El Correo intoxica la memoria de Iñigo Cabacas

5 años después, cuando la secuencia de los hechos ocurridos aquella noche está aclarada a falta de conocer lo más importante, los culpables, El Correo vuelve a usar su maquinaria para intoxicar y manipular la memoria colectiva y, de paso, blanquear la actuación de la Ertzaintza y el Departamento de Interior.

ElCorreoICHH

Sí, aquellos que dieron publicidad a las fantasiosas versiones de Ares sobre supuestas porras extensibles y demás objetos a investigar en el callejón, vuelven a la carga con estas palabras:

…”Iñigo Cabacas, el joven fallecido en abril de 2012 por un pelotazo de goma en la cabeza durante el operativo policial para frenar los altercados entre los seguidores del entre el Athletic y el Schalke 04 tras un encuentro de la Europa League”

No, señores de Vocento. La Ertzaintza y la seguridad del club solo mostraron su brutalidad (aqui si que pudimos ver porras extensibles) contra los hinchas alemanes en el interior de San Mamés, con los que no hubo ningún altercado en todo el día. Además, según ustedes y Lakua, ¿el despliegue de ertzainas en la herriko no fue para cortar unos supuestos altercados entre hinchas del Athletic que ya se demostró que fue una simple pelea disuelta 15 minutos antes de la carga mortal? Si es que hay audios públicos que dan fe de que allí no ocurría nada y que Ugarteko dio la orden de entrar con todo gratuitamente.

La derecha unionista periodística vuelve a asomar la pata de la forma más hiriente, criminalizando a la afición del Athletic y lo que es más grave, al propio Iñigo, del que se deja caer que recibió un pelotazo por estar cerca, dentro o involucrado en unos altercados. Ésta es la postura de El Correo justo cuando el caso toma un nuevo impulso. No es casualidad, pues. Se vuelven a alinear con el corporativismo y la impunidad, aprovechando en esta ocasión la reivindicación de la ICHH en la puerta 13 de San Mamés y que ha vuelto a dejar clara la postura, también corporativista, de la directiva del Athletic. Otros que tal bailan.

Mientras contenemos a duras penas la rabia contra toda esta ralea, queremos recordar a todos aquellos que están en el lado oscuro que no pasarán. Que en esto no hay medias verdades. Iñigo fue una victima inocente y el relato de lo que allí ocurrió, afortunadamente, no lo va a escribir el grupo Vocento.

JUSTIZIA IÑIGORENTZAT

Entren con todo [JUSTIZIA IÑIGORENTZAT!!]

Con esta demoledora frase, el Bilardo de la comisaría de Deusto daba orden de arrasar el callejón de María Díaz de Haro. A pelotazos, directamente. Sin razones previas, como todo Bilbao sabe. Y ojo, no contentos con eso, y sin necesidad de decir un “pisalo, pisalo!” por radio, algunos de sus chicos se dedicaron a maltratar, acosar y amenazar a los amigos de Iñigo y a Laia con el cuerpo de Iñigo todavía sobre el frío suelo del callejón. Conviene recordar estos detalles cuando las hienas sacan sus dientes a relucir.

Porque, señor Pastor, usted no estuvo allí. Probablemente estaría cenando alegremente con su familia, de potes con amigos, fumándose un habano pagado con los impuestos de, entre otros, Manu Cabacas y Fina Liceranzu, o considerando el talante que ha mostrado en la prensa últimamente, disparando a las palomas en el parque parapetado tras un arbusto. Sin embargo, en Bilbao, antes y después de los partidos, y especialmente esa noche, el callejón es frecuentado por miles de hinchas, todos ellos testigos directos de los hechos. Y que constituyen, con su relato, que es vox populi, la verdad de lo que allí ocurrió, por encima de intoxicaciones, sesgos interesados, paranoias colectivas (probablemente inducidas por el excesivo consumo de batidos proteicos) made in Esan o actuaciones judiciales que avergüenzan a todos los ciudadanos del Botxo.

