Luces y sombras del noviembre rojiblanco – [Harmailatik]

Noviembre empezó con la asamblea de la ICHH (poco después de la última comedia del Athletic) y se va con la victoria en Vallecas.

Tras el parón con motivo de los partidos internacionales de aquella selección con la que Vocento, por medio de su delegación local de El Correo, no hace más que dar la barrila para que vaya Aritz Aduriz mientras carga las tintas contra la “gran carga política” de la Euskal Selekzioa, el equipo rojiblanco ha vuelto pisando el acelerador hasta colocarse en la parte noble de la tabla y con el pase a dieciseisavos sellado como primero de grupo. Poco que añadir a desde el punto de vista deportivo a lo que el primer equipo se refiere. Si se sigue en esta línea, el techo puede estar muy alto.

La afición, que ha acompañado en gran número en dos desplazamientos, puede darse por satisfecha en lo presenciado sobre el verde, porque fuera de él, no todo el monte ha sido orégano. Resulta que, repitiéndose episodios lamentables como los vividos en Old Trafford y Estadio Do Dragao, algunos tribuneros de avanzada edad quisieron que el estadio del Augsburgo se convirtiera en un cuadrilátero de boxeo e invitaron a boinazos a todo aquel hincha que osara ponerse de pie para ver un partido de fútbol. Ya se sabe que el buen estar txirene del que tanto presumen se desvanece a la misma velocidad que los canapés del palco. En su día ya ofrecimos una solución al club que por enésima vez vuelve a ignorar. Hasta que haya una pelea o una desgracia, suponemos.

En Vallecas, los excesos policiales que han provocado que la propia afición del Rayo se encuentre en huelga, hicieron que muchos athleticzales entraran tarde al partido, sufrieran abusos y como viene siendo habitual, amenazas. Para muestra, un botón.

BanderaBan

En otros lugares, como Miranda, la excusa ha sido una bandera de Zazpiak Bat, y en Leganés, una de Piratak con la calavera. La bola no hace más que crecer y no sabemos dónde y cuándo va a parar y si el club va a decir una mísera palabra en defensa de sus hinchas.

El que no acaba de despegar en la exigente división de plata es el filial. Razones hay muchas, pero sea como sea, merecen todo nuestro apoyo, y a pesar de los horarios, la climatología y el puesto en la clasificación, la gente de la ICHH ha acudido en buen número a animar a los cachorros llamamiento mediante, lo que el propio Cuco agradeció en unas declaraciones que no deben pasar inadvertidas.

Bien sabe él, que jugó en los 90, lo que puede dar de sí una grada popular que no acaba de materializarse y sigue en el tejado de la directiva, que como sabemos, de techos no anda fina. El rumor de los tambores resuena a lo lejos. Tanto es así que en algunos medios y foros de actualidad rojiblanca algunos elementos se han dedicado últimamente a intentar cercenar el respeto que se ha ido ganando la grada desde hace unos meses. La hasbará propagandística de la Txoika se vuelve a poner en marcha.

12246931_1633553423576610_4496387483212373791_n

No podemos dejar de mencionar el nuevo y flamante fichaje de la BBK, Javier Aldazabal. Nuestro Premio Nobel particular que algunos, incomprensiblemente, ven como sustituto de Josu Urrutia, no ha tenido necesidad alguna de dar una mínima explicación o de plantearse siquiera por un segundo su renuncia como directivo por conflicto de intereses. Así estamos de exigentes en el Botxo. Como siempre, la Fundación ha hecho su trabajo de limpieza de cutis con una nueva edición de Letras y Fútbol. Mucho rollo intelectual, mucha pose, mucha imagen, pero luego, la realidad del Athletic es ésta:

tuit

Así se las gastan los pájaros, ya sea con una iniciativa popular, con la gente que se moja y que lleva 1500 firmas y siguen sin ser convocados a Ibaigane, o con la gente de Athletic Gu Gara, que tras ser abandonados a su suerte, intentan arreglar el desaguisado por su cuenta y riesgo bajando el precio del disco a 10 euros.

Por terminar, no nos olvidamos de la intachable trayectoria de las neskas del equipo femenino, que con 9 victorias y un sólo empate siguen en segundo puesto empatadas a puntos con el Atlético de Madrid. Y por supuesto, un enorme abrazo a los compañeros de los Italiako Lehoiak que una vez más han mostrado su incondicional apoyo a Inigo Cabacas:

CU6Tk8QUcAAkfS3.jpg-large

Viene un diciembre cargado de partidos y con un equipo al alza. Y después de diciembre, quién sabe lo que pasará…

Anuncios