Democracia a la bilbaína [Contracrónica electoral]

Contra todo pronóstico, incluido el de este blog, Elizegi es nuevo presidente del Athletic. De chiripa, con una abrumadora abstención y el respaldo de un 25% de la masa social, pero presidente. Ha sabido aunar el voto joven, el de castigo a Urrutia, el de jeltzales, peperos (el mismo Iturgaiz le ha felicitado), exfutbolistas con querencia por el “quéhaydelomío”, Piratak Athletic, descontentos varios, Vocento, TeleBilbao (Velasco hablando de “mi querida casa de apuestas Reta” en noche electoral. WTF?) y los que querían cambio, fuese cual fuese el contenido.

La carrerilla electoral, por llamar de algún modo a esta contienda inane, obedecía al deseo de la junta saliente, o lo que es lo mismo, al aparato del PNV. Si hace cuatro años Urrutia cogía a la oposición a contrapié en una hábil jugada, más bien jugarreta, ahora tenía menos margen y más enemigos. En todo caso, el PNV no quería elecciones, pero siendo conveniente cambiar algo para que todo siga igual, como en el Gatopardo, tuvo a bien permitirle al socio un simulacro electoral; con la esperanza añadida de que nadie se atreviera a presentarse y la cosa quedara en nada. Todo atado y bien atado, como siempre (más info: PNV desde 1977).

Hubo miedo a saltar a la arena electoral por uno y otro lado. Elizegi dijo un día sí, luego no, finalmente sí. El verdadero juego ocurre fuera de escena, ahí el hincha no entra. Athletic geuria, pero lo crucial se dirime en un par de txokos de acceso restringido. Bastaba leer una entrevista al hijo del banquero, Mario Fernández Jr, finalmente en la plancha perdedora (más info), para hacerse a la idea de cómo funcionan realmente quienes aspiran a manejar el club y de qué (y cuánta) pasta están hechos sus protagonistas. Secretismo, pactos de confidencialidad, cambios de chaqueta…Hay sectas con menor hermetismo.

Uribe-Ecehevarría se creyó ganador antes de competir, un poco como el Athletic contra el Formentera en Copa. Su rival era de Segunda B, hecho a última hora con retazos y descartes poco atractivos, así que decidió hacer el Don Tancredo. Más que continuista, su postura fue inmovilista: no hacer nada, no decir nada, ni siquiera dar un nombre. He ahí la clave de la victoria, pensaría, como Urkullu o Rajoy en política. Y a su plancha le pudo la soberbia, como tantas veces a Urrutia. Basten las palabras de Silvia Muriel: “De la comunicación cambiaría poca cosa o nada”. El perfil bajo convertido en perfil nulo. ¡Anda que no tenía luces el mandato de Urrutia (de las sombras luego hablaremos) como para poder sacar pecho! Ni por esas.

Resultado de imagen de elecciones athletic

El aparato del Partido se posicionó, Itxaso Atutxa al frente, con Uribe-Echevarría, mientras de fondo silbaba el viejo clasismo de “¿¡cómo va a ser un cocinero presidente?!”. Paradójicamente, Elizegi es militante de carnet del PNV, no como su hasta ahora contrincante. El propio Elizegi se encargaba de contrarrestar la influencia de Sabin Etxea con guiños tales como haber abierto “27 batzokis en 4 años” (ergo “tranquilos, que yo también soy de los vuestros”), mientras ampliaba las redes de su potencial electorado dando imagen de hombre hecho a sí mismo. Habrá a quien le encante la historia del “humilde chico de Santutxu” que se cuela en San Mamés y si no compra la entrada a los reventas y que a base de esfuerzo y tesón coge el ascensor social y abraza las mieles del capitalismo, pero en este blog tenemos muy oída esa desagradable melodía en la que nos quieren hacer creer que la confianza es más importante que el capital para prosperar (risas, por favor). Por cierto, se le olvidó recordarnos cómo echó a la calle a un currela por ir con LAB ( info clickando aquí & allá).

