20 años del adiós a las gradas de pie en San Mamés

O lo que es lo mismo, se cumplen dos décadas desde que todo cambió en San Mamés. Bueno no, todo menos lo cacheos y la represión, que han empeorado.

Aquel verano, tras una buena liga con Luis Fernández al mando y el centenario del club a punto de celebrarse, la euforia no era pequeña. El Athletic recuperaba su lugar y los buenos resultados reflejaban en las gradas, que vivieron con fervor el 2-1 ante el Barça de Ronaldo, el 1-0 ante el Real Madrid y la clasificación europea que nos devolvería a la UEFA. Vamos, que el ambiente era inmejorable y las avalanchas en la grada no habían sido pocas.

ant15

Durante julio y agosto, el Athletic, siguiendo las directrices que se habían marcado en el Estado y que eran un calco del modelo inglés after-Hillsborough, abordó las obras de los fondos de San Mamés para instalar asientos y pasar de 10.000 a 5.000 localidades (aprox.). El precio del abono y el del carnet de socio se duplicarían. En el caso de un menor de 18, pasaba de 16.000 pesetas (96€) a 32.000. En aquella época, descabelladamente caro. El resultado lo íbamos a comprobar en el primer partido de liga en La Catedral.

Aquel agosto, en los partidos previos, ya habíamos notado un bajón evidente y el personal estaba mosqueado. Pero todos los temores se confirmaron en el primer partido de Liga.

Acostumbrados a hacer cola en las puertas de la grada de pie hora y media antes del comienzo, aquel día entramos pronto. Demasiado pronto. Creíamos que todo sería igual, que aquello sería una especie de orgía sin orden ni concierto, como siempre. Erramos. Faltaban 10 minutos y la grada era un erial. Tanto es así que la portería y la red no se distinguían de los asientos blancos por la falta de hinchas (más adelante el club instalaría asientos rojos). Allí faltaba todo el mundo y muchos de los que estaban se sentaban. No salíamos de nuestro asombro. De un plumazo, el club se había cargado una manera de ver y vivir el fútbol. No lo vimos venir, a decir verdad. HNT muy reducido, A*S una mota y a los Tripustelak ni se les distinguía. Del resto de grupos y peñas no había noticias. Parecía la noche de los muertos vivientes.

Esta temporada nos clasificamos para la Champions League, y como bien se sabe, los buenos resultados suelen tapar la nefasta gestión de las directivas. Como hoy. Pero bien sabíamos que de este golpe no nos recuperaríamos y que en algún momento se evidenciaría el problema. El resultado es la situación de hoy tras una larga y dolorosa agonía. Los asientos fueron nefastos para el ambiente (aunque siempre se es libre para usarlos o no), pero el aumento de precio fue el factor determinante. Y fue una decisión propia, del club, que adoptó sin presión de ningún tipo y que afectó a la clase menos pudiente y al sector de la afición más contestatario. Cómo no.

Aquellos que hablan de grada subvencionada, de precios ventajosos, se olvidan de dónde venimos y qué representamos. San Mamés era la casa de todos y alguien decidió que dejara de ser así. La pelea por una grada popular es la pelea por recuperar para la clase obrera su lugar en San Mamés, el que le pertenece por justicia e historia. Desde la General a la grada y terminando en la Herri Harmaila.

A 20 años de aquel desastre, y con la evidencia del daño que ha causado en nuestra masa social, seguimos echando de menos a San Mamés, el de siempre, el de todos, y decimos más alto y más fuerte que nunca:

HERRI HARMAILA DUINA ORAIN!
SAFE STANDING!

 

Anuncios

Athletic Club – Sporting S.A.D: checkpoint 13

Clásico norteño que no pasará a los anales de la historia por su calidad futbolística y que, sin embargo dejó, como siempre, detalles a destacar.

