Alavés – Athletic: recogiendo lo sembrado

Ahorraremos el chiste a los provincianos más recalcitrantes. No hablamos de sembrar patatas, hablamos de sembrar discordia, cosa en la que en Bilbao somos expertos a juzgar por los comentarios que venimos recogiendo al respecto. Nos referimos, claro está, al famoso pacto de precios que las hinchadas futboleras de Euskal Herria trasladaron a los clubes de forma pública para poner precios equitativos en los derbis de la 2016-2017. Entre ellas, algunas peñas y grupos del Athletic. La cosa era fácil, tanto como el trueque en tiempos de los neanderthales: te cambio una lanza por una lanza o, en lo que nos compete, te cambio 1000 entradas a 30 euros por otras 1000 a 30 euros.

Pero Josu Urrutia, sentado en el Trono de Hierro de Ibaigane, no es muy amigo de tomar en consideración las demandas populares que, a decir verdad, en San Mamés parecen minoritarias y dan buena muestra de qué tipo de afición somos.

Capaces de reivindicar políticas de precio abusivas. Incapaces de atisbar las ventajas que un pacto de precios pudiera tener, sea en las sacrosantas cuotas o en un eventual desplazamiento clave en la última jornada de liga. Conclusión: todos los hinchas a expensas del libre mercado y su escalada de precios. Fútbol y Athletic sólo para la élite. Eskerrik asko.

Negando la mayor, Don Josu I de las Bizkaias dijo que al Athletic Club nadie se había dirigido para hablar de este tema. Vamos a ver, Josu…un comunicado público firmado por, entre otros, grupos de socios del Athletic Club y enviado a Ibaigane por varios medios, ¿no te da alguna pista? ¿O la soberbia te impide darte por aludido? En fin, teniendo en cuenta la manera en la que se atiende desde el club alguna que otra preguntita, o cómo se hace el avestruz en otros temas, no resulta sorprendente que tus palabras carezcan de valor ni que el índice de transparencia del club esté por debajo de la media.

Sea como sea, su actitud está respaldada por aquellos que, ante la boronada de Querejeta de poner los billetes a 70 € para la hinchada visitante, piden venganza. Argumentos hay varios. Desde el que asegura que las localidades no son comparables y que el pacto carece de equidad (como si un asiento en lo alto de San Mamés fuera el asiento de un jeque árabe y el de Mendi una silla de tortura), hasta el que vuelve a insistir con la enésima fantasía sobre lo mal que se nos trata en los campos vascos. No han debido pisar el Villamarín, Cornellá o el Calderón. Mientras, los VIP siguen brindando en las localidades robadas a los socios del Athletic y la media de edad de San Mamés sigue subiendo como el asco que nos cogen fuera. Muy guay todo. Luego nos quejamos de la falta de ambiente.

En Gasteiz han estado más elegantes e Iraultza 1921, sin atisbo de ventajismo o revanchismo, ha criticado sin fisuras la política de precios para este derbi por parte de su directiva, demostrando coherencia y voluntad de llegar a un acuerdo. Cómo no, alguno en Bilbao se lo ha tomado a mal. Que si quiénes son estos, que si cuántos títulos tienen, que si no son nadie. Ni una palabra sobre nuestra política de fichajes. Luego nos cagaremos en el Barça o Bayern cuando aparezcan, como el Athletic, con la chequera caliente. ¿Nadie más ve el clasismo por algún lado? ¿Nos debe sorprender pues que San Mamés carezca de abonos o tenga una grada popular minúscula? Evidentemente no, va todo en el mismo pack. Tanto mirar a Dortmund y resulta que los gasteiztarras disfrutan de un ambiente envidiable, mientras San Mamés es un velatorio, con un par de excepciones anuales. ¿Estertores?

