Athletic Hall of Infame

 

Tras todo hincha se esconde un entrenador que, aunque no haya puesto un cono en su vida, cree tener la llave perfecta para que su equipo funcione. Ya sabéis, el manager perfecto, capaz de fichar, negociar salarios y confeccionar el once titular. Es tal su sabiduría que seleccionar el mejor plantel histórico no le costaría más de un minuto: Iribar, Garay, Guerrero, Dani, Zarra, etc… Pero la empresa se complica si se trata de montar un equipo mediocre, confeccionado con jugadores non gratos, fiascos, tuercebotas y cuyo comportamiento fuera del campo fuera irritante para la afición. Alabinbonban lo ha hecho y antes de que nos acusen de no ser verdaderos athletizales (sic), un consejo: tómense con humor este repaso a la historia del Athletic.

1- Aranzubia. Desde Zubi han pasado porteros de todo tipo, ninguno top y sí muchos del montón. El de peor suerte probablemente haya sido Pampín, aquél portero más pequeño si cabe que Juanjo Valencia y que debutó en Anoeta en un derbi remontado por la Real; el chaval parecía majete, al contrario que el riojano. Dani nos iba a dar estabilidad pero su rendimiento fue decayendo hasta convertirse en una caricatura torpe, fondona y exasperante. Cuando el club quiso traspasarlo al Zaragoza, este dechado de profesionalidad se negó y se quedó tan ricamente a chupar de la piragua. Tan mal lo hizo que Caparrós trajo a Armando con tal de no verle bajo palos.

hall1

2- Zubiaurre. En la jugada institucional más torpe en la historia del club Lamikiz se cargó su reputación como abogado y de paso la carrera del jugador. El Cafú de Mendaro jugó 3 partidos de rojiblanco y el Athletic tuvo que pagar 5 millones de multa, sin contar el sueldo del jugador. Hagan cuentas. En Donosti aún se están descojonando.

hall2

3- Lizarazu. Precursor en usar al Athletic como trampolín. Este caradura se cascó una temporada infame, la mitad supuestamente lesionado y la otra mitad haciendo surf en Sope. Cuando jugó no demostró gran cosa ni con el pie ni con los puños en aquella pelea con Kily González. Se largó del club de mala manera, con la afición llamándole pesetero y echándole monedas en Ibaigane. Literalmente. Años más tarde reapareció en nuestras vidas contando que ETA le había exigido dinero.

https://www.youtube.com/watch?v=PmtjNnnKcOc

4- Txutxi. Debutó con el primer equipo cuando a Stepi le dio por subir compulsivamente jugadores del filial. Como tantos otros, dejó el club sin pena ni gloria, habiendo jugado trece partidos. Si está en este once es porque hace relativamente poco fue condenado a 9 años de talego por introducir en Españistán, junto a otros compinches futboleros, casi una tonelada de cocaína. Todo un ejemplo para la chavalería.

5- Karanka. Perdió el culo por ir al Madrid, club de sus amores, y en la capital del reino acabó por destapar del todo sus inclinaciones políticas, como se aprecia en la foto. Lo incomprensible fue que el Athletic, dando pésimo ejemplo a plantilla y cantera, le ofreciera un retiro vacacional en forma de contrato por cuatro años cuando ya no valía para el Madrid. Como la cabra tira al monte, acabó volviendo a Concha Espina y el colmo ya fue verle perfeccionar sus modales al lado de Mourinho.   

hall3

6- Ríos. Corría la temporada del centenario y Arrate andaba con la chequera más suelta que la napia de Marichalar. Lo aprovechó el Betis, o sea Lopera y su Cristo del Gran Poder, que se embolsó 2000 kilos por un jugador que jamás llegó a cuajar en un Athletic en el que jugó hasta de lateral. Como buenos recuerdos nos quedan su actuación contra la Samp y una remontada tan extasiante como inmerecida ante el Celta. La carrera del bueno de Roberto Rizos se torció tanto que se retiró una vez finalizó su contrato con el Athletic. Para entonces había pasado un lustro pero la afición todavía seguía en estado de shock tras ver cómo el Barça había fichado al crack del momento, Ronaldo, por 2500 millones mientras nosotros tirábamos la pasta por el sumidero. El bilbainismo y la estupidez jamás estuvieron tan unidos.

