La música de la Eurocopa

** Corresponsal de Alabinbonban en Caledonia

Con el final de las competiciones domésticas por todo el viejo continente, tenemos la Eurocopa a la vuelta de la esquina y, de la mano, llega uno de los clásicos de las islas (aunque luego extendido a otros países): la canción oficial de la selección nacional.

A pesar de contar con algunos hitos para la historia (del olvido) -que puede recordar a ese bochornoso monumento a la vergüenza ajena que es Eurovisión- esta tradición nos ha dejado momentos ciertamente notables en lo musical. Algunas de estas canciones incluso traspasaron las pistas de baile para colarse en las gradas, formando así parte del repertorio de las distintas hinchadas. En esta entrada del blog, queremos hacer un repaso a algunas de las más memorables.

Los pioneros en estas lides fueron -una vez más- los ingleses, cuya primera canción oficial data del mundial de 1970 disputado en México. De nombre “Back home”, fue compuesta a medias entre Bill Martin y Phil Coulter, dos auténticos expertos en crear exitazos desde los años 60, aunque nos repatee el hígado el hecho de que uno sea irlandés (Coulter es de Derry) y el otro escocés (Martin de Glasgow).

Back Home

Aunque Inglaterra siguió contando con canción oficial en posteriores mundiales y eurocopas, hay que esperar hasta el Mundial ’86 -curiosamente, de nuevo en México- para encontrarnos con el primer gran ‘hit’ reconocible, aunque cogieran la música de una canción del Nottingham Forest del simpar Brian Clough y su hazaña tras ganar la Copa de Europa de 1980. De esta manera, el “He’s got the whole world in his hands” del Forest, se convirtió en “We’ve got the whole world at our feet” para los ‘pross’.

We’ve got the whole world at our feet

De todas formas, los dos grandes pelotazos estarían aún por llegar. El primero con el Mundial de Italia 90, donde los ingleses contaron con la aportación de New Order, el respetadísimo grupo que surgió de las cenizas de Joy Division tras la muerte de su inquietante lider, Ian Curtis, con el archiconocido “World in motion”, donde incluso el gran John Barnes se atrevió con unas lineas en plan hip-hop. Y el segundo, seis años después cuando Inglaterra organizó la Eurocopa del 96 y The Lightning Seeds (con la colaboración de un par de comediantes muy populares por allí) lo petaron con su “Three lions” y su pegadizo y muy apropiado estribillo “It’s coming home, football’s coming home” que llegó a convertirse en uno de los cánticos predilectos de los hinchas ingleses en ese y otros torneos. Su rotundo éxito hizo que canciones posteriores pasaran más bien desapercibidas, como la que compuso Ian McCulloch -lider de Echo & The Bunnymen, otro grupo de culto ochentero- para el Mundial del 98 o The Farm, que para la Eurocopa de 2004 revisitaron su famosísima “All together now”, que arrasara allá por 1990.

World in motion

Three lions

Respecto a sus vecinos del norte, los escoceses, también han tenido sus canciones pero desgraciadamente no han sido tan habituales debido a su presencia más bien escasa en este tipo de torneos en los últimos tiempos. No en vano, la última participación internacional de Escocia data de 1998 durante el Mundial de Francia.

El debut musical caledonio fue en el Mundial de Argentina ’78 con “Ally’s Tartan Army” (en alusión al entrenador escocés por entonces, Ally MacLeod), compuesta por el comediante Andy Cameron. Lo curioso es que cogieron la melodía de una canción rebelde irlandesa, “God save Ireland”. ¿La razón? Pues que, por entonces, era uno de los cánticos fijos de la hinchada del Celtic, siempre tan pro-feniana ella. Sea como fuere, el caso es que la canción fue un gran éxito, llegando hasta el número 6 en las listas de ventas, para desgracia de más de un hincha del Rangers, seguro…

Veinte años después, los maravillosos Del Amitri cogieron el testigo y cedieron para su selección “Don’t come home too soon” en 1998, la última canción oficial hasta la fecha de la selección caledonia.

Ally’s Tartan Army:

Don’t come home too soon

Turno ahora para la isla esmeralda. De cara al debut de la selección irlandesa en una Eurocopa en 1988, la plantilla al completo participó en la grabación de “We are the boys in green”, cuya recaudación tuvo fines benéficos. Uno de los grandes momentos de la televisión irlandesa fue cuando equipo y entrenador tuvieron una aparición estelar en un programa, por mucho que se notara bastante que aquello fuera play-back. Ahí estaban los Bonner, Aldridge, Whelan o McGrath, con el espigado Jackie Charlton como director de orquesta, en el sentido más amplio de la palabra:

We are the boys in green

Para la siguiente aventura internacional feniana -Mundial del 90- nos deleitaron con la que seguro que es la canción más memorable de la selección irlandesa, aquel incunable de nombre “Put’em under pressure” (en alusión a unas palabras de Charlton durante una rueda de prensa) donde se hace una imposible mezcla de ritmos bailongos, melodías futboleras y folk patrio y rebelde, usando también partes de la música de “God save Ireland”, como ya hicieran los escoceses en 1978.

Put’em under pressure (We’re all part of Jackie’s army)

Para la última Eurocopa en 2012 -sí, la que los irlandeses se ganaron el corazón de todos con aquel solemne e incansable “Fields of Athenry” de un cuarto de hora ante España, en la que consiguieron callar a toda aquella fauna rojiza vestida de toreros, folklóricas y guardias civiles-, optaron por algo más tradicional, cambiando la guerrera “The rocky road to Dublin” por el más futbolero “The rocky road to Poland”.

The rocky road to Poland

Por último, ya de cara a la presente Eurocopa, una mención a la debutante Gales, ya que ha llegado a nuestros oídos que los veteranos Manic Street Preachers se han animado a componer la canción oficial de su selección, donde se lamentan de fiascos del pasado -con guiños a grandes del fútbol galés, como Ian Rush o Ryan Giggs- pero con la alegría de que, por fin, el duro trabajo ha traído sus frutos, cosa de la que nos alegramos mucho. Os dejamos, pues, con “Together stronger” a modo de despedida.

Together stronger (C’mon Wales)

Anuncios