Desde aquí, aparte de agradecer el gesto de muchos aficionados alavesistas, de cuyo equipo no somos seguidores (esto lo mencionamos para los talibanes rojiblancos), volvemos a emplazar públicamente al Athletic Club a afrontar una nueva política de precios para sus propios aficionados, la restauración de la figura del abonado, la ampliación de la grada popular y la atención de demandas populares que benefician a todos. A los hinchas, a los clubes, a las ciudades y al propio fútbol. El domingo Mendizorrotza tendrá menos ambiente, menos hinchas del Athletic y menos sabor futbolero. Igual que el derbi en San Mamés. Una pena.

LOS HINCHAS PRIMERO

ZALETUAK LEHENIK

Athletic Club – Real Madrid: la previa

Hacía tiempo que no hacíamos una previa. Y qué mejor ocasión que una visita merengue para rescatar algunas tradiciones. Visita siempre salpicada de aromas añejos y que excede lo meramente deportivo y que supone apoquinar de nuevo un medio día del club.

Los tiempos han cambiado y la Belle Epoque zurigorri no volverá, así que los jugadores del Real Madrid ya no se encontrarán con una Catedral a rebosar donde ardan las bengalas con decenas de jóvenes hinchas subidos a la valla con la intención de intimidar al rival y vaya usted a saber qué más. Les recibirá un flamante y luminoso estadio, tan brillante por fuera como apagado y acomodado por dentro. Todo ello sumado al abismo deportivo y económico que nos separa. No obstante, siempre hay un extra de motivación para darles un efímero correctivo que les recuerde que aquí seguimos, como el año pasado, Aritz Aduriz mediante.

bengaleo sur

Y es que no podemos olvidar que el club merengue, que anteriormente era el equipo del Régimen, ahora representa lo peor del fútbol moderno y lo más casposo y reaccionario del país, entre otras muchas cosas. Una especie de antónimo al que nos empezamos a parecer demasiado pero con txapela. Y es quizá esa doble rabia la que nos impulsará mañana a gritar más, a cantar más y a celebrarlo más si les ganamos.

Así que emulando a aquellos cientos de chavales que subían a la carrera las cuestas que conducían a las puertas de los fondos del antiguo San Mamés, con mucha antelación para coger sitio preferente y cargados de banderas, bufandas, pancartas, turutas y bengalas, haremos nuestro particular Vía Crucis únicamente con lo que, aunque coartadas, nos permiten. Nuestras voces. Va por ellos.

ATHLETIC GU GARA

Hasta la victoria siempre

Como reza la eterna frase del Ché Guevara, esta noche toca pelear hasta la victoria. En nuestras retinas, partidos memorables como el 2-1 al Real Madrid, la dolorosa derrota contra el Betis en los penaltis o la gloria alcanzada en 2009 contra el Sevilla. Todos ellos precedidos de un ambiente explosivo desde días atrás que se palpaba en el aire como si toda la ciudad fuera un volcán islandés a punto de estallar.

En esta ocasión las cosas no son iguales y factores hay muchos. Si en anteriores citas hubo euforia contenida, ganas, deudas históricas o años de sinsabores, hoy, como aquel día del Mirandés, parece que las aguas van por su cauce y no amenazan con desbordarse. ¿Miedo? ¿Complacencia? ¿Falta de ganas? ¿Aburrimiento? ¿Lejanía? Quizá. Sea como sea, a nosotros nos sigue corriendo un escalofrío por la columna que nos indica que se acerca un partido trascendente. Solo hay que ver que la grada ha organizado un recibimiento al equipo digno de las grandes ocasiones.

Es como si viviéramos en un mundo paralelo, en un reducto anclado en el pasado que guarda las esencias de la antigua grada. En nuestras cabezas resuenan con fuerza aquellos ecos que hacían temblar los cimientos de la vieja Catedral. Y esos ecos son los que nos van a empujar hoy a darlo todo. Nos da igual si el rival es el Barça, el Espanyol o el Alcoyano y si el partido es de ida o de vuelta. Es una semifinal de Copa en San Mamés. Punto final. Y como tal, toca ritual de semifinal. Quedada bien prontito con nuestras mejores galas, bengaleo de recibimiento al equipo, y poco a poco notar como suben los nervios hasta entrar en la grada llevados en volandas.