Resulta curioso que alguien que ha tenido que llevar escolta y ha sufrido la pérdida de compañeros resulte tan grotescamente carroñero, pueril y malnacido ante un caso como el de Iñigo. Es de entender, no obstante, si atendemos a otros primeros espadas de su partido en la CAV, como Francisco I de Coscojales o, sobre todo, Rodolfo Ares. ¿Se imagina usted, señor Pastor, qué ocurriría si alguien de, pongamos, la izquierda abertzale (aberchales radicales para Ares) o un ciudadano cualquiera de la CAV sin afiliación concreta, dijera sus mismas palabras para describir y justificar la muerte violenta de un cargo del PSOE? ¿Si se inventara pruebas falsas, las vertiera en prensa, y utilizara a la familia del fallecido como saco de boxeo? ¿Le suena la Audiencia Nacional, el régimen de incomunicación, la prisión preventiva prorrogable, la dispersión? ¿La ley Mordaza, quizá?

Su poltrona queda muy lejos de las calles de Bilbao, afortunadamente para usted si valoramos la reacción que han causado sus palabras en la afición del Athletic. Pero puede estar tranquilo. Si algo ha demostrado la hinchada rojiblanca es un saber estar, un tesón y un aguante que, siguiendo el ejemplo de los familiares y amigos de Iñigo, no va a cejar en su empeño de justicia sin caer en las constantes provocaciones a las que son sometidos. Y no es fácil, créame. Se hace cuesta arriba intentar olvidar la actitud chulesca y mamporrera de los hombres de negro en San Mamés, la lejanía de la directiva de Josu Urrutia, la inexplicable tardanza en los juzgados, la no imputación de Ugarteko, la colaboración cómplice de algunos medios de comunicación, en fin, todo lo que ha ocurrido durante estos 5 años, que ya tenía precedentes y que era cuestión de tiempo que ocurriera. Cuesta horrores no arramplar a hostias con todo. No quiero ni imaginar lo que es estar en la piel de Manu o Fina.

Sea como sea, ya se ha ganado su hueco en la lista de personas non gratas de la Catedral. Zorionak. Es un título que llevan con orgullo personajes de la talla de Esperanza Aguirre, Javier Tebas o Francisco Franco.

Así que, parafraseando a algún político de actualidad, no nos queda otra que decirte: Nos vemos en el infierno, gángster.

Únete a la disidencia [ICHH a la asamblea]

*****¡ÚLTIMOS DÍAS PARA ENTREGAR TU FIRMA!*****

Como decía Eskorbuto, ya no quedan más cojones, ICHH a las elecciones. O bueno, mejor dicho, a la asamblea de compromisarios, ente que rige, a trancas y barrancas, el devenir del club de nuestros amores. No es ningún secreto que la gestión de Josu Urrutia ha sido mas que decepcionante desde el punto de vista social, especialmente en su vertiente graderil. Tampoco lo es que las anquilosadas y viejunas estructuras de poder de la provincia mandan con puño de hierro en las decisiones de calado de la entidad, léase, las económicas. Hoy, el club es un auténtico dinosaurio cuya paz social depende de que la pelotita entre. La participación real del socio tiende a cero y parte más bacalao un VIP o un patrocinador que cualquier bazkide.

17505174_1450019725032758_317072215036939861_o

En esta tesitura, y con una clase trabajadora que se las ve para pagar la cuota anual o que, dada la ausencia de abonos y/o entradas asequibles, hace eones que no pisa San Mamés, la ICHH, como coordinadora de taldes de la grada popular, pretende aumentar su representación en la asamblea para ser la voz de los que hasta ahora no la han tenido, al menos públicamente. En contra, por cierto, de lo que quiere la directiva del club que, de nuevo, intenta reprimir toda expresión contraria a sus ideas. Tanto es así que ha prohibido a la ICHH repartir hojas informativas dentro de la grada. Así se las gastan.

