Athletic Club – Real Sociedad SAD: contracrónica [Harmailatik]

Durante la semana habíamos publicado en nuestro muro de Facebook una matización a las palabras de Josetxo Olalde, representante de peñas de la Real, que acusaba al Athletic de no sumarse a la campaña de pactar precios para aficiones visitantes en los derbis vascos, cosa que ya se ha hecho en el Osasuna – Real Sociedad. Esta matización suscitó un debate, en principio sin mayor problema, y que acabó necesitando que tuviera que borrar bastantes comentarios e insultos contra los habitantes de Donostia y Gipuzkoa e hinchas de la Real. En Twitter la cosa anduvo parecida, y gran parte de los hinchas del Athletic defendieron la postura de la junta de Urrutia sin pararse a pensar que la Real pondrá unos precios parecidos a los aficionados rojiblancos que quieran desplazarse a Anoeta en el partido de vuelta. “Que se queden en su casa”, “que se jodan”, “allí nos cobran lo mismo y el campo es peor”, y demás argumentos científicos se leyeron. Tuvimos que acordarnos irremediablemente de la pancarta que nos dedicaron, con total razón y mucha sorna, los ultras del Schalke 04 aquella noche de infausto recuerdo. Estamos como para pedir precios y abonos populares en casa.

galeria34997

Todo este ambientillo viciado no se reflejó en las calles del Botxo, donde ambas aficiones compartían tragos sin mayor problema en el Casco Viejo, bertsoderbi incluído, y más tarde en Indautxu y San Mamés. Eso sí, echamos de menosa los hipotéticos cientos de realistas que habrían acudido a Bilbao de haberse pactado los precios. Bajando al barro economicista, si los tan cacareados beneficios de una Eurocopa, una final de Copa o una de Europa League son tan pingües, ¿por qué no se aprovecha para hacer caja (en la hostelería, no en el estadio, que ya se hace a conciencia) con los rivales más cercanos? ¿O con ellos no vale? ¿Preferimos recibir cientos de ultras fachas rusos o polacos a pacíficos hinchas de la Real? ¿Alguien más se plantea estas cosas o simplemente nos ajustamos la txapela demasiado fuerte mientras soltamos unga unga?

En cuanto a lo meramente deportivo, una dura Real que no sabemos muy bien a qué quería jugar, especialmente sacando el balón, encajó una justa derrota que pudo ser mayor de haber estado más acertados de cara a portería. Victoria que nos aúpa a posiciones nobles de la tabla y que nos hace lamentarnos de la ocasión perdida en Málaga. Menciones especiales a Yeray y Lekue, asentados totalmente en el primer equipo y con una implicación máxima y muy acertada.

Desgraciadamente, tenemos que hacer un par de reseñas para terminar la crónica. La primera, una agresión a un seguidor de la Real en Tribuna Este Baja y que hizo que la seguridad del estadio montara un circo totalmente prescindible. La agresión en sí (desde el desconocimiento de qué había causado la discusión previa), pues viene a demostrar que todos aquellos que tiran de victimismo y cuentan mil películas de sus viajes a Donostia (que si meadas, que si insultos, que si blablabla) omiten que los hinchas de la Real vienen a sufrir exactamente lo mismo en San Mamés. Tranquilos, conocemos vuestro eterno argumento: “ellos empezaron primero”. La situación terminó con los dos realistas (uno de ellos recibió un guantazo) siendo apartados del sector mientras decenas de hinchas locales que no sabían ni qué había pasado les insultaban de pie y muy airados, lo que indica que estaban con ganas y totalmente predispuestos a ello. Muy señorial. Lo que organizó al término del encuentro el personal de Prosegur con el agresor, en fin…menuda película.

Y para terminar, y con 3-1 en el marcador y el partido encaminado, una cuadrilla de realistas que se encontraban en los asientos Premium de norte celebró el 3-2 golpeando los soportes publicitarios. Terrible delito que les valió la airada reacción de gran parte del público rojiblanco que les dedicó cortes de manga, insultos y demás lindezas. Ante tal avalancha, uno de ellos, con gran sentido del humor, vaciló un rato con una sonrisa en la cara. Nos quitamos el sombrero, ya que retrata perfectamente la mala hostia con la que el personal acude a La Catedral en el derbi contra la Real. Y eso que muchos siguen defendiendo (carcajadas aquí, por favor), que nuestros derbis son contra Madrid y Barcelona y que el partido contra la Real es uno más.

La total ausencia de autocrítica de la que siempre hace gala la afición del Athletic Club vuelve a hacerse evidente. Nadie lo menciona, nadie lo comenta. Es un tabú, uno más que nos hace ser más pequeños y más parecidos al resto de aficiones. Que bonito sería canalizar la mala gaita en forma de cánticos cachondos, con buen humor, y disfrutar de un partido de fútbol sin más. Parece que no hay manera. Una pena…como es una pena que en Donostia y Anoeta pequen exactamente de lo mismo. Qué fácil es enfrentar al pueblo con el fútbol. En España deben estar bailando la conga viendo el percal…

75

Anuncios