Por lo demás, escaso programa el del cocinero: mucho humo, brindis al sol, alfombra a la selección española (sus adversarios son quienes han hecho todo lo posible por traerla, así que…), la Filosofía no se cambia pero mirando a los ojos de un uruguayo Elizegi sabe si puede jugar o no en el Athletic, y un montón de nombres, muchos mediocres, como el de Ayarza, y otros mera incógnita, como Alkorta, sin más aval que haber sido un notable jugador y segundo de Michel (sí, Michel). Lezama es tan vital que debería estar por encima de electoralismos, pero tenemos nuevo baile de nombres, un quítate tú que me pongo yo de manual. Por habitual no debería parecernos normal ni deseable, pero esto es lo que hay. Eso y planes bajo llave, como el de Mario Fernández Jr y compañía. Además, conviene recordar que las cosechas de Lezama dependen, en primer lugar, de la materia prima. Pero es taaan fácil ser populista y demagogo con Lezama.

Punto y aparte para la animación. Un término distorsionado hasta la saciedad y que debería ser sustituido por grada popular, amplia y con precios baratos, asequible a jóvenes y clase obrera en general, para que la humilde chavalada de Santutxu (Aitor, ¿te sientes identificado o ya no?) y otros barrios pueda entrar a San Mamés. Como a los posmos y estirados el término clase obrera les chirría pueden sustituirlo por “inclusividad”, la que la junta de Urrutia no ha demostrado durante todos estos años, dicho sea de paso.

Elizegi nos habló de The Kop, léase humo, y de una escuela de animadores, es decir, esperpento de poco gusto. Sobre lo primero, se le olvidó una minucia: precisar cómo habilitaría un espacio para 4.000 personas y a qué socios trasladaría de lugar. Uribe-Echevarría, por su parte, sí incluyó en su programa varios puntos de la ICHH, que la asamblea de compromisarios habría de ratificar. Pudo ser un gesto vacío, o de círculo vicioso, habida cuenta de quién controla la asamblea. En todo caso, ojalá una grada popular de 4.000 personas, con Elizegi o el sunsuncorda, pero somos muy escépticos. Respecto a lo segundo, la dichosa escuela, nos tememos un intento de controlar, con o sin prebendas, la grada. Suena a grada vertical, como Florentino en el Real Madrid. No somos cheerleaders, ni marionetas, ni queremos tal trato. Nada más que añadir.

Vistos los apoyos de Elizegi, se multiplicaron las voces que pedían votar al menos malo, léase Uribe-Echevarría. Algunas provenían desde la izquierda, apelando a la responsabilidad y a la situación del club, supuestamente entre la espada y la pared. Como si frenar a Elizegi hubiera supuesto parar de una vez por todas a Vocento y los nostálgicos del tipo de gestión macuista. No es la primera vez que escuchamos la misma cantinela, por lo que he aquí dos pinceladas para entender mejor la legitimidad de tanta abstención, voto en blanco y nulo.

El establishment, PNV y acólitos, siempre gana, máxime si las reglas del juego le benefician (avales) y además juega con los tiempos. Ellos han diseñado el marco, no se puede ganar en ese juego. Como mucho podemos votar al menos malo, así por los tiempos de los tiempos, perpetuando este sistema. La izquierda en torno al Athletic, o las mentalidades de izquierdas en el socio-electorado, son minoría. La clase obrera ha sido progresivamente expulsada de San Mamés y es con Josu Urrutia cuando las cuotas para ser socios ascienden hasta casi 2.000 euros a fondo perdido. El acceso es censitario y el perfil socioeconómico del nuevo socio se ve necesariamente afectado. El ambiente de ayer en Ibaigane, con tanta gomina y el postureo típico de García Rivero, da una buena fotografía del sendero que transitamos.

En vez de estar articuladas o contar con un proyecto de incidencia a medio-largo plazo, aspirar incluso a ser una especie de bisagra, a modificar programas, ejercer de Pepito Grillo, a tener voz sin ser residual, las personas de izquierda no tenemos nada o muy poco aparte de molonas camisetas del St. Pauli. ¿Qué es, por ejemplo, Athletic Indartu? ¿Quiénes son? ¿Dónde han estado estos 8 años? ¿Qué hacemos el resto? Y es fútbol, tampoco se nos olvide, no hablamos de paro, pensiones, educación o sanidad.