Sea como sea, los objetivos de la ICHH son varios. Ejercer de contrapoder, pelear por una grada popular más amplia, la vuelta de los abonos, precios razonables acordes a la situación económica, más transparencia, más participación de la masa social en cuestiones vitales o traer el debate sobre safe standings, entre otros.

Así que ya sabes, si quieres que haya una voz más diversa en la asamblea, que el futuro del Athletic no dependa únicamente de las decisiones de los 300 de Abando, que las constructoras no se forren a tu costa y que los VIP no se beban hasta el agua de los aspersores, puedes ponerte en contacto con la Iñigo Cabacas Herri Harmaila en Facebook, Twitter o email.

Y como hemos empezado con punk, a acabamos con punk. De ti depende, tú eliges.

[Harmailatik] San Mamés fue un clamor por Iñigo Cabacas

Ni el horario, ni el día, ni Lakua, ni Ibaigane fueron impedimento para que San Mamés, de nuevo, fuera un auténtico clamor pidiendo justicia para Iñigo Cabacas. La ICHH había repartido 10.000 cartulinas a tal efecto, y una afición rojiblanca, harta, cansada y hastiada dio buena cuenta a quienes estuvieran en el palco o delante del televisor. Un minuto 28 que dejó bien patente todos estos sentimientos. No creemos que políticos y demás vayan a rectificar un ápice la actitud tan rastrera que han mostrado hasta ahora y de la que han dado vomitivas muestras recientemente.

17795947_1462842873750443_4959730129566968427_n

Nos referimos, claro está, a las declaraciones de Pastor (PSE, socios de gobierno del PNV), asegurando que si la Ertzaintza no hubiera sido recibida con botellas y pedradas, probablemente, no se hubiera producido la carga policial”. Es más, enmarca la muerte de Cabacas tal como sigue: Como se había generado en este país, en determinadas partes de la sociedad, una especie de cultura del odio, entre ellos, a la Ertzaintza, eso provoca situaciones indeseables”.

Es difícil ser más canalla y vil. Y eso viniendo de un partido que respaldó a Ares, máximo dirigente político del dispositivo que mató a Cabacas. Un Ares que después trató de falsificar lo ocurrido mareando con porras extensibles que sólo existían en su imaginación. Un PSE que se ha hartado de pedir que no se politice la muerte de Cabacas nos viene con justificaciones políticas de baratillo, intentando desviar la atención y eludir su responsabilidad. Bien saben, además, que la policía jamás cargaría en un batzoki o casa del pueblo.

Otros que hacen el juego al poder en esta “mini” batalla del relato son los comentaristas de Bein Sports. El clamor de San Mamés fue tal que en la retransmisión en directo Santiago Segurola se vio obligado a decir que se estaba recordando el “fallecimiento” de Iñigo Cabacas. Ni una palabra sobre quienes ejecutaron tal hazaña, como si le hubiera caído una teja. Nada más salió de su boca, ni de la de Xabier Mendia ni del resto de contertulios, supuestos eruditos a los que les suponemos cobardía y no desconocimiento, pues son los mismos que no escatiman en peroratas sobre el tipo de jugador que fue Quique Sánchez Flores o sobre lo interesante que es el Thinking Football. Hablando de la Fundación, ¿dónde está? ¿Qué hace cuando matan a un hincha de su propio club? ¿Reflequé?

Claro que lo de la Fundación y demás nos cuadra perfectamente, sobre todo teniendo en cuenta la caza a la que se dedicó la Ertzaintza y la seguridad del club en las inmediaciones de La Catedral y en los accesos, identificando a los que repartían carteles e intentando impedir su introducción (en vano, la voluntad popular es imparable), sumado todo ello a las coacciones habituales, pues todo entra en un guión perfectamente interpretado por los diferentes actores de una misma película. La ICHH lo denunciaba en Redes Sociales.

