Erecciones y elecciones, empieza la campaña

Ni la Viagra, ni el gol de Toquero en Valencia. Lo último en estimulación sexual para las gónadas de los hinchas de San Mamés es leer artículos de medios foráneos alabando nuestros hechos diferenciales. En esta ocasión, Simon James, del medio británico The Guardian, nos sorprende con unos párrafos que han suscitado gran interés (y pérdida de fluidos) entre los aficionados del club, que han podido ver a su amado Athletic en las páginas de un periódico de gran relevancia mediática en UK (enlace). Oh yeah, lo muy muy y lo más más, que diría Evaristo. Este tipo de artículos ciegan al aficionado y hacen vernos como el ombligo del universo futbolístico de bien. Nada más lejos de la realidad.

Viagra

Deia, por su parte, nos deleita con sus comentarios sobre el escrito. Pero lo más llamativo no es el plumilla (de talla mundial al parecer, aunque no lo conozca ni su madre, siempre hay que dar el máximo de pompa), sino alguna mentirijilla piadosa de las que se suele alimentar el ego de nuestra afición, como el autor remarca sobre un club “cuya cantera es su único sustento de jugadores, un club que nunca adquiere jugadores de fuera de su ciudad y que vende a sus mejores hombres y que aun así continúa haciéndolo bien”. Claro, porque Sola, Viguera, Beñat o Mikel Rico subieron del Bilbao Athletic.

Hace tiempo ya que dejamos de tener como referencia única la cantera de Lezama. Abusamos de fichajes que van en contra de la filosofía a la que tanto hacemos referencia para marcar la diferencia con otros equipos… y lo más grave es que todo esto ocurre con el beneplácito de la mayor parte de la masa social o por lo menos con su silencio. Todo en aras del supuesto incremento del rendimiento deportivo y el “es que algo tendremos que ganar algún día“.

Continúa el articulista haciendo hincapié en el éxito de marketing. Paren rotativas. Una cosa es decir medias verdades, y otra hacer loas de una de las carencias más grandes de nuestro club. ¿Marketing? A alguna mente pensante de Ibaigane habría que mandarle a Sankt Pauli para conocer el concepto de marketing, claro que, en el caso de los de Hamburgo, venden algo auténtico para financiar algo más bien auténtico, y nosotros, vendemos un espejismo para financiar el Porsche Cayenne de media plantilla y el carísimo catering de los directivos en los palcos del nuevo estadio. Sobre esto último ya podría hablar Deia… pero no, prefiere halagar sin tapujos a la actual directiva, sin medias tintas.

Amarillismo

Creíamos que la campaña electoral a la presidencia del Athletic no empezaría hasta dentro de unos meses, pero nos hemos encontrado con que para rematar la jugada, El Correo se ha sumado a la fiesta con un texto digno de su fama, más amarilla que la nuca de Piolín. Parece que se coordinan, ¿será una conspiración? Estos últimos, fieles a su estilo, meten cizaña y aprovechan la coyuntura para malmeter. “Urrutia, cada vez más cerca de la reelección” titulaba este medio un artículo en el que añadía que “el PNV esperaba el sí del presidente para activar la máquina electoral”. ¿A quién beneficia realmente malmeter de manera tan torpe?

Pero bueno, tampoco hace falta conocer los entresijos de la entidad rojiblanca para identificar a dos grandes grupos de interés que cual buitres leonados sobrevuelan su presa cada 4 años, sin dejar en esos espacios de tiempo de afilar sus sucias garras mediante los medios a su disposición. Por un lado Grupo de Noticias y por otro Vocento, por un lado Deia y por otro El Correo (Español), por un lado PNV y por otro… preferimos no especular. Sólo hay que recordar la bochornosa campaña electoral anterior para esperar otro espectáculo circense.