Dentro, ya sabéis lo que va a pasar. Cánticos, empuje, saltos y esperemos que goles a favor. A las 20:15 hay una cita en Sabino Arana con la grada. Y a las 22, con la historia. Cumpliremos.

 

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

 

El Derby: la previa, sin prejuicios

Antes de que tanto al Trolero Español como al Diario Asco (hermanos gemelos) les dé tiempo a enturbiar el ambiente con cualquier minucia (como las declaraciones de Ansotegi) y que sus voceros foreriles den rienda suelta a sus soflamas más casposas, vamos a hacer una crítica sobre las tonterías y cuentos de experiencias horripilantes que se oyen a un lado y otro de la A8 cuando se acerca este partido.

Podemos entender que haya quien tenga manía a la Real como club de fútbol, al igual que es comprensible que sea al revés. Cada uno puede hacer su lista de prejuicios futbolísticos, en Bilbao son muy populares el Betis, el Racing, el Atlético y nuestros queridos amigos salchichófilos de Viena. Razones puede haber mil, es fútbol, y el fútbol es pasión, y cada uno tendrá sus motivos.

anoeta-1976

Ahora que, plantear un derby entre los dos clubes como si fuera la batalla de Stalingrado o hubiera que dirimir no sé qué históricas ofensas, es ridículo aparte de ficticio. Más bien parece un campeonato de provincianismo en el que el más tonto sale ganador. En los dos lados hay buenos púgiles en esta competición, ni los nombraremos. Pero sí haremos mención a algunas actitudes por parte del populacho, que es lo que nos interesa.

Por un lado, algunos aficionados de la Real sostienen que el Athletic les roba jugadores. Bueno, aparte de algún caso en categorías inferiores, el resto de los fichajes se han pagado bien, y han aceptado gustosamente el dinero. Pero en Bilbao también se debería ver como natural que pescar en casa del vecino despierte ciertas antipatías, sin ir más allá. El fútbol es negocio, desgraciadamente. Lo que no es sano es querer quemar a Etxebe y aplaudir como gruppies a Xabi Alonso.

Luego está otro tipo de aficionado txuriurdin (normalmente de Donostia) que simplemente tiene prejuicios contra Bizkaia. No le culparemos, son exactamente iguales a los bizkaitarras (normalmente del Gran Bilbao) que tienen prejuicios contra Gipuzkoa. ¿Se puede ser más paleto? Alguien que haya estado en Gipuzkoa mucho tiempo, habrá podido sufrir bromas, vaciles, sin ir más allá. Nada insufrible. Es más, el respeto y el buen humor suelen ser la tónica general, excepto en rarísimas ocasiones. Y viceversa. Llama la atención que los más radicales en este asunto de enfrentamiento provinciano no sean ni siquiera oriundos de la tierra. Se podría rascar un poco más y ver una razón política que los medios unionistas llevan sembrando mucho tiempo, el famoso “divide y vencerás”. Y dividir por fútbol es lo más fácil que hay, usando un axioma la mar de simple para mentes simples:

me han tratado mal en Anoeta → toda la afición de la Real es igual → La Real es de Gipuzkoa → odio Gipuzkoa y a los guipuzcoanos.

Un 10 en matemática discreta.

Por otro lado, desde el lado zurigorri, se escuchan frecuentemente experiencias pavorosas en Anoeta, meadas, cánticos, mecheros, que si es peor que el Calderón, que si el realista se transforma dentro del campo… pero seamos serios. ¿Cuánta gente del total lo ha sufrido y en qué medida? ¿Qué porcentaje de realistas nos tratan así? Mínimo. Quizá habría que ponerse en su lugar y ver qué sienten ellos en La Catedral. ¡Ah no! Que la Catedral es sacrosanta y somos muy señoriales, y no aceptamos ni una crítica. Sólo hay que pasearse estos días por algunos foros y grupos de Facebook para ver lo respetuosa que es nuestra afición.

