La leyenda del chubasquero azul

Decía el árbitro que pitó el Oxford City – West Ham, en el que Redknapp hizo saltar a jugar a un aficionado, que hay historias que ganan con el tiempo. Lo pudimos ver en la Leyenda de Tityshev. Pues bien, la hazaña del chaval del chubasquero azul sobre el césped de La Catedral instantes después del final de uno de los mayores robos que se han visto en una competición de Copa, ha pasado a la historia reciente de nuestra hinchada en letras de oro y se ha grabado en nuestras retinas como uno de los mejores y más tronchantes episodios de nuestra vida rojiblanca. Y con ella, celebramos además nuestro artículo número 300.

Chubasquero

Vivanco da buena cuenta de ello hoy en las páginas de Gara (http://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/gara/editions/2016-04-09/hemeroteca_articles/garcia-de-loza-la-policia-y-el-heroe-de-san-mames). Quiso la casualidad que hace dos años, cuando el blogzine daba sus primeros pasos, tuviéramos la oportunidad de charlar con el protagonista de la historia, después de tantos años viendo el vídeo de la carga policial en pleno césped y la huida rateril de los de marrón que había dado tantas vueltas por las gradas de toda Europa.

Porque la jugada no tiene nada que envidiar a la de Maradona contra la Inglaterra del 86. El chaval encara, escapa a una primera carga, recula, vuelve a encarar, regatea, golpea al adversario y se marca una carrera limpia por la banda que ni Roberto Carlos en sus mejores años mientras sigue ondeando su bandera del Athletic, aquella con palo de madera que todos teníamos. La ovación es tal que San Mamés se cae. Literalmente, al grito de “hijos de puta” y “fuera, fuera”. Tanto es así que sirve de pistoletazo de salida para una invasión de césped que obliga a los maderos a huir miserablemente por el vetusto túnel de vestuarios. Aquellos no eran unos años en los que la policía de ocupación española fuera muy popular, y la gradas rebosaban de chavales dispuestos a recordárselo. Cómo hemos cambiado…

No entendemos cómo el Athletic no ofreció un contrato millonario a aquel chaval de Barakaldo que, miembro de la grada durante muchos años, hoy día sigue acudiendo a San Mamés. Eso sí, sin su chubasquero que, ya que estamos, deberían vender en la tienda oficial. Nos consta que atesora bastantes más anécdotas en viajes con el equipo. Historias de las que no se cuentan en los pasillos de los VIP y sobre las alfombras de los palcos de autoridades.

30 años hace ya de aquello, y sinceramente, a nosotros nos parece cada día mejor. El domingo, si os acordais, tomad una birra y brindad por él. Larga vida al chaval del chubasquero azul.

*enlace al vídeo completo: https://youtu.be/uL4c6XChFuY?t=10m41s

Anuncios