La responsabilidad consistiría en armar un grupo de trabajo en las antípodas de lo que se cuece hoy en torno al Athletic, no en votar al menos malo y quedarnos para hacerle los recados a la cara amable del establishment. Porque el menos malo, los continuistas, eran los mismos que desacreditaron a Bielsa frente a Balzola, poniendo los intereses de una empresa por encima del club; los mismos que beneficiaron a empresas afines del Partido en la construcción del nuevo campo; los que contrataron trabajadores portugueses sin cumplir el convenio de Bizkaia; los del ninguneo y el toreo constante a la ICHH; los de los gestos con cuentagotas; los que pasaron de Cabacas; los de los palcos VIP; los que nos dicen haber acabado con enchufismos pero no explican por qué era necesario colocar a dedazo a Mendiguren o Asier, colegas de Urrutia, en la Fundación; los que gestionan las entradas de las finales impecablemente pero siguen sin desgranar públicamente en qué consisten los compromisos del club; los de la nula autocrítica.

El Athletic es un juguete de las élites, gobiernen unos u otros. Si por un casual (que a este blog le tocara el euromillón, pongamos) tuviéramos una mínima posibilidad de aposentar nuestros orondos culos en Ibaigane, estos dos bandos, supuestamente tan contrapuestos, nos harían la pinza sin miramientos. No nos pidáis responsabilidad a quienes votamos nulo, en blanco o nos abstuvimos. Pedirla en Sabin Etxea. O pedírsela a Uribe-Echevarría y Urrutia. Quizás para la próxima vez espabilen.

El futuro inmediato pinta entre oscuro y mal. Los llamamientos a la unidad son más falsos y efímeros que el amor que nos profesaba Ander Herrera. Elizegi será esclavo de los apoyos recibidos, qué duda cabe, pero el PNV le dará margen en tanto no desmadre su juguete preferido, ya que en tal caso se lo haría pagar más pronto que tarde. A su vez, el socio juzgará a Elizegi en función también de esa parte de buen legado que deja Urrutia. No sólo en cuanto a logros deportivos, también en términos de “cláusula o nada” o de cuentas saneadas. En cualquier caso, buena parte dependerá de que la pelotita entre.

Resultado de imagen de elecciones athletic

Anuncios

Amargo agur a Josu I “el Gradicida”

Un día de 2011 cruzábamos la puerta de Ibaigane con la firme decisión de votar nulo en aquellas elecciones entre Macua y Urrutia, y salíamos con la misma sensación de timo, bochorno y vergüenza ajena ante el espectáculo que daban las candidaturas una vez más. La verticalidad, los avales, las azafatas repartiendo Flyers de Macua, todo en general destilaba un hedor propio de otros lares, como si estuvieran en liza Rita Barberá y Esperanza Aguirre y no Urrutia y Macua.

UrrutiaI

Las falsas promesas y cierto aire abertzale confundieron a más de uno, y Urrutia se aseguró una paz social a medio plazo y un buen puñado de votos en un momento clave, el fin de las obras del nuevo estadio y el posterior traslado de los socios.

8 años después y con un balance deportivo y económico donde, a pesar de los resultados de estas dos últimas campañas, puede sacar algo de músculo, para los socios de la grada y gran parte de la masa social de clase obrera del Athletic Club, Jose Urrutia dejará un poso muy amargo. A decir verdad, tan amargo que tapa su gestión en otros ámbitos. Y es que sus dos grandes debes han sido la gestión de algo tan sensible como el Caso Cabacas, y la guerra sin cuartel a la grada popular a la par que apuntalaba la irrupción del modelo VIP en San Mamés. Nunca nadie hizo tanto contra la grada, y tenemos en cuenta aquí figurones como Macua Vocentoman, su supuesto archienemigo. Quién nos lo iba a decir en 2011.

A Josu también le ha tocado comandar la nave a favor de la corriente del fútbol moderno, y lo ha hecho de buen grado, cómodo, por mucho que dé la sensación contraria. Las obras del estadio, los contratos millonarios, los diferentes patrocinadores, casas de apuestas mediante, las cada vez más draconianas medidas contra los hinchas… todo ha sido aplicado con sumo gusto y sin ponerlo en tela de juicio, como corresponde al presidente de una afición que si en algo destaca es en su conservadurismo. El presidente ha sido, pues, fiel reflejo de la masa social a la que representa. Sin tener en cuenta, eso sí, la ingente cantidad de hinchas que quedan fuera del estadio por las políticas de precios y que bien podrían constituir una resistencia sociopolítica a las élites que dominan Ibaigane. Quizá así se entienda de una vez la guerra contra la grada. Poco tiene que ver el hooliganismo; es la excusa, el casus belli superficial de algo que es, con matices, una extensión futbolística de conflictos más hondos.