17796408_1424173047653092_8958807654784470017_n

Es decir, cuando el club asegura que no tiene que decir absolutamente nada sobre Cabacas y que deja hacer a la justicia (su puta justicia, la burguesa a los servicios de policía y establishment, huelga recordar), pero luego monta y ampara todo este circo coartando la libertad de expresión de su propia masa social, lo que está haciendo es posicionarse claramente con aquellos que, lejos de querer hacer justicia, desean condenar a Cabacas al más puro silencio y ostracismo. ¿Merece la pena ser socio de un club que trata así a sus hinchas?

Si de alguna manera podemos resumir estos 5 años, ¡5!, que llevamos esperando una sentencia, es con la sensación de hartazgo total. Hartos de amagos que no van a ningún lado, hartos de jueces, políticos, responsables policiales, “sindicatos del crimen” de la policía autonómica y demás calaña. En definitiva, hartos de ver cómo intentan escurrir el bulto y tapar bajo la alfombra un asesinato que va a quedar impune, más allá de castigos administrativos que pudieren darse.

Ojo, no hemos sido nosotros los que hemos trazado una línea roja bien clara, con Iñigo o contra él. Han sido “ellos”, los violentos, los represores, los ocultadores de pruebas o los medios que les amparan (con plumillas de Vocento a la cabeza), todavía hoy. Y esa línea marca claramente el camino y la actitud que desde el 5 de abril de 2012 en adelante nos guía. Cero credibilidad y cero respeto por quienes pueden asesinar impunemente sin necesidad siquiera del más mínimo arrepentimiento mientras, para más inri, “ellos”, sus amos, nos sermonean a los demás con suelos éticos. O se usa la misma vara de medir para todo o el mensaje que cala en la sociedad es el de la hipocresía total.

Poco más podemos añadir, excepto otro (y son ya demasiados, señoría) abrazo fraternal a unos familiares y amigos que bien podrían ser los nuestros, o los de cualquiera que pisara aquel día aquel maldito callejón.

JUSTIZIA IÑIGORENTZAT

17622095_1454637604570970_5109285914329917562_o

Reflexiones sobre la ampliación de la grada popular

Después de 3 años de travesía en el desierto, promesas incumplidas, oídos sordos y vaivenes constantes, unos señores de traje que representan a su Athletic Club, que no al nuestro, dan por zanjada la ampliación de la grada en una nota oficial en la web del club. Y punto final…según ellos. 200 localidades del 109 (mejor dicho 66, porque 134 ya estaban ahí) han pasado a engrosar las filas de la lata de sardinas en la que 600 sufridos hinchas nos apretujamos mientras intentamos alentar al equipo contra viento, marea y silencio sepulcral. Alrededor de 200 socios que habían solicitado ingresar en la grada se quedarán fuera.

13096259_1041924515877949_3666975632602977699_n

Vaya por delante que en primer lugar queremos reconocer, ante todo, el trabajo desinteresado de los miembros de la ICHH que, fuera de cualquier interés personal o económico, a diferencia de los señores directivos, han cumplido cada requisito que se les ha pedido con luz y taquígrafos. Y por qué no, valorar en su justa medida que haya por lo menos alguien, en ese palacio de hielo entregado al negocio llamado Ibaigane, que haya tenido, por primera vez en muchos lustros, la altura de miras (unos pocos centímetros) para por lo menos bajarse de la nube y afrontar una gran cagada que va a tener, si no tiene ya, consecuencias directas sobre el club. Eso sí, han bajado de la nube a su manera y en escaleras mecánicas, por si se cansaban.