Luego están esas “pruebas irrefutables“ de asientos rotos en los 2 estadios, meadas en estatuas (que en todo caso protagonizó una sola persona, si es que ocurrió), y mil historias más que se magnifican artificialmente.

En definitiva, nos parece que la gente que tiene manía a uno u otro club busca cualquier excusa para argumentar un odio irracional que no tiene demasiado sentido. El Athletic y la Real tienen muchos aspectos que les unen. No es que tenga que ser un partido de hermanamiento, un orgasmo euskaldun ni nada parecido. Simplemente no se debe plantear en términos de enfrentamiento que únicamente benefician a los que están interesados en separar mediante el fútbol.

Así que esperamos que la racionalidad impere y disfrutemos de un espectáculo digno de un derbi vasco, y sobre todo, esperamos ganarles. Porque mola ganarles, y vacilar. Pero sanamente.

Por cierto, una vez más, AITOR ZABALETA, BETI GOGOAN.

 

Athletic Club – Sevilla S.A.: La previa, sin patrocinar

Es el día. Un must win en toda regla. La victoria es prácticamente el paso definitivo a la Champions. La hora acompaña, y como dice la canción, los domingos por la tarde, el Athletic baila reggae. En la retina, dos recuerdos. El partido contra el Zaragoza en el 98, y la semifinal de Copa contra el Sevilla en 2009.

La directiva, viendo que el ambiente que se respiraba era más bien escaso y sin preguntarse qué responsabilidad tiene el club en eso, ha intentado de manera más bien torpe calentar la cita. Por un lado, la publicación de un vídeo que, a pesar de esconder una supuesta buena intención, tiene un tufo mercantilista que tira para atrás. Hablar de sentimiento y colores a estas alturas y desde ciertos ámbitos suena bastante ridículo. Y para completar la jugada…

…habemus mosaico. Gran iniciativa de marketing, convenientemente disfrazada de animación y promocionada por BBK y Kutxabank, para hacer de San Mamés una olla a presión este domingo. La directiva pone trabas para introducir banderas y colocar pancartas pero en cuanto aparecen sus amigotes de parrandas financieras se prestan a publicar en la web, raudos y veloces, el manual de instrucciones para un tifo que gustará a algunos pero que para muchos poco tiene que ver con el tradicional estilo de animación inglés de San Mamés. Todo esto ocurre, repetimos, tras ningunear otro tipo de iniciativas de carácter popular (y no vertical, como ésta) que desde la grada de animación se han propuesto partido tras partido, dirigidas a convertir San Mames en un estadio vivo, que anima durante todo el partido, que impresione al rival y que recupere el carácter que hace tiempo ya perdió. Sin duda levantar un papel durante un minuto ayudará a ello, sobre todo si tiene el logo de la BBK. Valiente obra social. “Kutxabank: Desahucios con los beltzas, los tifos zurigorris”.

No es exagerado hablar de agravio comparativo. La diferencia en el trato que recibe el aficionado/socio frente al dispensado a las empresas es insultante. Pagamos, animamos, viajamos y hacemos propuestas que desde la directiva pretenden torpedear, para luego poner alfombra roja a Mario Fernández y compañía. Asco es poco. Que le den al tifo, nosotros llevaremos bufandas, como el resto de los partidos en los que la BBK ni está, ni anima ni se le espera.

Viendo que además se han sumado a la moda del tuit, qué mejor manera que entrar al juego con uno bien bonito: #HerriHarmailaDuina #zuzaranagusia Menos mosaicos y más grada popular / herri harmaila duina nahi dugu @AthleticClub @Kutxabank

Del nido

Y si esto no os motiva lo suficiente y necesitais calentaros un poco más, recordad que el señor Del Nido verá el partido desde su celda, detrás de los barrotes. Qué mejor que dedicarle una victoria al son de… “¡Sin vaselina, Del Nido sin vaselina!