Urrutia ha sido el menos malo, simplemente, por no negociar las claúsulas y, siendo generosos, reducir, que no erradicar, algunos mamoneos, pues cabe recordar cómo ha enchufado a más de un colega suyo en el club. El listón presidencial estaba antes a un nivel tan bajo que el populacho ha acabado aceptando a un tipo mediocre y peor orador; un títere amable con el poder y despótico con el de abajo. Sin embargo, no es de extrañar que las pirañas que habitualmente merodean Ibaigane teman dar el salto a la arena electoral, pues ellos mismos son conscientes de que son, lisa y llanamente, peores gestores. Eso, y que presumiblemente el PNV ha tocado la corneta y puesto orden. Porque, ironías de la vida, todos sabemos que no hay que mezclar política con deporte.

Por último, y visto lo visto durante este doble mandato, no se entiende cierto colaboracionismo desde algunos sectores de izquierda, que en la coyuntura actual parecen querer tropezar con la misma piedra. Si no se entendería en Sankt Pauli, del que tanto se farda, ¿por qué se ha de entender aquí?

Urrutia pasará a nuestra historia como lo que pudo ser y nunca fue. Será el Gradicida, el amigo de los VIP, y uno más que se he plegado servilmente a los designios de Sabin Etxea, otra marioneta del poder. Nuestro recuerdo más dulce será su enemistad con el Correo, quizá simplemente porque el enemigo de mi enemigo es mi amigo.

Agur pues, y por favor, con orden de alejamiento, que no queremos ni verte a menos de 100 metros de la grada.

LOS HINCHAS PRIMERO
LEHENIK ZALETUOK

 

Por fin, abonos

5 largos años ha costado que el club haya accedido a recuperar la figura del abonado en las gradas de San Mamés. Tortuosos, llenos de obstáculos y con un silencio mediático y social casi total a excepción de la ICHH, los blogs de su órbita y algún periodista / medio muy concreto y de forma muy tímida. Ha tenido que llegar una etapa mediocre en lo deportivo para que se ponga en valor nuestra demanda. Pero por fin se ha escuchado y se hace algo. Al César lo que es del César.

Llega la iniciativa en un momento en el que es imposible situar esos 900 abonos en la grada popular. Lo que de por sí es aceptar el gran error histórico de dividir la grada en dos sectores y exiliarla a una esquina. Pero este parche temporal va a hacer que 900 jóvenes, nuestra cantera, nuestro futuro, pisen San Mamés cada partido, probablemente en cuadrilla, para disfrutar como lo hicimos nosotros con su edad. Parte del espíritu se puede recuperar y puede verse una luz al final del túnel.

ant15

Desde las líneas de este blogzine, toca agradecer enormemente el incansable trabajo de la ICHH, muchas veces invisible. Remar contra corriente no es fácil. También agradecer al club la parte que le corresponde. Es el camino, escuchar, ser valiente, aceptar errores y enmendarlos. Esperamos que siga siendo la línea hasta la consecución del objetivo de una grada popular grande y potente. En esa senda siempre nos encontrarán.

Nos gustaría acabar dando la bienvenida a los nuevos abonados. Algunos habréis pisado poco La Catedral. Otros seréis habituales. Sea como sea, sí nos gustaría que en su justa medida tuvierais en cuenta a los actores que han conseguido que estéis en San Mamés, y por supuesto animaros a cantar y uniros a la grada popular. Juntos seremos grandes.

Y para despedir el año, os dejamos con la hemeroteca del blogzine con todo lo relativo a los abonos.

