Crónica musical: CD Athletic Gu Gara

Con el título de la popular canción de la ICHH “Athletic gu gara”, que reivindica claramente un club para los hinchas, unas cuantas viejas glorias de las gradas bocheras se propusieron el objetivo de unir a la institución y a la afición en un proyecto musical surgido de la gente, desde abajo, de los corazones de los propios aficionados, con el honorable fin de repartir los posibles beneficios a la Fundación Saiatu. Al compartir totalmente los beneficios y con ganas de aportar, no sólo al proyecto, sino a la propia afición, desde el blog participamos con un par de letras para la canción Hau da San Mamés.

El gran mérito del proyecto ha sido conseguir reunir de manera altruista a un elenco de artistas que difícilmente lo habrían hecho de otra manera. El Athletic, o mejor dicho, sus colores y su sentimiento, unen. Artistas, asociaciones, peñas…¿y club? Pues lo de siempre. Tras aceptar el proyecto, condicionarlo, y a un paso del gran lanzamiento, abandonar el barco, qué se puede decir. Que aparte de robar ilusiones y pretender que las cosas surjan siempre de manera vertical y mediante los interlocutores de siempre (Last Tour, BBK y sus pesebreros y demás clientes VIP de Ibaigane), se toma la libertad de darnos lecciones de todo lo que hace mediante su Fundación. Ríome yo del marketing empresarial.

Nunca es tarde si la dicha es buena, y en el blog teníamos una deuda con los promotores del disco. Una contracrónica, por supuesto.

Musicalmente, el disco es muy heterogéneo. Con una producción muy profesional y un sonido muy limpio, va desde la música clásica hasta los bertsos. ¿Estrellas de la escena rockera y punkarra vasca con la BOS y Mocedades el mismo CD? ¿La ICHH y el  Reno Renardo juntos y revueltos? Pues sí. Y por desgranar un poco el asunto, destacamos lo que más nos ha llamado la atención, que no quiere decir que sea lo mejor. Cuestión de gustos.

Cinco de mayo: rock & roll homenaje a los campeones de Copa de 1984, con tintes vacilones y acento argentino. El Athletic es campeón, y sin la mano de Dios. ¿Qué más se puede decir? Pues que el acento porteño recuerda a grupos como Tequila o Los Rodríguez.

Hey Hoss: narración del partido en una imaginaria jugada entre jugadores históricos, que llega a poner la piel de gallina con una nube de imágenes que se agolpan en nuestras retinas en este homenaje tan logrado al eterno cantante del bakalao, Jose Iragorri, entre acordes guitarreros:

Iribarrek sakonean Julen Guerrerori, honek laburrean Iturrasperentzat, buelta erdi eman eta luze hegalera Estanis Argoteri, Estanisek bularrekin gelditu, aurrera eraman baloia, atzelari izkin egin, erdiratu, Pichichi buruz area erdian baloia, Telmo Zarraren errematea eta gola!

Hemen gaude: inconfundible sello de Mocedades. Perfecta despedida al gran Sergio, uno de los más grandes talentos musicales que ha dado Bizkaia, con la sorprendente participación de dos ex-jugadoras del primer equipo femenino, Arrate Orueta y Joana Arranz. Una canción que hace justicia a aquella Eurovisión setentera que tenía a nuestras amas pegadas al televisor.

No lo llames el Bilbao: a estas alturas, El Reno Renardo no necesita ni presentación ni explicación. Letra cachonda y con trasfondo made in Renux con guitarras heavys sonando a todo trapo. Vamos, en su línea, y eso es mucho decir teniendo en cuenta el éxito que ha cosechado a lo largo y ancho del universo e incluso más allá, en las afueras de Bilbao. Nos quedamos con una frase en particular: No tenemos extranjeros, como mucho un riojano. Se puede decir más alto, en do mayor, como un tenor o con la voz de Urkullu, pero no más claro. No es raro escucharla en bares e incluso en clases de Body Pump.

Hau da San Mames: los chicos de la grada norte afinan sus castigadas gargantas para poner voz a una canción que pretende aunar 8 himnos en 1. Entre ellos, versiones de las irlandesas Dirty old town de los Pogues y Fields of Athenry, algunas tradicionales vascas y otras melodías ya conocidas en San Mamés que acaba con una adaptación de la mítica We’re not gonna take it de los Twisted Sister. Un gran acierto para disfrute de la afición. Escuchadla y cantadlas con nosotros en San Mamés, malditos.

En definitiva, un disco muy diverso pensado para todos los públicos y gustos musicales, labor quizá demasiado grande para una obra que pretende llegar al oído y el corazón de los hinchas del Athletic, los de tribuna, los de grada, los mayores, los jóvenes y hasta los que añoran los 70. Un hándicap a priori que se convierte en fortaleza cuando se piensa en que ha provocado la participación desinteresada de tantos y tan dispares colectivos en tan loable misión.

10 euros que bien merecen la pena para echar una mano a la Fundación Saiatu y pasar un buen rato escuchando el disco.

+info: web Athletic Gu Gara, Facebook.

Anuncios