Las negociaciones han sido arduas y venían precedidas de un traslado en el que, si bien la grada estaba predispuesta a cualquier solución y había ofrecido unas cuantas propuestas antes incluso de la entrada de los barria, la posición del club ha sido la de rechazar de plano todas ellas como si fuera el frontón de Miribilla. Y entre más pitos que flautas, 3 años después, la directiva cede un mínimo insuficiente, no exento de polémica, como no podía ser de otra manera en el reino de los sectores taifas, donde parece que el socio es rey de su asiento. Ya se sabe, al socio del Athletic le pueden subir las cuotas, le pueden poner publicidad hasta en el sobaco, le pueden cachear los genitales, pero joder, no le toques el asiento o se convierte en Atila y se pone a agitar pancartas como si no hubiera mañana. Pancartas que milagrosa y extrañamente pueden meter al campo sin permiso previo…

109 Ez Mugitu se han venido a llamar. Con la ayuda de plumillas a sueldo de Vocento como un tal JOL que, hambriento de carroña, sigue siendo enémigo acérrimo de Urrutia y de la grada. Pero que no os engañe el nombre. Gran parte de los socios del 109, con gran paciencia, han estado receptivos y han puesto de su parte. Bien por ellos que, a la postre, están pagando la decisión incomprensible de no crear una grada popular en condiciones a priori. Decisión que, por cierto, tiene nombre y apellidos y se sienta en su despacho de Ibaigane, donde, al parecer, no existe el despido procedente. Será cuñao de alguien…

En este blogzine, desde el principio, hemos hecho campaña activa por una grada popular, donde existiera la figura del abonado, con capacidad suficiente, no solo como garantía de ambiente y animación, sino como garantía de futuro y cantera de nuevos cachorros y futuros socios de la entidad. Pero por supuesto, por un sentido de justicia con la clase trabajadora aficionada a este club. Somos nietos de la general, hijos de las gradas de pie, y nos hemos quedado huérfanos. Tenemos un estadio para pijos, donde la directiva sólo se preocupa de llenar los desiertos asientos prémium, donde se va a celebrar una Eurocopa para deleite de empresarios locales…pero un estadio sin alma y alejado de lo que quiere el aficionado que, al fin y al cabo, es el que llena el campo el 99% de las ocasiones.

Seguimos teniendo la media de edad más alta de todas las gradas de Europa, y con las 800 localidades llenas de socios, es algo que no se va a solucionar con este parche. Y sobre todo, 800 es una cifra irrisoria sobre el total del aforo o en comparación con los palcos VIP. Es un insulto y lo seguirá siendo, que no se le olvide a nadie.

Cuánto se les ha hinchado el pecho a los valdanogoitias que pueblan las tribunas de San Mamés con su nuevo templo construido con dinero público y esclavos portugueses. Que si el ambiente iba a ser una mezcla de Dortmund y Estambul con la entrada de tantos socios barria, que si tenemos 5 estrellas, que si me aprieto más la txapela no me llega la sangre al hipotálamo. La realidad les ha dado en la frente y tenemos el ambiente de Getafe, pero la culpa es de la grada, que no anima, o que hace canciones en euskera. Tranquilo, señor tribunero, conocemos de sobra los argumentos ombliguistas del bilbaíno medio, no hace falta recordarlos. Podrían mirar hacia Vitoria – Gasteiz, aunque les escueza. Aunque sabemos que son más de mover la cerviz hacia abajo que hacia el sur.

En definitiva, para desgracia de la directiva, la batalla no ha hecho más que comenzar. Así que de finalizado el proceso de ampliación, y un huevo. Tenemos una “grada de animación” un poquito más grande con las mismas condiciones y limitaciones que la anterior, no una auténtica grada popular, que es a lo que aspiramos y lo que demanda gran parte de la masa social. Hasta que se cumpla, seguiremos dando la matraca, esté el señor Urrutia en la presidencia y la camarilla de Sabin Etxea en Ibaigane o no. Lo mismo nos da.