<p>https://alabinbonban.wordpress.com/2016/04/29/reflexiones-sobre-la-ampliacion-de-la-grada-popular/

https://alabinbonban.wordpress.com/2014/11/17/sector-124-otro-desproposito/

https://alabinbonban.wordpress.com/2014/10/20/urrutia-i-el-gradicida/

https://alabinbonban.wordpress.com/2014/05/06/ven-a-la-grada-zatoz-harmailara-se-acerca-la-fecha/

https://alabinbonban.wordpress.com/2014/04/30/campana-por-una-grada-popular-en-san-mames/

https://alabinbonban.wordpress.com/2014/03/13/reflexiones-sobre-la-grada-2-los-asientos/

https://alabinbonban.wordpress.com/2014/03/06/abonando-san-mames/

Nos secamos las gotas de sudor y empezamos ya a trabajar para conseguir que esos 900 os unáis, físicamente, a la grada popular.

ONGI ETORRI SAN MAMESERA

HERRI HARMAILA DUINA NAHI DUGU

Ultras y nazis y viceversa (y alguna lágrima de cocodrilo)

A juzgar por sus pintas, el protagonista del día de ayer bien podría haber sido tronista de MyHyV en su versión 3000 viviendas. Si ya de por si el Betis era un club que tenía mala prensa en Bilbao por sus Lopera, Zozulya, Rubén Castro, los lanzadores de botellas y los ultras nazis que jalean el maltrato, ha tenido que venir el segundo Herrera a Bizkaia que se va por la puerta de atrás después de dar por culo. Es justo mencionar, no obstante, que muchos aficionados béticos les repudiaron públicamente.

Hacía tiempo que no veíamos a los ultrillas del club verdiblanco por el Botxo, y el recuerdo que teníamos era el de verles enjaulados en un hotel a la espera de ser devorados por las fieras en las horas previas de una semifinal de copa de infausto recuerdo. Tuvieron que ser sus amigos uniformados los que les sacaran las castañas del fuego. Como ayer, aunque con notables diferencias, a juzgar por el material gráfico que ellos mismos se encargaron de gestionar para darse autobombo.

Día de la Hispanidad.
Donosti  12.10.07
Foto   JOSE MARI LOPEZ

No es que queramos darles un protagonismo que no se merecen. Pero tras la visita de los US y la de estos vainas, es evidente que los fachas se están viniendo arriba. Y lo hacen porque saben que, con el respaldo de las redes sociales y la impunidad con la que gozan, cualquier acción de mierda que hagan, como agredir a un transeúnte que está tomando el café mañanero (esa mentalitá siempre por delante), tiene mucho impacto en una ciudad no acostumbrada a agresiones y grupos de esta calaña. Resulta chocante, no obstante, la actitud de muchos ciudadanos (normalmente muy demócratas y correctos) pidiendo la asistencia de cierto repudiado grupo futbolero antifascista local para dar la cara contra ese elemento. Donde no tiene huevos de actuar ni la policía. Putos hipócritas.

Hoy todo el mundo se pregunta cómo, por qué, dónde está la policía…en fin, sorprende que se rasguen las vestiduras con los precedentes que hay y con lo bien que se llevan las Fuerzas de Seguridad con estos tipos. El caso es que comenzada la primera parte, un grupo de ultras béticos hizo acto de presencia en San Mamés, con sus uniformes negros, sus pancartas, su rojigualda y su fascismo, escoltados y protegidos. Y automáticamente nos vinieron a la mente las imágenes de hace una semana de la policía nacional cargando en la grada de Schickeria Munchen por tener una bandera mitad ikurriña mitad jamaicana. Qué rasero tan equilibrado hay en el Estado Español. Este tipo de gente, US; FA o SGS es la que mató a Aitor Zabaleta, Guillem Agulló o Carlos Palomino. Pero según el criterio patrio, en Altsasu, una pelea de bar es terrorismo, pero en Bilbao, una agresión fascista al grito de Arriba España y llamando proetarra a una persona que toma un café, se queda en nada, o casi, a tenor por la denuncia de oficio que ha tramitado la Ertzaintza. España siempre ha protegido a sus chicos cuando se trata de las vascongadas.

Suponemos que la Fundación Athletic está trabajando incansablemente en un documental sermoneándonos sobre el uso que hacen los fascistas del fútbol y lo mala que es la violencia en las gradas. Quizá les podemos ayudar con un pequeño spoiler. Gracias a, entre otros, el propio club, Sabin Etxea y la patronal (que son todo uno, como los Mosqueteros), hordas de estos nazis van a pasearse, libremente, por las calles de Bilbao durante la Eurocopa de 2020 a mayor gloria de los ingresos por eventos deportivos. Y ellos, los que nos sermonean, no van a estar en la calle ni para comerse sus agresiones, ni para dar la cara. Porque todo eso no se hace ni en una comisaría, ni en un despacho, ni en un palco y hace falta tenerlos bien puestos para enfrentarse a esta peña a pecho descubierto.