Deia y Vocento han dado el pistoletazo de salida, nos podemos preparar para un artículo semanal alabando la gestión en todos los ámbitos de esta Junta Directiva por parte de Deia y una bombita por parte de Vocento. Menudo coñazo nos espera. Así que nosotros, desde Alabinbonban, preferimos hacer una crítica saludable. Hay mucha pasta y poder en juego, y no vamos a formar parte de ese circo. No nos vamos a dejar embaucar por esos encantadores de serpientes. Nos bajamos del carro y desde aquí podemos asegurar que si no hay una alternativa popular, horizontal, democrática y razonable, pediremos el voto nulo.

 

Anuncios

Bolkestein ficha por el Athletic

No, Bolkestein no es un nuevo delantero fichado por Urrutia pasándose la filosofía por el arco del triunfo. Ya os gustaría a los que pedís el fichaje de Griezmann.

¿Quién es ese tal Bolkestein entonces, entra en la filosofía? Pues no, es un político neoliberal holandés que da nombre a la directiva europea que permite la libertad de establecimiento y la libre circulación de servicios entre los Estados miembros de la Unión Europea. Dicho brevemente, cobertura legal para la movilidad de empresas y trabajadores por Europa. Algo a priori muy bonito pero que en la práctica provoca que se impongan los convenios laborales de peores condiciones, los vigentes en Europa del Este normalmente, y que el currela local se enfade con el currito extranjero “que le quita el trabajo” en vez de con la patronal y sus perritos, los políticos neoliberales que impulsan leyes de este pelo. En teoría no está permitido que un polaco trabaje en Bilbao en base al convenio de su país natal pero hecha la ley hecha la trampa, ya que una empresa puede contratar currelas haciéndolos pasar por falsos autónomos y pagarles una miseria. Todo legal.

Bolkestein1

¿Y qué relación tiene esto con el Athletic o San Mamés? Pues muy clara, es la directiva que permite que trabajadores portugueses trabajen en el nuevo estadio en unas condiciones deplorables afectando asimismo a las condiciones y derechos de los trabajadores locales. Gobierno Vasco, Diputación y Athletic tienen mucho que decir al respecto pero callan porque los derechos laborales de los trabajadores entran en colisión con los intereses económicos de los amigos del partido (enlace), de ahí que se beneficien de la esclavitud laboral.

Irónicamente recordamos cómo la Fundación Athletic nos ilustró mediante video documental con la experiencia de los hinchas del Union de Berlín que reconstruyeron su estadio con sus propias manos. Igual el Athletic esperaba mano de obra gratis y al no encontrarla ha optado por la opción que más se le aproximaba. Como la Fundación anima a la reflexión se nos está ocurriendo rodar un documental denunciando cómo se ha levantado San Mamés. ¿Lo emitirían en el próximo Thinking Football?

Ya sabemos que nos van a acusar de politizar el impoluto, apolítico (risas de fondo) y limpio club del que formamos parte, como si apoyar, aplicar y sacar beneficio de esa directiva no lo fuera. Encima, cualquier crítica, incluso una tan grave como que el club de tus amores explote indirectamente trabajadores, es entendida por algunos aficionados como un ataque al club. Por favor, ¿te gustaría y aceptarías, como currela y athleticzale, trabajar en tales condiciones?

Nos apena que estas cuestiones no se tengan en cuenta a la hora de juzgar el papel desempeñado por una directiva y un gobierno, pero bueno, considerando el espectáculo circense que rodea al equipo, como la renovación de Muniain, no nos extraña. Cortinas de humo, lo llaman.

Así que hala, a disfrutar del nuevo coliseo y el nuevo pan y fútbol que aplican los herederos del Régimen. Y sin preocupaciones que nos afeen el espectáculo.

Athletic Club Shop: ¡Arriba las manos!

Creíamos que lo habíamos visto todo cuando el Athletic publicó que BBK patrocinaría la manga izquierda en Liga y el torso de Kike Sola en Champions. Pero qué grata sorpresa cuando nos hemos pasado por la tienda online del Athletic, a raíz de un artículo de “Los otros 18”, y hemos comprobado que el precio de la zamarra rojiblanca es de 85 euros, módico precio para la adinerada hinchada rojiblanca, que acostumbrada a decir aquello de “¡que somos de Bilbao, txo!”, se tragará gustosa el enésimo detallazo de la Junta directiva con sus aficionados.

