Los VIP se pondrán las botas

No, no lo harán para jugar un partido de polo sobre el césped de San Mamés. El Athletic ha anunciado a bombo y platillo lo que se conocerá como Gune Gastronomikoa del VIP Area de San Mamés. Paguen, pasen y degusten. Sobre todo, paguen.

Lo hacen público, con todo lujo de detalle y nombres de postín, mientras miles de socios que pagan religiosamente sus cuotas se siguen mojando sin que se les dé una respuesta concreta 2 años después o la grada pelea por las pocas migajas que nos dejan los directivos. En otro alarde de bilbainismo mal entendido y peor llevado, podemos ver en las infografías un local amplio, diáfano y bastante pijo y selecto. Lo que se lleva en la ciudad chic heredada del azkunismo. Sólo falta el machaca en la puerta pidiendo un extracto de la cuenta corriente. Esta publicación en la web del club no deja lugar a dudas:

El Athletic Club presentará el lunes 5 de octubre de 2015, a las 12:00 horas en San Mamés a su “equipo de chefs”, formado por un elenco de los mejores cocineros de Bizkaia que prestarán sus servicios en las instalaciones del Gune Gastronomikoa de San Mames VIP Area con la intención de convertir San Mamés también en la catedral gastronómica.

La vergüenza ajena nos ruboriza, como cuando nos dijeron en rueda de prensa que un Nobel de Economía (de Matemáticas, según Aldazabal) había diseñado el programa de elección automática de asientos (https://ztfnews.wordpress.com/2013/02/15/el-nobel-alvin-e-roth-reparte-los-asientos-en-el-nuevo-estadio-de-san-mames/)

Aldazabal

Su Catedral Gastronómica está financiada por el Gobierno Vasco y la Diputación, como el resto del estadio. Dinero público para disfrute privado de las élites. Nos suena que alguien rescató bancos con la misma fórmula. Pero al fin y al cabo esto es Bilbao y a la gente se le llena el pecho de orgullo con estas chorradas, con lo que seguro que más de un descastado alardea de “Bizkai Power” delante de sus amigos, esos mismos que no pueden acceder al campo por sus precios. Es realmente insultante, a la par que clasista y elitista, y a la mayoría le parece bien porque son unos ingresos supuestamente necesarios. Claro, siguiendo la misma línea que cuando se justifica a los Petronor, Kutxabank, palcos VIP, Kirolbet y aquellos que desgravan financiando a la Fundación. Una rueda que no para y que amenaza con llevarse por delante y desterrar de manera definitiva cualquier rastro de cultura popular de San Mamés.

No sabemos qué presupuesto hay que cuadrar con tanto ingreso, pero sospechamos que hay mucha gente que vive muy bien a costa del Athletic. En el caso del Gune Gastronomikoa, ya estamos viendo la lista de proveedores. No, no creemos que se haga un concurso público. La fontanería interna de Ibaigane hará su trabajo y empresas de renombre por todos conocidas se estarán pegando por la pole position. Qué bien se lo va a pasar la “jeta set” de la ciudad mientras un montón de hinchas sin conciencia de clase les ríen las gracias y admiran su Cayenne pasar delante de sus narices.

Es realmente admirable ver cómo nos vacilan y nos faltan al respeto y salen totalmente indemnes, incluso reforzados, con su enésimo canto de sirena. Grandes cocineros, comida de primer nivel, y nada de eso diponible para la mayoría. No diríamos nada si por lo menos hubiera los mismos espacios para la masa social en general, los cuales, aunque seguro no darían tanto rendimiento económico, estarían a rebosar y el ambiente sería mucho más sano y saludable.

Pero han tomado una decisión que va acorde con sus ideas. Lo importante es el dinero, el rendimiento, el balance, el elitismo, en definitiva, el negocio. En contra del interés del socio y el hincha, el club pone proa, una vez más, hacia un lugar que sólo deja al socio su último espacio soberano, el asiento, y al hincha, la tienda oficial y la taquilla.

El menú que han preparado ya nos está dando indigestión y huele a podrido en la cocina de Ibaigane. No queremos su Top Chof.

LOS HINCHAS PRIMERO

Anuncios