Hoy leemos en Deia, órgano propagandístico de Sabin Etxea y la directiva del Athletic, una tira de humor de su mesa de redacción. Muy indignados. Mucho. Casi violentos. Dándose golpes en el pecho y casi llamando a las armas entonando el “Vía fora“. Calificando al gobierno de Madrid de fascista…mientras el propio PNV negocia los presupuestos con ellos. Así tienen la cara, de cemento armado.

Y todo esto ocurre el día después del 80 aniversario del bombardeo de Gernika. La piel estaba muy fina en San Mamés y se notó. La entrada de los ultras vino acompañada de claros gritos que hacía tiempo que no se oían en La Catedral. El fascismo nunca es ni será bienvenido en Bilbao. Bueno, quizá por las autoridades sí, si es que los ultras dejan pingües beneficios en sus cuentas corrientes…

Únete a la disidencia [ICHH a la asamblea]

*****¡ÚLTIMOS DÍAS PARA ENTREGAR TU FIRMA!*****

Como decía Eskorbuto, ya no quedan más cojones, ICHH a las elecciones. O bueno, mejor dicho, a la asamblea de compromisarios, ente que rige, a trancas y barrancas, el devenir del club de nuestros amores. No es ningún secreto que la gestión de Josu Urrutia ha sido mas que decepcionante desde el punto de vista social, especialmente en su vertiente graderil. Tampoco lo es que las anquilosadas y viejunas estructuras de poder de la provincia mandan con puño de hierro en las decisiones de calado de la entidad, léase, las económicas. Hoy, el club es un auténtico dinosaurio cuya paz social depende de que la pelotita entre. La participación real del socio tiende a cero y parte más bacalao un VIP o un patrocinador que cualquier bazkide.

17505174_1450019725032758_317072215036939861_o

En esta tesitura, y con una clase trabajadora que se las ve para pagar la cuota anual o que, dada la ausencia de abonos y/o entradas asequibles, hace eones que no pisa San Mamés, la ICHH, como coordinadora de taldes de la grada popular, pretende aumentar su representación en la asamblea para ser la voz de los que hasta ahora no la han tenido, al menos públicamente. En contra, por cierto, de lo que quiere la directiva del club que, de nuevo, intenta reprimir toda expresión contraria a sus ideas. Tanto es así que ha prohibido a la ICHH repartir hojas informativas dentro de la grada. Así se las gastan.

Sea como sea, los objetivos de la ICHH son varios. Ejercer de contrapoder, pelear por una grada popular más amplia, la vuelta de los abonos, precios razonables acordes a la situación económica, más transparencia, más participación de la masa social en cuestiones vitales o traer el debate sobre safe standings, entre otros.

Así que ya sabes, si quieres que haya una voz más diversa en la asamblea, que el futuro del Athletic no dependa únicamente de las decisiones de los 300 de Abando, que las constructoras no se forren a tu costa y que los VIP no se beban hasta el agua de los aspersores, puedes ponerte en contacto con la Iñigo Cabacas Herri Harmaila en Facebook, Twitter o email.

Y como hemos empezado con punk, a acabamos con punk. De ti depende, tú eliges.

[Harmailatik] San Mamés fue un clamor por Iñigo Cabacas

Ni el horario, ni el día, ni Lakua, ni Ibaigane fueron impedimento para que San Mamés, de nuevo, fuera un auténtico clamor pidiendo justicia para Iñigo Cabacas. La ICHH había repartido 10.000 cartulinas a tal efecto, y una afición rojiblanca, harta, cansada y hastiada dio buena cuenta a quienes estuvieran en el palco o delante del televisor. Un minuto 28 que dejó bien patente todos estos sentimientos. No creemos que políticos y demás vayan a rectificar un ápice la actitud tan rastrera que han mostrado hasta ahora y de la que han dado vomitivas muestras recientemente.

