Provincianismo

Ahora que andamos a vueltas con el derby y vista la cantidad de peña diplomática que habita esas dos provincias unidas por la A-8, el departamento de Recursos Humanos del blog se ha puesto manos a la obra para realizar el test definitivo que te ayude a calcular tu grado de provincianismo. Bueno, el tuyo o el de tu vecino, porque la cosa funciona en idénticos parámetros.

ElDerbiNoEsParaMi

La prueba, en un inicio, contaba con tres respuestas posibles a cada ítem, pero viendo la simpleza del fenómeno localista y del público objetivo, el test ha mutado en simple prueba de reconocimiento. Venga, la ele con la e: le; si le añades otra e: lee. De paso, calcula con cuántas frases te sientes identificado.

  • Dices el San Sebastián o el Bilbao.
  • Eres capaz de cantarle “a segunda” al equipo rival cuando le van mal dadas, emulando aficiones ejemplares como la del Barça o, sí, el Racing.
  • Gastas versos como “no son leones, son maricones” o clásicos como “gasté, gasté 500 pelas en la palanca de San Sebastián”.
  • Tu lectura habitual son los panfletos locales de Vocento y Mundo Deportivo.
  • Criticas que el equipo rival tenga un estadio construido/remodelado con ingente dinero público sudándotela que el tuyo funciona(rá) de modo similar.
  • Te tiras de los pelos por la falta de fidelidad de unos jugadores que se venden al mejor postor ($$$) y se largan a otros equipos, incluso, sacrilegio, cruzan la A-8.
  • Quieres blindar tu cantera y que nadie te “robe” jugadores pero no renuncias a fichar lo que te place en la provincia vecina, La Rioja o Turkmenistán.
  • Te mofas de Eneko Goia en el vestuario de la Real olvidándote de cómo consiguió Azkuna ser socio del Athletic, por no hablar de cosas más lamentables. Populismo de idénticas siglas.
  • Crees que ETB está monitorizada por el equipo rival.
  • Portas bufandas como “antirrealista” o fundas la peña 5-0.
  • Insultas a “la otra” provincia y sus habitantes, sobre todo rodeado de los tuyos cuando juegas en casa. En la calle o a la cara: chitón.
  • Si gana el equipo contrario es culpa del árbitro o de algún complot contra tu equipo.
  • Los piscinazos, entradas a destiempo y simulaciones del rival son asquerosas. Las de mi equipo o no las veo o las aplaudo.
  • Te ponen las bravuconadas de casposas tertulias “deportivas” de cadenas locales, aunque critiquen haber visto a hinchas rivales con tupperwares en tu ciudad o, simplemente, en la tribuna de tu estadio.
  • Tu cota argumentativa radica en: “sí, pero vosotros más”.

Resumiendo: Villarriba y Villabajo son antzeko-parecido, sólo cambia el Fairy. Lo más parecido, pues, a un provinciano de la Real es un provinciano del Athletic. Y como aquí somos del Athletic, son estos últimos especímenes quienes mayor vergüenza ajena nos producen. Todos ellos, además, sean de la Real o del Athletic, son incapaces de comprender una cosa: que su actitud no hace sino retroalimentar aquello que dicen odiar y a aquellos de quien sólo les diferencia un color, el azul o el rojo.

Anuncios