece la pena? ¿Se recogen los frutos de ese esfuerzo?

Creemos que ha sido un proyecto útil, compartiendo experiencias con visitantes de fuera y educando tanto a activistas como a gente local ordinaria. Teníamos claro que no iba a estar dirigido sólo a activistas, sino como parte de toda la comunidad. También teníamos claro que no iba a ser sólo turismo político, sino que queríamos aprender también de los visitantes. La foto que te adjuntamos es de un mural hecho por chavales de la zona sobre cómo es la vida aquí y aparecemos justo en el centro, lo que es todo un puntazo.

  • Los jugadores palestinos tuvieron problemas para volar hasta Belfast. ¿Qué tipo de impedimentos puso el Gobierno israelí?

En primer lugar, sólo les firmaron los visados y les devolvieron los pasaportes el día antes de que viajaran, lo que dificultó y encareció el viaje. En segundo lugar, no todos los jugadores consiguieron visados. En años anteriores, se les retuvo en plena travesía, etc.

Bob Doyle, brigadista internacional irlandés y veterano del IRA presentando el trofeo de ganadores a un equipo vasco en la primera edición

Bob Doyle, brigadista internacional irlandés y veterano del IRA presentando el trofeo de ganadores a un equipo vasco en la primera edición

  • Entre los participantes hay representantes de minorías étnicas establecidas en la ciudad de Belfast. ¿Qué grado de aceptación tienen en la ciudad? ¿Tienen facilidades para la integración? ¿Cómo les afecta la discriminación en un lugar ya dividido como el ocupado norte de Irlanda?

La vida es más dura para ellos en todas las zonas de la ciudad sufriendo un racismo sistemático, pero en zonas lealistas son frecuentemente atacados y sus viviendas han sido dañadas, etc. En zonas republicanas esto no se toleraría, lo cual no significa, sin embargo, que elementos anti-sociales no les hagan la vida imposible también, pero no es tan grave ni de lejos.

  • ¿Qué valoración hace la organización de las 9 ediciones? ¿Hay espacio para la mejoría y el crecimiento?

¡Hay mucho margen para la mejora y el crecimiento si se puede conseguir sin renunciar a nuestra posición política! En general, ha sobrepasado nuestras expectativas iniciales y sigue mejorando año tras año. El evento continúa creciendo, pero nos hubiera gustado generar más eventos del estilo y tener un mayor impacto en la construcción durante todo el año de estructuras que luchen contra el racismo y el fascismo. Un tío que se mudó recientemente a Australia puso en marcha una versión australiana que fue increíble. También esperamos mayor involucración y nuevas caras, ¡pero así es la vida!

Equipo femenino de Cliftonville

Equipo femenino de Cliftonville

  • Hemos visto que ha habido delegaciones de hinchas del Celtic y del Sankt Pauli, entre otros. ¿Hasta qué punto cree que es importante la implicación de las hinchadas contra el problema del racismo y el fascismo? ¿Cree que la UEFA y el resto de estamentos, como la mayoría de los clubes, han fracasado, y toca a las hinchadas tomar la iniciativa?

El fútbol moderno no puede luchar contra el racismo y el fascismo porque es un gran negocio, es parte del sistema que usa el racismo (y el fascismo, en casos más extremos) para mantener su poder. El anti-racismo en la UEFA es sólo un llamamiento moral para dejar de ser “estúpido” o “repugnante”, no puede conseguir nada y, en realidad, no le interesa. Los ultras anti-racistas y las nuevas iniciativas del St Pauli, FC Utd, Brigada 1874 del Aston Villa, Green Brigade del Celtic, etc. son importantes para nosotros ya que forman parte de la construcción de una nueva cultura de fútbol de izquierdas.

  • Sinceramente, desde el Euskal Herria nos genera mucha admiración la organización del campeonato, así como la del torneo entre hinchadas de Sankt Pauli. ¿Cómo cree que puede surgir algo así en otros lugares? ¿Ve la experiencia extrapolable o se tienen que juntar ciertos ingredientes?

Podría hacerse en cualquier lugar, especialmente en zonas con experiencias similares como Euskal Herria. Muchos de nosotros hemos conocido y nos ha impresionado HNT y más gente de otros clubes vascos. Si necesitas consejo, sólo tienes que preguntar. Siempre sé parte de la comunidad, atrae a los chavales con actividades divertidas, a los padres con música, etc. Ten convicción en tus creencias políticas, ¡nunca pongas “cara de liberal”!

Placa y mural erigido en la línea de la paz entre Shankill Road y Falls Road y que conmemora dos hombres, uno de cada lado, que lucharon en las Brigadas Internacionales.

Placa y mural erigido en la línea de la paz entre Shankill Road y Falls Road y que conmemora dos hombres, uno de cada lado, que lucharon en las Brigadas Internacionales.

  • ¿Hay alguna relación entre la fecha del torneo (7 a 9 de agosto) y las marchas organizadas con ocasión del aniversario del “internamiento” allá por 1971 o es una mera coincidencia?

Siempre hacemos el torneo para que coincida con el “people’s festival”, aunque no nos ayuden  con la promoción, ¡pero esa es otra historia! De hecho, este año se hizo una semana después de lo habitual y nos lamentamos de que las ligas de fútbol comenzaron antes debido a la Eurocopa del año que viene, con lo que algunos equipos no han podido venir este año.

  • ¿Cómo es la actual situación en la Liga del Norte de Irlanda en términos de sectarianismo? ¿Hay algún equipo -como el Cliftonville- que todavía sufra los ataques que tristemente recibía el Belfast Celtic?

El sectarianismo todavía es un problema para todos los equipos de zonas nacionalistas/republicanas cada vez que van a zonas lealistas. El Linfield, el Glentoran etc. son de lo peor y tienen conexiones con grupos fascistas como C18, etc.

* Eskerrik asko a John, por extensión al ARWC y al corresponsal de Alabinbonban en Irlanda.

Tiocfaidh ár lá

Camiseta de esta edición

Camiseta de esta edición

Anuncios