7- Ayarza. Este polivalente paquete jugaba por lo general de medio-estorbo, de ahí que, si la memoria no nos falla, saltara al Camp Nou con dorsal de delantero cierta vez que pusimos el autobús en Barcelona. Su actuación más memorable fue conducir borracho como una cuba en dirección contraria, ser interceptado por la Ertzaintza y obligado a inmovilizar el coche… para después volverlo a coger y volver a ser trincado (enlace). Ni Homer Simpson y Barney juntos de chufla. Pocos meses después del incidente sería traspasado, contribuyendo a los descensos del Rayo a Segunda y del Marbella a Segunda B. Hoy en día, vivir para ver, se permite el lujo de poner notas y juzgar a los jugadores del Athletic en El Correo, con una prosa más rudimentaria aún que su estilo sobre el césped.    

hall4

8- Carlos Merino. O cómo construir un fichaje con la ayuda de tu videocámara. El chaval jugaba en el Nottingham Forest, TeleBoina nos mostró unas imágenes grabadas por un videoaficionado en las que se le veía disparar a puerta desde lejos y para cuando nos dimos cuenta ya estaba fichado. En tres años jugó ocho partidos y sólo mostró algo de clase en algún amistoso, lo cual nos hace pensar si algún directivo tenía favores pendientes.

9- Llorente. Íbamos a poner a Julito Salinas, por aquello que debió de decir sobre largarse al equipo que le pagara una peseta más que el Athletic, pero hay que reconocer que la oferta de renovación que le hizo Aurtenetxe fue en línea con la lamentable gestión que hizo de un equipo campeón. Cuenta Julito que le ofrecieron 7 millones de pesetas, insuficiente para un futbolista de su talla y valor de mercado… Ya entonces esa cifra era un dineral, tanto que ni siquiera 30 años después un trabajador medio alcanza tal sueldo, pero el tiempo ha demostrado que la codicia tenía terreno abonado en el balompié y que aquellos sueldos palidecen frente a los de hoy. Fernandito, por su parte, mareó la perdiz durante años y cuando por fin obtuvo una oferta estratosféricamente malsana tuvo la osadía de pedir una comisión para su hermano. Como colofón mintió en rueda de prensa y se tocó los cojones el año que le restaba de contrato. Con su actitud, Il Bello se mofó de club, entrenador, compañeros y afición pero aún quedan masocas con escaso amor propio que le querrían de vuelta. En fin, sólo ha habido uno más bobo que él: Amorebieta.

10- Loren. Con él llegó el escándalo y las malas relaciones Athletic-Real. Aurtenetxe, tres años después de no renovar a Salinas, tuvo la ocurrencia de pagar 300 kilos por un delantero sin gol que acabó jugando de central en su segunda temporada, antes de ser traspasado al Burgos por la mitad de lo que había costado. Ni eso arregló el desaguisado, pues el Burgos no pagó lo estipulado y ya ni recordamos si más tarde acabó haciéndolo. Loren terminaría por volver a la Real convertido en un más que aceptable central. Otro negocio digno de estudio en Sarriko.  

hall5

11- Gorostiza. Al estallar la guerra civil y formarse la selección de Euzkadi para que girara por Europa y Sudamérica con fines propagandísticos, a Gorostiza no se le ocurrió otra cosa que desertar y enrolarse en el bando franquista, que lo acogió y utilizó a su antojo. Alcohólico y vividor, Bala Roja (manda huevos el mote) se retiró con 42 años en todo un grande como el Juvencia de Trubia y su vida continuó cuesta abajo y sin frenos hasta convertirse en un juguete roto y en un resentido franquista hospedado por las monjas de Santurtzi.

Stepanovic sería el mister ideal para comandar esta banda. Nos las prometíamos muy felices cuando iniciamos la temporada 95-96 goleando al Racing y ganando en el Bernabeú. El problema fue que rápidamente se destapó que no había nadie al mando de aquella nave. Ni afición ni plantilla sabía a qué jugaba aquél equipo y el amigo Stepi empezó a reclutar cachorros para salvar la papeleta. Su destitución supo a gloria y conseguimos salvar la categoría. No así un filial hecho trizas, que se fue a Segunda B y que necesitaría 20 años para retornar a Segunda, ni el Eintracht, equipo que incomprensiblemente contrató a Stepi tras salir de Bilbo y al que también bajó ese mismo año. Sólo un mister como Lotina sería capaz de un combo similar.  

hall6

  

 

Anuncios