AthleticShop3

Hace unos meses, desde la Fundación se nos comentaba lo mucho que reflexionaban sobre las críticas. Ya vemos. Duplicar sponsors y no dar cifras al respecto ha sabido a poco al club y tampoco se han dignado a redactar ni media línea de información sobre el margen que saca el club, el que saca Nike y dónde están fabricadas las camisetas. Casi mejor, ¿verdad? Porque cuando leemos en internet que las camisetas están hechas en un 96% de botellas de plástico reciclado nos dan ganas de buscar un tutorial de Bricomanía para hacernos nuestra propia zamarra. ¿A cuánto está el kilo de plástico reciclado? ¿Nike se ha vuelto ecologista o está abaratando costes?

En una cosa sí tienen razón cuando apelan a los valores del club desde las altas instancias. Somos diferentes. Tanto, tanto, que somos los más caros, igualando el precio de las camisetas del Real Madrid y el FC Barcelona. Desde luego, vistos los precios de la tienda oficial, no sabemos qué hace el Athletic abriendola en San Mamés y no en la Quinta Avenida de Nueva York. Si estamos destinados al mercado de lujo, qué coño, a por todas, tienda del Athletic al lado de Louis Vuitton en Londres.

Ya estamos visualizando la vestimenta de los futuros pobladores de los palcos Vips. Camiseta con fular al cuello y pantalón de mil rayas. Perfecto para una tarde de fútbol entre el chin chin de las copas de champán y el cras cras de los percebes, sin olvidar unos bomboncitos. ¡Sebastián, los Ferrero, que ha marcado Aduriz!

AthleticShop1

Como más de uno estará preocupado por lo que le saldrá la temporada, allá va un presupuesto a medida para el prototipo de bazkide barria que quiere esta junta para la 2014-15:

  • carnet de tribuna + cuota de entrada: 2300 €
  • suplemento Champions o Europa League: 100 €
  • equipación (txapela y pin de oro opcional): 85 €
  • 1 viaje con la agencia oficial del club a destino europeo a pensión completa: 650 €
  • Bufanda + bandera patrocinada: eso corre a cuenta de BBK, San Miguel, Euskaltel o Petronor, ¡detallazo!

Pues nada, agradecemos a la directiva la idea de Gure Estiloa que propone a la afición y tomamos nota, ya no se nos ocurrirá ir como pordioseros con carnet de grada, bufandas hechas a mano y camiseta del año de la Polka a animar a nuestro Athletic.

 

El Athletic contamina y desahucia

Lo has visto muchas veces en el Teleberri. Una madre se suicida saltando por la ventana. Una familia con hijos es echada a patadas de su casa por la policía, vasca o española. El banco ha ordenado: desahucio. Quien más lo hace en la CAV tiene nombre, BBK (Kutxabank), y su máximo dirigente, Mario Fernández, es tratado a cuerpo de rey en el palco de San Mamés. Hoy la camiseta del Athletic lleva su publicidad y tú discutes sobre las rayas, el color y la forma del cuello. No te importa la publicidad, pero ignoras que cualquier día puedes ser su presa.

Kutxabank se ha cargado la obra social. Dice no tener dinero para frenar ni paliar los efectos de los desahucios pero luego le sobran unos milloncejos para promocionarse en la manga del Athletic. Justo cuando Kutxabank debería acusar su proceso de privatización express, amparado por el PNV a fin de evitar debate público, aparece en escena el Athletic a limpiar la imagen del banco ensuciando su camiseta. En elocuente sintonía presidencial, Macua hizo lo propio con Petronor (enlace), cuya planta deleitaba hace unos días a Muskiz con un sospechoso polvo. En su twitter no hubo explicación al respecto pero sí una felicitación a Iraola por su cumpleaños. Así es como el Athletic tapa, literalmente, la mierda de Petronor.

