Llamada a la calma [Harmailatik]

**Atención**: esto no es un comunicado de la ICHH, es un artículo de opinión exclusivamente del blogzine.

Cuando la noticia debería haber sido el enfrentamiento entre dos rivales de entidad y en gran estado de forma, en una competición que gusta mucho en Bilbao, y con un horario incomprensible que tendríamos que echar en cara a Tebas y sus adláteres, o la preciosa iniciativa de la ICHH de llenar la grada de niños y niñas que durante el año no pueden acudir a San Mamés, la directiva se las ha ingeniado para desviar el foco de atención de su fracaso con los asientos Premium o con el tema de la lluvia con una jugada maestra, poniendo en pie de guerra a los socios del 109 y provocando una reacción en cadena por parte de una grada hastiada de tanta palabrería y pasotismo.

0-as12106

Y es que, al comenzar el partido, unas cuantas decenas de socios del sector 109, como ya sabréis por el altavoz tan sospechosamente raudo que les ha otorgado el medio oficial del régimen, Deia, y cómo no, de sus supuestos antagonistas de Vocento, han protestado por la decisión de la directiva de desplazarles de su localidad para dejar espacio a la ampliación de la grada popular. Claro, es lo que tienehacer oídos sordos a cualquier otra alternativa ya ofrecida por la grada (como desplazarse a sur y mitigar los efectos de la lluvia y sacar a los jetas del 124, 2 en 1) para no tener la necesidad de molestar a los socios que ocupan sus asientos en la tribuna norte.

Empezamos mal, y podemos acabar peor si no ponemos remedio. Tras la protesta, parte de la grada reaccionó con algunos cánticos que desde luego no ayudan a llevar a buen puerto la tan ansiada ampliación por la que tanto se ha trabajado. Porque el hecho es que al final, la directiva, por arte de magia y en un solo movimiento, ha conseguido enfrentar a los socios entre sí, a la par que ha puesto el foco en lo malos que somos en la grada, para alegría y regocijo de todos los enemigos que parece que tenemos en La Catedral.

Pues bien, cabe volver a recordar, por enésima vez, la secuencia de hechos que nos han llevado a esta situación y las alternativas que hay sobre la mesa, para poner el foco en su lugar y que las aguas vuelvan a su cauce.

  • El club, durante la reasignación de localidades con motivo del traslado al nuevo estadio, sube el precio de los carnets de las antiguas gradas norte y sur, de 350 € de media a entre 400 y 742. Hablamos de socios con muchos años de antigüedad a sus espaldas en gran parte de los casos y en muchos otros habiendo sufrido ya desplazamientos forzosos por ubicaciones de aficiones visitantes.
  • Aparte de los precios, nos ofrecían 1100 localidades separadas en dos sectores, sufriendo una reducción de alrededor de 4000 localidades de grada con respecto al anterior estadio.
  • La grada, ante este intento de chantaje y robo de las localidades que ha ocupado históricamente, reacciona ofreciendo un traslado a sur, donde ya se sabía que se iba a mojar la gente, con una ampliación de las localidades disponibles para grada y unificando los dos sectores de norte y sur.
  • El traslado a sur tenía la ventaja de que gran parte de las localidades estaban libres y no habían entrado todavía los socios barria. La oportunidad era única y fue el club, con supuesto asesoramiento de la Ertzaintza, el que lo denegó frontalmente.
  • Tras la imposición de las esquinas y la comprobación de que el sector 124 era un auténtico fraude, comienza la campaña por la ampliación de la grada. Todas las alternativas vuelven a ser las que estaban sobre la mesa por parte de una ICHH abierta a todas las opciones. La respuesta siempre es no, a pesar de promesas y plazos siempre incumplidos.
  • El club parece que mueve ficha con comunicados que al final no cristalizan en nada concreto, con lo que se da un plazo para intentar llegar a un acuerdo.
  • Cuando éste parece que puede llegar a buen puerto y se desactiva una hipotética reacción de la grada, el club, en vez de trabajar de manera horizontal dialogando con todas las partes y ofreciendo contrapartidas reales, parece que intenta imponer a los socios del 109 unas medidas unilaterales.

Esta línea de acontecimientos, totalmente ignorada por Deia y Vocento, a los que únicamente interesa la carnaza, es un insulto a la lógica, a la transparencia y al sentido común. Unas decenas de personas y una pancarta han bastado para que les den voz en sus medios, mientras han ignorado toda la campaña de la grada durante los últimos años. Eso es informar, claro que sí.

Mientras hay miles de localidades Premium sin asignar y sin vender, un sector 124 que funciona bajo mínimos y la intención de gastarse 10 millones de euros en extender la cubierta a punto de ser aprobada, sucumbimos al instinto y las ganas de que San Mamés tenga una grada a la altura de su historia y no un córner donde parecemos visitantes en nuestro propio estadio .

Desde aquí llamamos a la calma, pues. Si bien es verdad que en nuestra condición de socios de la grada nos llama poderosamente la atención lo mucho que se mueven algunos socios de tribuna para unas cosas y lo poco que lo hacen para otras igual o más importantes, es totalmente comprensible que los intentos de imposición con unos plazos tan cortos sienten mal, aunque sospechemos la premeditación de todo esto por parte de Urrutia y sus peones, Ucha a la cabeza. El hecho de que ciertos medios carroñeros aprovechen la ocasión para azotarnos sin piedad evidencia que la maniobra bien podría ir en esa línea.

La grada está dispuesta a todo tipo de alternativas en cuanto a localización para ampliar su aforo. Es el club, con la actual directiva y de la mano de otros agentes externos, el que se niega frontalmente a valorarlas. Así pues, no nos enfrentemos entre nosotros, exijamos al club valentía en sus decisiones y pongamos solución de una vez a tres temas que pueden resolverse de una manera mucho más inteligente y audaz: la ampliación de la grada, el problema de la lluvia en sur y la eliminación de infiltrados en el 124.

Y tampoco olvidemos que los tan aclamados asientos premium están vacíos en un 99% cada partido. Su única justificación es el porcentaje que cubren para ser un campo 5 estrellas para la tan cacareada Eurocopa que tan ricos nos hará. Nos suena a argumento megalómano y vacío que se suele usar para justificar otro tipo de superinfraestructuras tan del gusto de ciertos estamentos. Pero nosotros solo vemos un par de miles de asientos ocupables por socios a los que se les podría dar una salida.

Para terminar de rizar el rizo, el club sigue negándose a la existencia de la figura del abonado con la que dar entrada a jóvenes al estadio. Sólo acepta traslados de socios a la futura grada ampliada. Política de club, y no hay más que hablar.

Diálogo y unidad entre hinchas, que al fin y al cabo, el club es nuestro. Ésa es la vía.

ATHLETIC ZALEOK GARA

Anuncios

Un comentario en “Llamada a la calma [Harmailatik]

  1. Pingback: DIFFERENT GEAR STILL SPEEDING | animazio harmaila

Los comentarios están cerrados.