17795947_1462842873750443_4959730129566968427_n

Nos referimos, claro está, a las declaraciones de Pastor (PSE, socios de gobierno del PNV), asegurando que si la Ertzaintza no hubiera sido recibida con botellas y pedradas, probablemente, no se hubiera producido la carga policial”. Es más, enmarca la muerte de Cabacas tal como sigue: Como se había generado en este país, en determinadas partes de la sociedad, una especie de cultura del odio, entre ellos, a la Ertzaintza, eso provoca situaciones indeseables”.

Es difícil ser más canalla y vil. Y eso viniendo de un partido que respaldó a Ares, máximo dirigente político del dispositivo que mató a Cabacas. Un Ares que después trató de falsificar lo ocurrido mareando con porras extensibles que sólo existían en su imaginación. Un PSE que se ha hartado de pedir que no se politice la muerte de Cabacas nos viene con justificaciones políticas de baratillo, intentando desviar la atención y eludir su responsabilidad. Bien saben, además, que la policía jamás cargaría en un batzoki o casa del pueblo.

Otros que hacen el juego al poder en esta “mini” batalla del relato son los comentaristas de Bein Sports. El clamor de San Mamés fue tal que en la retransmisión en directo Santiago Segurola se vio obligado a decir que se estaba recordando el “fallecimiento” de Iñigo Cabacas. Ni una palabra sobre quienes ejecutaron tal hazaña, como si le hubiera caído una teja. Nada más salió de su boca, ni de la de Xabier Mendia ni del resto de contertulios, supuestos eruditos a los que les suponemos cobardía y no desconocimiento, pues son los mismos que no escatiman en peroratas sobre el tipo de jugador que fue Quique Sánchez Flores o sobre lo interesante que es el Thinking Football. Hablando de la Fundación, ¿dónde está? ¿Qué hace cuando matan a un hincha de su propio club? ¿Reflequé?

Claro que lo de la Fundación y demás nos cuadra perfectamente, sobre todo teniendo en cuenta la caza a la que se dedicó la Ertzaintza y la seguridad del club en las inmediaciones de La Catedral y en los accesos, identificando a los que repartían carteles e intentando impedir su introducción (en vano, la voluntad popular es imparable), sumado todo ello a las coacciones habituales, pues todo entra en un guión perfectamente interpretado por los diferentes actores de una misma película. La ICHH lo denunciaba en Redes Sociales.

17796408_1424173047653092_8958807654784470017_n

Es decir, cuando el club asegura que no tiene que decir absolutamente nada sobre Cabacas y que deja hacer a la justicia (su puta justicia, la burguesa a los servicios de policía y establishment, huelga recordar), pero luego monta y ampara todo este circo coartando la libertad de expresión de su propia masa social, lo que está haciendo es posicionarse claramente con aquellos que, lejos de querer hacer justicia, desean condenar a Cabacas al más puro silencio y ostracismo. ¿Merece la pena ser socio de un club que trata así a sus hinchas?

Si de alguna manera podemos resumir estos 5 años, ¡5!, que llevamos esperando una sentencia, es con la sensación de hartazgo total. Hartos de amagos que no van a ningún lado, hartos de jueces, políticos, responsables policiales, “sindicatos del crimen” de la policía autonómica y demás calaña. En definitiva, hartos de ver cómo intentan escurrir el bulto y tapar bajo la alfombra un asesinato que va a quedar impune, más allá de castigos administrativos que pudieren darse.

Ojo, no hemos sido nosotros los que hemos trazado una línea roja bien clara, con Iñigo o contra él. Han sido “ellos”, los violentos, los represores, los ocultadores de pruebas o los medios que les amparan (con plumillas de Vocento a la cabeza), todavía hoy. Y esa línea marca claramente el camino y la actitud que desde el 5 de abril de 2012 en adelante nos guía. Cero credibilidad y cero respeto por quienes pueden asesinar impunemente sin necesidad siquiera del más mínimo arrepentimiento mientras, para más inri, “ellos”, sus amos, nos sermonean a los demás con suelos éticos. O se usa la misma vara de medir para todo o el mensaje que cala en la sociedad es el de la hipocresía total.

Poco más podemos añadir, excepto otro (y son ya demasiados, señoría) abrazo fraternal a unos familiares y amigos que bien podrían ser los nuestros, o los de cualquiera que pisara aquel día aquel maldito callejón.