BBKmiseta3

BBKmiseta4

 

Habrá quien defienda la publicidad en la camiseta como fuente de ingresos. Obviamente, no estamos de acuerdo (enlace), pero aún tirando de dicho criterio economicista, el ilustrativo hecho de que nos oculten las cifras de este doble acuerdo nos induce a sostener que el montante será  irrisorio para un club de Champions o, en el peor de los casos, de Europa League. Malvender no uno sino dos espacios publicitarios es, directamente, mala gestión. Es más, no hay que estudiar económicas para saber que un tiempo sin publicidad revaloriza dicho espacio. Tampoco hay que olvidar que la publicidad devalúa la imagen de la marca Athletic. Endulzar esta chapuza alabando el carácter local de empresas que no respetan el medio ambiente o se prestan a que fondos buitres extranjeros participen en ella no deja de ser chusco provincianismo, excusas baratas de Urrutia para justificar su servilismo político.

Macua coló Petronor con la excusa de “no hay un duro”. A día de hoy el Athletic tiene dinero y no necesita llevar publicidad… a no ser que haya favores que pagar o se actúe en función de intereses partidistas que poco o nada tiene que ver con el Athletic. En cuanto lo primero, ronda la hipótesis de que la BBK haya podido cubrir y callar durante años los desmanes financieros del Athletic y ahora el banco se esté cobrando el favor cuando más le conviene. Las palabras de Javier de Andrés (PP) criticando las ventajosas condiciones que le concedió BBK al Athletic para sufragar el nuevo estadio irían en esa línea. Por no hablar del explícito apoyo que Mario Fernández le dio a Urrutia en campaña electoral.

BBKmiseta1

Respecto a intereses partidistas, ahora que BBK estará en mano de un patronato, casualidades de la vida, el PNV ha propuesto como miembros a Ana Urquijo, ex-presidenta del Athletic, y Jon Berasategi, actual director general del club. Puertas giratorias a la vizcaina: La Txoika (Txoko + Troika), esa casta VIP que nos gobierna en la comunidad, en la provincia y en el club y cuyos tentáculos llegan a los lugares más recónditos, ha vuelto a cocinar en la intimidad otro golpe maestro. Sólo les faltaba el palmero mediático.

Deia, más ràpido al corte que el mismísimo Gurpegi, corrió a socorrer a la directiva ante la filtración de la camiseta e ir preparando el terreno para la afición tildando de “novedoso acuerdo, salto cualitativo e incluso histórico” el segundo spónsor en la camiseta. Que la zamarra zurigorri se asemeje más a un buzo de Formula 1 es motivo de alegría para esta gente. No son conscientes de todo el espacio que aún queda libre. Ahí van unas ideas:

  • Batzoki de Indautxu: estos irían bien en la manga derecha.
  • Deia: en la parte trasera del pantalón con el lema “os cubrimos el culo”.
  • Comisaría de Deusto: en la parte delantera del pantalón con este lema “lo nuestro sí que son porras”, va que ni pintado.

Obviamente, nosotros, que no hemos comprado ninguna camiseta cuando estaba Petronor, no lo vamos a hacer ahora que Mario Fernández limpia sus vergüenzas en nuestra manga. Desde nuestra atalaya zurigorri animamos a la afición a que haga lo propio, ya que comprar publicidad de Petronor y BBK camuflada en una camiseta, legitima y da cobertura a desahuciadores, especuladores y demás ralea a la vez que anima al club a seguir con sponsors de dudosa catadura moral. Si el Athletic es un club diferente, también ha de serlo en valores.

En definitiva, ¡desempolvemos nuestras zamarras más vintage! Nos pedimos la de Gainza.

BBKmiseta2

JAUNGOIKOA ETA… DIRUBARRIA.

http://www.scribd.com/fullscreen/226725726?access_key=key-zsVBJPNK0z2XhEpcs6Oz&allow_share=true&escape=false&view_mode=scroll

¿Esclavos en San Mamés?