El primero, como viene siendo habitual, es la suerte de checkpoint que la seguridad del club ha venido a montar en la previa de cada partido en la puerta 13 que da acceso a la grada popular. Si las 4 (a veces 3 o incluso 2) filas valladas para acceder son a todas luces insuficientes para desahogar la zona con fluidez, a los lumbreras que dan las órdenes se les ha ocurrido retrasar 3 o 4 metros el cacheo – abuso sexual, lo que provoca que se agolpe en la calle, que ya de por sí es estrecha, la gente que quiere entrar por la 13 y la que quiere acceder por las puertas siguientes.

checkpoint13

El tapón que se forma es tal que partido tras partido los gritos, pitos y empujones son habituales desde 20 minutos antes del comienzo. Las educadísimas respuestas que dan los seguratas van desde un “¡pues haber venido antes!” a un “¡es lo que hay y te callas!”. Modales británicos del “gure style”. Resultado, la grada medio vacía hasta el minuto 10 y caras muy largas. Si ya cuesta arrancar con la animación y vamos cuesta abajo y sin frenos en ese aspecto, el club no pone nada de su parte y el ambiente es equivalente al de un palacio de hielo vacío. Por no mencionar el baile de mensajes por walkie-talkie de la policía de la bandera haciendo seguimiento a todo Pichichi.

A todo esto, ayer nos dio por fijarnos en el 124. Increíble. Si eran pocos los valientes que se ponían de pie e intentaban hacer algo cada partido, cada vez son menos y hasta la parte baja del sector se sienta. ¿Alguien va a poner ese tema sobre la mesa para una posible ampliación de la grada popular en norte intercambiando localidades con sur? ¿O al club directamente se la pela? Suponemos que sí, ya que estarán más centrados en pasar del 5% de ocupación en los asientos Premium que hacen de división entre tribunas altas y bajas. Seguimos esperando a que alguien asuma responsabilidades por este desastre.

En el aspecto deportivo, poco, muy poco que destacar. Aduriz no tuvo el día, aunque acertó en en lanzamiento del penalti ocasionado por una exageración teatral de Muniain ante la torpeza del defensa gijonés. Luego pitamos a Iniesta… aunque claro, actitudes antideportivas como las del bueno de Iker van en la línea de las que mantienen jugadores como Raúl García, Aduriz o Williams, los 3 con tarjeta y que se meten en todos los berenjenales que haya. En el caso de Iñaki, parece que no se le puede ni tocar y no es la primera ocasión esta temporada que se encara con un jugador contrario. Lo de ayer bien le podía haber costado la roja. Cabría recordarles que el fútbol es un juego de contacto y que es otra la actitud que se espera de los jugadores del Athletic Club. Quizá deberían pasar una temporada jugando a rugby para comprobar lo caros que salen los aspavientos histéricos que hacen a los árbitros o a los contrincantes. Cuánto echamos de menos a Gurpegi…

“Iñigo hiltzeagatik saritu egin dituzte”

Finarenak, Iñigo Cabacasen amarenak, dira goiburuko hitzak. Iragan igandean Berria egunkariak Pituren gurasoei egindako elkarrizketatik ateratako pasarte bat da. Lau urte igaro dira Pitu hil zutenetik eta oraindik justizia aldarrikatzen dabiltza senide, lagun eta bere izena daraman harmailak. Hori dela eta, elkarrizketa horretatik ateratako pasarterik esanguratsuenak hona ekartzea beharrezkoa dirudi.

Manu: [Estefania Beltran de Heredia] sailburu berria izendatu zutenean telefonoz deitu zidan eta esan zidan prest zegoela laguntzeko auzia argitze aldera. Bi urte geroago harekin batzartu nintzenean inpresioa eman zidan nahi zuela baina bere alderdiaren gatibu dagoela. Asko mindu ninduen horrek, baina, egia esateko, ez diot herrarik, uste dut politikaren gatibu dagoela.

Manu: Hauteskundeen aurretik EAJk esaten zuen gobernura iritsiz gero ahalegin guztiak egingo zituztela gertatutakoa argitzeko. Eta nik sinetsi egiten nien. Jaurlaritzan sartu eta hamabost egunera aldatu zuten iritzia.