LOS HINCHAS PRIMERO

Llamada a la calma [Harmailatik]

**Atención**: esto no es un comunicado de la ICHH, es un artículo de opinión exclusivamente del blogzine.

Cuando la noticia debería haber sido el enfrentamiento entre dos rivales de entidad y en gran estado de forma, en una competición que gusta mucho en Bilbao, y con un horario incomprensible que tendríamos que echar en cara a Tebas y sus adláteres, o la preciosa iniciativa de la ICHH de llenar la grada de niños y niñas que durante el año no pueden acudir a San Mamés, la directiva se las ha ingeniado para desviar el foco de atención de su fracaso con los asientos Premium o con el tema de la lluvia con una jugada maestra, poniendo en pie de guerra a los socios del 109 y provocando una reacción en cadena por parte de una grada hastiada de tanta palabrería y pasotismo.

0-as12106

Y es que, al comenzar el partido, unas cuantas decenas de socios del sector 109, como ya sabréis por el altavoz tan sospechosamente raudo que les ha otorgado el medio oficial del régimen, Deia, y cómo no, de sus supuestos antagonistas de Vocento, han protestado por la decisión de la directiva de desplazarles de su localidad para dejar espacio a la ampliación de la grada popular. Claro, es lo que tienehacer oídos sordos a cualquier otra alternativa ya ofrecida por la grada (como desplazarse a sur y mitigar los efectos de la lluvia y sacar a los jetas del 124, 2 en 1) para no tener la necesidad de molestar a los socios que ocupan sus asientos en la tribuna norte.

Empezamos mal, y podemos acabar peor si no ponemos remedio. Tras la protesta, parte de la grada reaccionó con algunos cánticos que desde luego no ayudan a llevar a buen puerto la tan ansiada ampliación por la que tanto se ha trabajado. Porque el hecho es que al final, la directiva, por arte de magia y en un solo movimiento, ha conseguido enfrentar a los socios entre sí, a la par que ha puesto el foco en lo malos que somos en la grada, para alegría y regocijo de todos los enemigos que parece que tenemos en La Catedral.

Pues bien, cabe volver a recordar, por enésima vez, la secuencia de hechos que nos han llevado a esta situación y las alternativas que hay sobre la mesa, para poner el foco en su lugar y que las aguas vuelvan a su cauce.

  • El club, durante la reasignación de localidades con motivo del traslado al nuevo estadio, sube el precio de los carnets de las antiguas gradas norte y sur, de 350 € de media a entre 400 y 742. Hablamos de socios con muchos años de antigüedad a sus espaldas en gran parte de los casos y en muchos otros habiendo sufrido ya desplazamientos forzosos por ubicaciones de aficiones visitantes.
  • Aparte de los precios, nos ofrecían 1100 localidades separadas en dos sectores, sufriendo una reducción de alrededor de 4000 localidades de grada con respecto al anterior estadio.
  • La grada, ante este intento de chantaje y robo de las localidades que ha ocupado históricamente, reacciona ofreciendo un traslado a sur, donde ya se sabía que se iba a mojar la gente, con una ampliación de las localidades disponibles para grada y unificando los dos sectores de norte y sur.
  • El traslado a sur tenía la ventaja de que gran parte de las localidades estaban libres y no habían entrado todavía los socios barria. La oportunidad era única y fue el club, con supuesto asesoramiento de la Ertzaintza, el que lo denegó frontalmente.
  • Tras la imposición de las esquinas y la comprobación de que el sector 124 era un auténtico fraude, comienza la campaña por la ampliación de la grada. Todas las alternativas vuelven a ser las que estaban sobre la mesa por parte de una ICHH abierta a todas las opciones. La respuesta siempre es no, a pesar de promesas y plazos siempre incumplidos.
  • El club parece que mueve ficha con comunicados que al final no cristalizan en nada concreto, con lo que se da un plazo para intentar llegar a un acuerdo.
  • Cuando éste parece que puede llegar a buen puerto y se desactiva una hipotética reacción de la grada, el club, en vez de trabajar de manera horizontal dialogando con todas las partes y ofreciendo contrapartidas reales, parece que intenta imponer a los socios del 109 unas medidas unilaterales.