JUSTIZIA IÑIGORENTZAT

17622095_1454637604570970_5109285914329917562_o

Represión selectiva contra la hinchada del Athletic

Algún medio ya recoge la noticia, pero sin entrar en detalles. Durante el partido contra el Granada, un hincha del sector 110 fue multado con 600 euros por introducir una lata de cerveza. Pero el esperpento que se montó por tamaño delito, mientras los VIP y los del palco presidencial brindaban con champán fue, otra vez y como viene siendo habitual últimamente, una auténtica vergüenza que deja a la entidad a la altura del Circo Mundial.

Resulta que, no contentos con entrar a la grada como si estuvieran a la caza del Octubre Rojo, a la salida del partido nuestra querida policía autonómica, walkie en mano, tenía preparado un embudo a cara de perro para localizar al temible delincuente, ya grabado e identificado por el carísimo sistema de vídeo, supuestamente. No será porque no tienen un archivo pormenorizado de cada miembro del 110, por cierto…

sanmiguel

Al no conseguir dar con él y tras consultar con Mortadelo y Filemón, y como al parecer la biblioteca municipal no estaba abierta y no tenían otra cosa que hacer un domingo a la tarde, la persecución continuó hasta una taberna cercana a La Catedral. Ni para detener al Vaquilla se montaba parecido despliegue. Por una lata de cerveza que no hizo daño a nadie, insistimos.

Bonita doble vara de medir. ¿Hay quien se imagine una actitud igual con socios de otros sectores por algo que se ha hecho, hace y seguirá haciendo en todo el estadio? Ya puestos, ¿el segurata al que se le coló la lata, va a ser castigado? ¿O quizá es que hacer cacheos abusivos en solo una puerta no sirve de nada cuando en la puerta de al lado se puede meter una catapulta? Si todo el tema de seguridad es por prevención (y no por represión), ¿si una vez metida la lata, no se lanza al campo y no se usa para otra cosa que no sea bebérsela…no es mejor pasarlo por alto?

De momento nos consta que el socio ha sido multado, aparte de perseguido y maltratado. Pero no ha sido el único. Otros 20 hinchas del Athletic han sido castigados con 600 euros por insultos a los ultras del Racing en Copa fuera del estadio. 20, ahí es nada. Cantar “Puta Santander” parece que es más caro que cantar “Puta Bilbao. Y hablando es esto último, Nicosia, Apoel, y sus ultras fascistas a los que algunos ertzainas reían las gracias por las calles de Bilbao como se puede apreciar en algún vídeo.

https://m.youtube.com/watch?v=nA0RyYHR26I

Días antes del partido en Chipre, los voceros de la Ertzaintza (entre ellos Julen Guerrero en Twitter), con nocturnidad, alevosía y muy mala leche, dieron una falsa información sobre una supuesta advertencia de la policía chipriota en la que se pedía a los hinchas del Athletic que no salieran a la calle con indumentaria rojiblanca. Parece que no quedaron contentos con el espectáculo propio de Benny Hill del partido de ida. Faltó tiempo para que los propios desplazados rojiblancos desmintieran todo y más tarde la propia policía local. De traca, pero el sector de la grada al que querían poner en el ojo del huracán ya estaba juzgado.

17078337_583216138554175_1534345781_n

A 1 escaso mes del 5º aniversario de la muerte de Pitu y cuando sobrevuela el archivo del caso, la txaraina, la seguridad y el club vuelven a estirar la cuerda. Muy apropiado, sí señor. Y para rematarlo, decretan Medio Día del Club el match contra el Real Madrid. Claro, os podéis imaginar las ganas que nos entran de ir a San Mamés a animar y saltar como si fuéramos al programa de Xuxa. No sabíamos que la “cuota subvencionada” conllevara tener que aguantar todo tipo de atropellos. Fueron las pancartas, luego las banderas, las canciones y quién sabe qué sacarán de la manga el próximo partido para atenazarnos. Lo que tenemos claro es que hay una persecución hacia un sector de la afición y que esto no va a parar y que los platos rotos los pagamos todos…a no ser que la masa social le ponga freno y diga basta.

“Lord Cardigan” Urrutia, AldazaBank y compañía parece que quieren seguir con la fiesta. Tomamos nota, de nuevo.