Represión selectiva contra la hinchada del Athletic

Algún medio ya recoge la noticia, pero sin entrar en detalles. Durante el partido contra el Granada, un hincha del sector 110 fue multado con 600 euros por introducir una lata de cerveza. Pero el esperpento que se montó por tamaño delito, mientras los VIP y los del palco presidencial brindaban con champán fue, otra vez y como viene siendo habitual últimamente, una auténtica vergüenza que deja a la entidad a la altura del Circo Mundial.

Resulta que, no contentos con entrar a la grada como si estuvieran a la caza del Octubre Rojo, a la salida del partido nuestra querida policía autonómica, walkie en mano, tenía preparado un embudo a cara de perro para localizar al temible delincuente, ya grabado e identificado por el carísimo sistema de vídeo, supuestamente. No será porque no tienen un archivo pormenorizado de cada miembro del 110, por cierto…

sanmiguel

Al no conseguir dar con él y tras consultar con Mortadelo y Filemón, y como al parecer la biblioteca municipal no estaba abierta y no tenían otra cosa que hacer un domingo a la tarde, la persecución continuó hasta una taberna cercana a La Catedral. Ni para detener al Vaquilla se montaba parecido despliegue. Por una lata de cerveza que no hizo daño a nadie, insistimos.

Bonita doble vara de medir. ¿Hay quien se imagine una actitud igual con socios de otros sectores por algo que se ha hecho, hace y seguirá haciendo en todo el estadio? Ya puestos, ¿el segurata al que se le coló la lata, va a ser castigado? ¿O quizá es que hacer cacheos abusivos en solo una puerta no sirve de nada cuando en la puerta de al lado se puede meter una catapulta? Si todo el tema de seguridad es por prevención (y no por represión), ¿si una vez metida la lata, no se lanza al campo y no se usa para otra cosa que no sea bebérsela…no es mejor pasarlo por alto?

De momento nos consta que el socio ha sido multado, aparte de perseguido y maltratado. Pero no ha sido el único. Otros 20 hinchas del Athletic han sido castigados con 600 euros por insultos a los ultras del Racing en Copa fuera del estadio. 20, ahí es nada. Cantar “Puta Santander” parece que es más caro que cantar “Puta Bilbao. Y hablando es esto último, Nicosia, Apoel, y sus ultras fascistas a los que algunos ertzainas reían las gracias por las calles de Bilbao como se puede apreciar en algún vídeo.

https://m.youtube.com/watch?v=nA0RyYHR26I

Días antes del partido en Chipre, los voceros de la Ertzaintza (entre ellos Julen Guerrero en Twitter), con nocturnidad, alevosía y muy mala leche, dieron una falsa información sobre una supuesta advertencia de la policía chipriota en la que se pedía a los hinchas del Athletic que no salieran a la calle con indumentaria rojiblanca. Parece que no quedaron contentos con el espectáculo propio de Benny Hill del partido de ida. Faltó tiempo para que los propios desplazados rojiblancos desmintieran todo y más tarde la propia policía local. De traca, pero el sector de la grada al que querían poner en el ojo del huracán ya estaba juzgado.

17078337_583216138554175_1534345781_n

A 1 escaso mes del 5º aniversario de la muerte de Pitu y cuando sobrevuela el archivo del caso, la txaraina, la seguridad y el club vuelven a estirar la cuerda. Muy apropiado, sí señor. Y para rematarlo, decretan Medio Día del Club el match contra el Real Madrid. Claro, os podéis imaginar las ganas que nos entran de ir a San Mamés a animar y saltar como si fuéramos al programa de Xuxa. No sabíamos que la “cuota subvencionada” conllevara tener que aguantar todo tipo de atropellos. Fueron las pancartas, luego las banderas, las canciones y quién sabe qué sacarán de la manga el próximo partido para atenazarnos. Lo que tenemos claro es que hay una persecución hacia un sector de la afición y que esto no va a parar y que los platos rotos los pagamos todos…a no ser que la masa social le ponga freno y diga basta.

“Lord Cardigan” Urrutia, AldazaBank y compañía parece que quieren seguir con la fiesta. Tomamos nota, de nuevo.

Anuncios