Esta línea de acontecimientos, totalmente ignorada por Deia y Vocento, a los que únicamente interesa la carnaza, es un insulto a la lógica, a la transparencia y al sentido común. Unas decenas de personas y una pancarta han bastado para que les den voz en sus medios, mientras han ignorado toda la campaña de la grada durante los últimos años. Eso es informar, claro que sí.

Mientras hay miles de localidades Premium sin asignar y sin vender, un sector 124 que funciona bajo mínimos y la intención de gastarse 10 millones de euros en extender la cubierta a punto de ser aprobada, sucumbimos al instinto y las ganas de que San Mamés tenga una grada a la altura de su historia y no un córner donde parecemos visitantes en nuestro propio estadio .

Desde aquí llamamos a la calma, pues. Si bien es verdad que en nuestra condición de socios de la grada nos llama poderosamente la atención lo mucho que se mueven algunos socios de tribuna para unas cosas y lo poco que lo hacen para otras igual o más importantes, es totalmente comprensible que los intentos de imposición con unos plazos tan cortos sienten mal, aunque sospechemos la premeditación de todo esto por parte de Urrutia y sus peones, Ucha a la cabeza. El hecho de que ciertos medios carroñeros aprovechen la ocasión para azotarnos sin piedad evidencia que la maniobra bien podría ir en esa línea.

La grada está dispuesta a todo tipo de alternativas en cuanto a localización para ampliar su aforo. Es el club, con la actual directiva y de la mano de otros agentes externos, el que se niega frontalmente a valorarlas. Así pues, no nos enfrentemos entre nosotros, exijamos al club valentía en sus decisiones y pongamos solución de una vez a tres temas que pueden resolverse de una manera mucho más inteligente y audaz: la ampliación de la grada, el problema de la lluvia en sur y la eliminación de infiltrados en el 124.

Y tampoco olvidemos que los tan aclamados asientos premium están vacíos en un 99% cada partido. Su única justificación es el porcentaje que cubren para ser un campo 5 estrellas para la tan cacareada Eurocopa que tan ricos nos hará. Nos suena a argumento megalómano y vacío que se suele usar para justificar otro tipo de superinfraestructuras tan del gusto de ciertos estamentos. Pero nosotros solo vemos un par de miles de asientos ocupables por socios a los que se les podría dar una salida.

Para terminar de rizar el rizo, el club sigue negándose a la existencia de la figura del abonado con la que dar entrada a jóvenes al estadio. Sólo acepta traslados de socios a la futura grada ampliada. Política de club, y no hay más que hablar.

Diálogo y unidad entre hinchas, que al fin y al cabo, el club es nuestro. Ésa es la vía.

ATHLETIC ZALEOK GARA

El Athletic, la censura y los cacheos

Resulta chocante tener que volver a escribir sobre lo mismo más de un año después (enlace), pero como los animales que migran o los que hibernan, la directiva del Athletic y sus cuerpos de inseguridad se empeñan en seguir patrones temporales para caer una y otra vez en las mismas actitudes discriminatorias y pueriles.

Pues bien, hagamos memoria. Según la legalidad vigente en la Comunidad Autónoma Vasca, es del todo legal cachear de manera constante en una puerta concreta de un recinto deportivo y en el resto hacer cacheos aleatorios. No nos sorprende semejante directiva de seguridad al tuntún viendo que quienes están al mando de esa legalidad son los mismos que nombran a un tal Aldekoa como jefe de la Ertzaintza. Parece ser que viendo la suma peligrosidad de los miembros del sector 110 que acceden por la puerta 13 de la Catedral, la seguridad del club ha decidido, por arte de biribirloque y porque se han levantado con el pie derecho, como su amigo Tebas, que aparte de poder realizar tocamientos que dejarían en meras cosquillitas un combate de Kick Boxing, tienen potestad para incautar material, sin aviso previo y porque yo lo valgo. Todo ello con el beneplácito de Ibaigane, o por lo menos con su silencio cómplice.

