Al Athletic no le gustan las banderas

No, no es que Urrutia se haya vuelto anarca o Aldazabal esté pensando en mudarse a un gaztetxe. La ICHH ha publicado una nota del club en la que se detallan las draconianas condiciones que impone la directiva para introducir cualquier bandera en San Mames. La redacción de tal escrito bien podía haber salido de la Sección Femenina de la Falange, aunque estamos seguros de que ni con Franco los hinchas tenían que pasar tantos controles para animar a su equipo. Cosas del Pazo de Ibaigane.

Si bien la seguridad del estadio, que campa a sus anchas en los partidos imponiendo leyes y normas ajenas, ya había demostrado un criterio curioso al incautar banderolas de Pitu o intentar robar pancartas de una peña, la permisividad que le ofrece esta circular es total. Ahora sí que tienen carta blanca para hacer, directamente, lo que les salga del txistu. ¿Que tu bandera excede en 1cm el ancho y alto marcados? Al baúl. ¿Que no tiene certificado de material ignífugo de la mercería de la señora Paqui? Al baúl. ¿Que Don Celes no tiene buen día y todavía no ha dado a nadie con su extensible? Al baúl y a callar que como poco te llevas una receta.

aldazabalpunk

No tenían suficiente, al parecer, con el cacheo-abuso sexual, las grabaciones en HD, la policia del cántico y la futura implantación de la huella dactilar. Ahora hay que opositar para meter una puñetera bandera. Como veis, el contraste con el trato a los VIP es notable. A unos les ponen abogados para defenderse de la ley de adicciones y que puedan beber sus cubatas, y a otros nos ponen fiscales para ver si nos cuelan más sanciones. Lo siguiente será imponer un código de vestimenta. Como en el cole o como Tito Flo.

¿Alguien piensa que después de todo esto a alguien le quedan muchas ganas de animar en San Mamés? ¿De verdad pensáis que alguien se va a exponer a una multa de 3000€ y una sanción de 6 meses porque al segurata de turno no le mola el lema escrito en tu bandera? Obviamente no.

Asistimos en directo a la muerte de una manera de vivir el futbol. Más bien asesinato, de nuevo, a manos del Gradicida, don Josu Urrutia, que está dándole la extremaunción. La semana pasada en nuestro muro de Facebook un viejo socio de la grada anunciaba su baja a partir de diciembre. No es el primero. Y no será el último. Gente que ha ido al 100% de los partidos en San Mamés los últimos 30 años, que ha viajado dejándose su pasta y su tiempo incluso en sitios de mucho riesgo y que a cambio recibe un trato vejatorio como poco inmerecido. El Athletic no quiere hinchas. Quiere dóciles clientes. Suponemos que de esto también nos invitará a reflexionar la Fundación Cultureta Athletic.

Así que ya sabéis. El domingo a misa, luego un marianito en Garcia Rivero, pintxo en el Batzoki de Indautxu, jersey al cuello y una última en la taberna de los ingleses a 10€ la consumición, comprar una bandera ignífuga en la tienda oficial y para dentro. Sentaditos, calladitos y sin fumar. Nos quieren así, recién saliditos de Sabin Industries Inc.

No se puede beber, no se puede fumar, no se puede ondear banderas, no se puede cantar lo que uno quiera, y no se puede ni discutir su modelo porque te tachan de anti Athletic. Sólo se puede pagar y callar. Nos lo cuentan en el año 97 y nos hacemos socios del Apurtuarte.

Anuncios