Fina: Gugandik ihesi ibiltzen dira, EAJkoak ere bai. Badirudi geuk haiei egiten diegula kalte. Hori guretzat oso gogorra da. Gogora institutuaren inaugurazio ekitaldian egon ginen, eta Aintzane Ezenarro gure ondotik pasatu zenean, nire ahizpak irakurri zizkion bezperan El Correo-n egin zituen adierazpen batzuk. Ez zion ezer txarrik esan, Ezenarrok berak egindako adierazpenak gogorarazi baino ez. Eta Ezenarrok bizkarra eman zigun, eta eskuarekin keinu bat egin zigun, bakean uzteko esanez bezala. Gero, Bilboko Areatzako ekitaldian [Memoriaren Plazaren inaugurazioan] nigana etorri zen eskua ematera, eta esan nion ezetz, ez niola eskurik ematen. Beharbada gaizki jokatu nuen, baina oso minduta nengoen.

Manu: Ares, Buen, Patxi Lopez eta gainerako arduradun politikoek erantzukizuna euren gain hartu, eta azal dezaten zertara etorri zen balentria hura, zergatik horrenbeste gorroto. ETA desagertuta zegoen, kale borrokarik ere ez zegoen, eta zergatik mendekua hartzeko grina hori?

Fina: Orain, Madrilen daude denak. Lau urteren ondoren, ondorio hori ateratzen dut nik: hiltzeagatik saritu egin dituztela. Eta gero, telebista piztu eta Patxi Lopez «ibilbide garbia duen politikaria» dela entzun behar izatea ere!

Fina: Niri futbola ez zait inoiz gustatu, baina orain Athleticen partidak ikusten ditut telebistan, badakidalako Iñigoren lagunak han daudela eta Iñigoren aldeko ikurrak haizatuko dituztela. Nolabait, Iñigo han bueltaka egongo balitz bezala da.

Manu: Jende asko gurekin egon da, baina egon behar zuten batzuk ez dira egon. Eta hori oso tristea da, Iñigori gertatutakoa edozeini gertatu ahal zitzaiolako. Bildukoak gure ondoan egon dira beti, eta badirudi batzuek hori ez dutela ondo ikusten eta ezkerrarekin bat egitea leporatzen digutela. Aizu, ba besteak ere etor daitezela, nik laguntza guztiei eskatu diet eta! Hau ez da politika egitea: arazo honetan gizarte osoak erreakzionatu behar zuen, eta ez da hala izan.

Fina: Julen Arzuaga, esaterako, oso ondo portatu da gurekin. Eta Andoni Busquet Basauriko alkatea ere bai.

Manu: Hori egia da. Instituzioetatik, horixe izan da gurekin ondo jokatu duen bakarretako bat. Andonik ez du ihes egiten, ikusten nau eta niregana dator besarkada bat ematera.

Manu: [Ugartekori buruz] Egin duena egin ostean salaketa jartzea familiari barre egitea da. Zer nahi du? Gu are gehiago umiliatzea? Gu iraintzea? Hori da polizia izateko modua? Nik beti esan dut morroi hori kalean egotea arrisku bat dela. Beharbada pentsatzen du horrekin beldurtuko garela; bada, jai dauka. Kexu da honekin bere ibilbide profesionala amaitu omen zaiolako. Niri ere amaitu zitzaidan, gainean neukan guztiarekin lana utzi egin behar izan nuelako. Baina lana ez ezik, bizitza ere kendu didate, semea hil egin didatelako.

Athletic Club – Villarreal: kontrakronika.

Amaiera ezin hobea Ligari: 4-0 Marcelino nazkantearen taldeari eta Europarako txartela. Valverden esanetan denboraldia “bikaina” izan da, gehiegitxo gure ustez ikusitako ibilbide gorabeheratsuarentzat. Kopa altxatzeak emango liguke bikaintasuna, ez besterik. Edonola, UEFA Leaguerako txartela eskuratzea sari polita da eta atzokoan jokoan zegoena jakinda harrigarria zen eserleku asko hutsik ikustea. Pentsaezina duela hamar edo hogei urte. Ea goitik hausnartzen duten.

Puntu eta aparte Iraolarentzat. Ahotsa altxatu gabe, xume-xume, aurpegia ematen momenturik zailenetan, jeistear egondako urteetan euskarri lanetan jokatuz, bere urterik gozoenak Caparrosen estilo grisean murgildurik, jokalari konprometitua eta eredugarria oso izan da Andoni. Atzoko omenaldia, San Mameseko publikoaren txera, nekez eros daiteke diruarekin.