Mordazeitor

Cualquiera pensaría que entre ese material podrían encontrarse bates de béisbol, navajas, escopetas, arcos, ballestas y un misil intercontinental, en el Calderón podría ocurrir. Pero no, según socios de ese sector, el material incautado consiste casi únicamente en banderas con la cara de Iñigo Cabacas y la leyenda “Justizia”. Las mismas que hace una semana eran legales y que el club no ha tenido a bien justificar su súbita prohibición, más allá de un sencillo “incita a la violencia”. Tócate los huevos, Mariloli.  

El otro tipo de material, eran latas de cerveza, cosa que puede parecer lógica, si no tuviéramos en cuenta la graciosa circunstancia que se da en tribuna y mencionamos más adelante.

Como la política de comunicación del Athletic consiste en dejar que se hagan todo tipo de especulaciones durante un mes hasta que Josu Urrutia sale a dar una rueda de prensa con menos contenido que un globo, decenas de socios se sorprendieron en la puerta al serles requisadas las banderas, con un papelito para recogerla de nuevo en la salida, no fuéramos a pensar que las iban a robar. No fue todo, porque un visitante chipriota, invitado por algunos miembros de la grada, fue incluso requerido para mostrar su DNI, sin mediar palabra previa. En Bilbao siempre hemos sido buenos anfitriones, ya se sabe, menos cuando se trata de la plebe, ¿eh Josu? Los agentes de Lakua desplazados a la puerta 13 miraban atentos por si podían poner en práctica alguna de las artes que dominan a la perfección, como el manejo de cachiporra mamporrera.

A todo esto hay que añadir nuevas medidas de excepción como la que impidió a Herri Norte colgar su pancarta de la valla del sector 111, cosa hasta ahora permitida que ha tenido que pasar a mejor vida después de más de 3 décadas, cumpliendo así las órdenes de Madrid, una vez más.

Pero como todo lo que pasa en nuestro estadio, el esperpento siempre puede ser mayor cuando uno recibe, de boca de varios socios de la tribuna después del partido, las noticias sobre el material que sí están permitidos en su zona. A saber: packs de 6 latas de cerveza con alcohol, botas de vino, botellas de vino en su recipiente de cristal (para más delito, sin ser de la marca oficial del club), navajas para múltiples usos (para preparar un porro, por ejemplo), y quién sabe qué más de lo que cabe en la oscura mente de algunos de los cerca de 40.000 socios de tribuna. Desde luego, no parece que les hagan control de alcoholemia como en alguna ocasión ha sucedido en la puerta 13 y la presunción de inocencia y el derecho a la dignidad los pagan con su cuota, parece ser.

Así que ya ven, el idílico partido que se jugó el viernes no lo fue tanto para todos. Algunos hemos de sufrir las consecuencias de medidas dictatoriales, discriminatorias y vejatorias en nombre de una seguridad que impide que 600 aficionados hagan absolutamente nada mientras lo permite todo a los otros 52.000. Nos preguntamos para qué está el millonario circuito cerrado de TV que nos enfoca con 4 cámaras todo el partido, a no ser que, viendo la alegría con que nos cachean, haya algún segurata onanista al otro lado de la pantalla.

Sea como sea, puede que la cosa vaya a más, aunque en Ibaigane callen y se tomen su tiempo para que los afectados digieran el veneno poco a poco. Quieren una grada minúscula, mansa, coartada y amordazada, pero que además sea un buen cliente y anime y cante como la que más. Veremos cuánto quieren estirar la cuerda, pero como ocurrió la temporada pasada, puede que la mejor arma sea el silencio y el crepitar de las pipas.

Ya animarán los VIP, que al fin y al cabo, van a ser muy bien agasajados por la misma directiva, aunque claro, al segundo kilo de percebes, a ver quién se suelta con un “Athletic gu gara”…

LOS HINCHAS PRIMERO

JUSTIZIA IÑIGORENTZAT