Árbitros: ¿Ineptitud, premeditación o cobardía? (Contracrónica Sporting-Athletic)

Ganó con solvencia el Athletic a un Sporting que apenas inquietó la portería de Iraizoz. Hoy, sin embargo, toca hablar de la delirante actuación del colegiado, Del Cerro Grande.

El choque venía cargado debido a la rajada, suponemos con razón, de Abelardo contra el árbitro del Granada-Sporting. No sabemos si por una mal entendida ley de la compensación, si por remordimientos de conciencia porque el estamento arbitral, “casualmente”, imparta injusticia contra los equipos humildes, si por ineptitud, premeditación o cobardía, o quizás por un cúmulo de todos estos factores, el caso es que Del Cerro Grande realizó un arbitraje a la medida del equipo local.

1457293154_508716_1457293316_doscolumnas_normal

Vranjes repartió cuanto quiso y sólo se llevo una amarilla por una fea entrada a Muniain cuando previamente realizó una innecesaria entrada similar por detrás a Laporte. A Aduriz le hizo falta en boca de gol (penalti claro que quedó sin pitar) y a Muniain le dio un rodillazo por la espalda en un salto. Por otra parte, a Etxeita le abrieron la ceja de un codazo. Se autolesionaría, a juzgar por la reacción del trencilla.

Mención aparte para la expulsión de Laporte. Dejando de lado la irrisoria amarilla de la primera ¿falta?, es del todo inconcebible que Halilovic se tire a la piscina cuando el de Agen se aparta y ni le roza. El árbitro estaba encima pero vio lo que quiso, iba predispuesto o se dejó las gafas en la caseta. Segunda amarilla y a la calle.

Probablemente a Laporte le quiten una amarilla pero a buen seguro que no habrá castigo ni para el jugador sportinguista ni para el árbitro. Si el comité actuara de oficio contra todos estos piscinazos el fútbol sería más limpio, menos tramposo y la labor de los árbitros se vería beneficiada. Claro que a quién le importa el espectáculo cuando lo esencial es que gane el de siempre y se siga haciendo caja.

Por descontado, no habrá nevera para un Del Cerro porque un Sporting-Athletic no importa a nadie en este gran mercado que es la liga. De haber ocurrido contra el Barça o el Madrid su destino sería bien diferente, si bien suele ser extraño que estas cosas ocurran. ¿Por qué?, que diría Mourinho.

“Piensa mal y acertarás” nos gritan los hechos a gritos. Así que “quien no llora no mama“, y ayer el Sporting ni por esas. En todo caso, hasta que los propios aficionados no se den cuenta de que no sirve ganar a cualquier precio, hasta que no critiquemos un piscinazo o una ayuda arbitral a favor, nada cambiará. Es decir, seguiremos lamentando el asco que produce adulterar una competición, primero con doping y chanchullos financieros, después mediante arbitrajes a mayor gloria del equipo mediático y poderoso. Liga BBVA, supuestamente la mejor liga del mundo, haciendo honor a su sponsor.

Anuncios