Herri Harmailak egindako opariak eta Iraolak Txoria Txori abesteak detaile esanguratsuak izan ziren. Urrezko bota, Bilbon handitasuna neurtzeko beste eskala bat dugulako, eta Laboak ospetsu egindako hitzek laburbiltzen dute club honen izaera zein den, zeri eutsi behar diogun.

Celta – Athletic Club: kontrakronika.

Penalti eta korner bana, edo, berdina dena, Aduriz eta San Jose. Geldikako jokaldiak eta atzeko sendotasunak nahikoa izan ziren Celta mendean hartzeko. Askoz aukera gehiago egon ziren markagailua puzteko baina zurigorriek denak alferrikatu zituzten. Aduriz, Guillermo, De Marcos… Denek kale. Williams buruz burukoan berde baino berdeago. Edonola, taldeak konfidantza eta sendotasuna transmititzen ditu. Festak jarrai dezala!

ATHLETIC BILBAO

Berdegunetik at Berizzok nahi duena esango du baina Muniaini arean emandako bultzakada argia izan zen. Penalti eztabaidaezina. Giroari dagokionez, bi afizioak elkarren eskutik eta polizia pankarta inofentsiboak bereganatzen. Arriskutsuak ote Athleticen aldeko mezuak?

Amaitzeko, ezin aipatu gabe utzi Celtak 50 euroko sarrerak bidali izana. Eskerrak eman beharko dizkiogu Urrutiari, bere zuzendaritza taldeak prezio berdinak baitdarabilzki. Maitasuna maitasunarekin ordaintzen da edo begia begi truk, nahi duzuena hautatu. Festarako eta lasaitasunerako desplazamendu bakanetarikoaa dena ea ez ote duten prezio nazkagarri eta antifutbol hauek izorratzen.

Athletic Club – Torino: Contracrónica fragmentada.

Equipo: Mal. Fallos atrás imperdonables: incauto Gurpe en el penalti, segundo gol en el 47 y el no-despeje de Etxeita en el 2-3. El medio del campo lento, poca invención en zona de tres cuartos para ofrecerse entre líneas y escasa fluidez. El juego estático nos mata, cortocircuita las ideas. ¿Tenemos plan b? Porque el Torino sabe perfectamente a lo que juega, ha sido un puñal, y el Athletic salta a ver qué surge con exasperante reiteración. Salvamos, eso sí, la actitud de los nuestros, por no perderle la cara al encuentro y haber luchado hasta el 2-3. Eso debería valer para hacer afición pero la peña parece cansada.
Árbitro: Sionista complaciente con las continuas faltas italianas pero raudo para mostrarnos amarillas.

Ambiente: Es la primera vez que el nuevo campo parece un estadio de fútbol… gracias a la afición del Toro. 2500 tíos, todos de pie, todos animando. No como en Manchester, donde tuvimos que aguantar un “siéntate que no veo” cada 3 minutos. La tribuna muerta, la grada impotente y el ambiente frío. Como punto culminante un amago de pelea en la norte alta. We are a happy family. Sólo tiran del carro honrosas excepciones y la constancia del 110, a donde Muniain ha tirado su camiseta. No ha ido al 108 o al 123. No, ha ido al 110. Que los jugadores también se mojen y demanden agallas a la directiva para mejorar el ambiente, más allá de mosaicos que, lo repetimos, no tragamos y no ayudan cuando en el campo van mal dadas. Además, la directiva volvió a prohibir colgar banderas. ¡A tope con la afición! Hipócritas. La ecuación es simple: bufanda, garganta, grada popular.

Perspectivas: Europa y el ambiente de los próximos meses se juegan en Cornellá, donde nos espera un Espanyol ansioso por vencer a un equipo cansado cuya afición no ha agotado su cupo de localidades. Eso sí, como pasemos habrá tortas por las entradas, montaremos un Ibilaldi etílico en algún rincón del Reino adonde iremos todos a cantar Aida y dar palmas como en los toros, sacando pecho autocomplacientemente por ser la mejor afición del mundo y alrededores. Si no pasamos, deambularemos sin pena ni gloria lo que resta de temporada en medio de un ambiente ramplón, aburrido, con la junta atrincherada en su sillón. Sería un desilusion pero nos apearíamos de esta montaña rusa.