Athletic Club – Málaga S.A.: la previa… y más

Después de la victoria del Sevilla, que parece que llega al tramo final con el depósito lleno, 3 puntos imprescindibles para mantener la ventaja y dar un paso de gigante para afianzar el 4º puesto. Hay que darlo todo en el campo, no se nos puede escapar. Con esto, está todo dicho desde el punto de vista deportivo. Los ingredientes están sobre la mesa, esperemos que salga un buen pastel…

Nos gustaría profundizar más en el aspecto festivo y deportivo del partido, y quizá arengar a la afición, pero como viene siendo habitual en los últimos tiempos, alguien tiene que amargar y poner su granito de arena para tensar más la cuerda. Es por todos conocido el segundo aniversario de la muerte de Iñigo, que sigue sin esclarecerse. Ante este hecho, como es lógico, diferentes grupos e hinchas han convocado una kalejira del callejón al sector 110 en recuerdo de Pitu y para exigir justicia.

9751748

Por lo que hemos leído, una de las pancartas que presidieron el callejón el día de la manifestación quería ser introducida en el campo por la gente de la grada, con petición previa al club. Pues bien, ante tamaño desafío, la directiva se ha negado. No tenemos más detalles, pero juzguen ustedes mismos si la pancarta era ofensiva, incitaba a algún altercado, o incumplía algún artículo de la normativa sobre seguridad en eventos deportivos.

5529ae1d914fa49c8b77b342f0593704o

Vamos, que ya no sólo son los nulos detalles que ha tenido el club con el caso y tomar una postura totalmente pasiva y servil, sino que ahora entorpece y reprime, emulando a Manuel Fraga y su famosa frase “La calle es mía”. En este caso el estadio es suyo, y en su txoko tienen derecho de admisión. Esperemos que no instauren el de pernada, aunque con los tocamientos en el cacheo quién sabe qué será lo próximo…

Sugerimos a los miembros de la grada otro tipo de pancarta más del estilo de la directiva.

Teletubbies

 

Esta noche, a las 21, la afición del Athletic tiene una cita en María Díaz de Haro. Por Iñigo, por su familia, y por sus amigos. JUSTIZIA!

Athletic Club – Sucursal S.A.: la previa

La cita está marcada en rojo en el calendario. 29 de marzo, 20 horas en La Catedral. Oportunidad única para dejar la Champions a tiro de piedra. Y ante esto, ¿qué hará la afición? Tenemos claro que beber como si no hubiera un mañana. En eso sí que somos los mejores…

Hay muchas cuentas pendientes con los colchoneros. Si ya era un equipo al que siempre hemos tenido ganas, después de la final de Bucarest es como una obsesión. El hecho de que tengan como entrenador al Cholo “jefe del cartel” Simeone, macarra y provocador a partes iguales, hace que el hambre de venganza aumente.

1382035_435100113294209_1794994422_n

Así que apelamos a la unidad de la afición, y especialmente, a las tribunas, para que sigan los cánticos de Herri Harmaila Iñigo Cabacas, que no dudamos de que pondrán lo máximo para hacer de San Mamés una caldera. Como dice la canción, beber , cantar y disfrutar, sobre todo esto último. Pero si de cantar se trata…

Borroka ezazu, gurekin batera, gu garela Cabacas Harmaila!

Dantza egizazu, goizetik gauera, kriston martxaz Cabacas Harmaila!

Lo lo lo lo!

Y un dato para que sirva de motivación extra. Aparte de ganarnos la Champions, podemos joderles la Liga. ¿Hace falta algo más?

Pues sí, hace falta, porque el fútbol no lo es todo cuando se trata de un partido contra ese equipo. Hace 15 años, el grupo neonazi del fondo sur del Calderón asesinó a Aitor Zabaleta. Con esto no estamos incitando a la violencia ni exigiendo venganza contra los aficionados atléticos en general. Más bien lo contrario. Lo que exigimos es justicia, reparación y recuerdo, y denunciar que, muy a nuestro pesar, las ratas fascistas que pueblan los campos de fútbol de toda Europa siguen acudiendo a los estadios impunemente para sembrar el odio, el racismo y la violencia. Y para muestra, un botón.

AITOR ZABALETA, BETI GOGOAN!