Un nuevo estadio es necesario, repetían como un mantra los favorables a construir un nuevo San Mamés. Entre los argumentos más exprimidos se encontraban la necesidad de dar cabida a más hinchas o lo peligroso de una avejentada Catedral. Pusieron un caramelo en la boca de una masa social adormilada, que engulló ávidamente el dulce sin pensárselo dos veces. Había que hacerlo, que somos de Bilbao.

convenioSanMames

Como cada vez que se levanta una obra faraónica, algún que otro malpensado vislumbraba pelotazo, trasvase de ingentes cantidades de dinero público a empresas y colegas, igualito que en Valencia y otras comunidades peperas. Desde Arrate hasta hoy todos los vaivenes del proyecto han sido elaborados a puerta cerrada, no fuera que alguien de fuera del “círculo” metiera los morros. Para empezar, el proyecto fue dado a dedo. Nada de concurso público u proyectos con condiciones, tales como salvar el arco. ¿Para qué? Como el presupuesto era astronómico, el Athletic tuvo que pedir sopitas a BBK, Ayuntamiento, Diputación y Gobierno Vasco, entidades con gran peso jeltzale que acogieron gustosas la operación. El club lograba pasta a costa de compartir la titularidad del campo pero nadie se planteó vender jugadores, como otrora se hiciera con Garay, o que lo sufragáramos, aún más, los socios. Esta pérdida de independencia se evidenció con la polémica suscitada a raíz de la posibilidad de que España pueda jugar en San Mamés (enlace), ocasión que aprovechó el PNV para escenificar una ridícula autoparodia. Tras pilotar todo el proceso se sorprendieron del puerto al que habían arribado. Delirante.

A pesar de esa estafa llamada crisis, los desahucios o el paro, pocos se sonrojaron por el uso y abuso de dinero público en la construcción de algo tan indispensable como un estadio para disfrute prácticamente exclusivo de una entidad privada. El campo a toda costa. Y si alguien osa cuestionar tal egoísmo se le responde que el Athletic genera mucho dinero a su alrededor. Aún no sabíamos de los beneficios fiscales de nuestros jugadores. Además, nos dijeron, el nuevo estadio generará trabajo y riqueza. Nos sonaba la excusa.

Ahora que al estadio le falta poco para acabar, leemos en la prensa que, amén de sobrecostes, hay empresas que no han cobrado algunos trabajos y que las condiciones laborales de los trabajadores han sido penosas. ¿Alguien dijo avaricia? Como éste es un mundo libre, que diría Ken Loach, son trabajadores extranjeros quienes en condiciones de “elevada explotación laboral” según ELA, acaban levantando un estadio financiado en gran parte con dinero público. ¿Por qué no se contrataron currelas locales y se aplicó el convenio correspondiente? Porque las instituciones públicas implicadas, léase PNV, pasaron de exigirlo, ya que a sus jauntxos les hubiera salido más caro contratar vasquitos. Toma patriotismo, generando trabajo… en Portugal. Y, ojo, el problema no es el origen del trabajador (portugués o vasco, es igual) sino la clase capitalista que le explota, sea en Bilbao, Lisboa o Turín.

unnamed

El fútbol y el Athletic tienden a tapar todas estas tropelías e inmoralidades. El escaso debate entre nuestra masa social al respecto, más allá de honrosas excepciones (Enlace 1 y Enlace 2) y alguna acción aislada y quizás no bien enfocada, nos iguala con nuestros vecinos al sur del Ebro, aquellos de los que muchos hacen chanza sin reparar antes lo que ocurre en casa. La fórmula de pan y circo es universal, no hay más que ver cómo funciona en Bilbao y Bizkaia.

De momento tenemos un estadio con accesos precarios y estrechos en la zona de Olabeaga y aglomeraciones en baños y tribunas superiores. Por no decir que le han birlado al socio la mejor zona de visión para poner palcos VIP. De la insuficiente grada de animación mejor no hablar. A muchos les encantará el estadio, a otros nos parece frío e impersonal. Es lo de menos. Lo verdaderamente preocupante es que, al igual que cuando vemos pirámides egipcias, no reparemos en que ambas están construidas mediante las condiciones de esclavitud propias de cada época. Y, todavía peor, que al socio del Athletic le importe tres cojones cómo se ha construído su nuevo juguete.