La importancia de los gestos: Argentina VS Eaj-Pnv

Desazón, ira, impotencia…sentimientos que se agolpaban ayer ante el enésimo atropello a los jóvenes de nuestro país. Mientras se llevaban secuestrados a los de Altsasu y las noticias y la descripción de los hechos se apelotonaban en nuestro timeline de Twitter, llegaba desde Argentina la gran noticia de la negativa de sus jugadores a jugar ante Israel en Jerusalén. Un claro en un día oscuro.

Mientras esperábamos un gesto político público por parte de los representantes de la CAV, un mísero tuit, algo, por pequeño que fuera, unos jugadores de fútbol plantaban cara al presidente de su Federación y al de su propio país. Diciendo basta, dicho sea de paso, a uno de los Estados con más poder e influencia en el mundo. Un “por ahí no pasamos” que quedará en la historia del deporte y que, aunque no evitará a corto plazo una nueva masacre contra Palestina, es un gesto de enorme entidad y calado, gigante por su significado y con un tremendo eco internacional a escasos días para que empiece el mundial.

Todo esto nos llevó irremediablemente a acordarnos de la actitud que mantuvo la gente del PNV cuando nos visitó aquel equipo sionista en Europa League y que conllevó desde prohibiciones a amenazas a hinchas del Athletic y ciudadanos de la CAV. Miserables con los de casa y plegados y mansos con los de fuera. Lo mismo que los medios locales, como El Correo, que justifica la decisión por las supuestas amenazas a Messi para no poner en valor la postura humana y política de la plantilla.

En estas estábamos, tragando bilis, cuando Josu Erkoreka rompió el silencio gubernamental y vino a echar tierra sobre Altsasu de la manera más ruin que hemos visto en años, y mira que este pueblo ha tenido tragaderas recientes. Su particular manera de hacer nación.

La importancia de un gesto, una declaración. Higuaín VS Erkoreka. Argentina VS Eaj-Pnv. Mientras las caretas van cayendo una tras otra y la sociedad vasca premia incomprensiblemente en las urnas toda esta hez, se acerca la Euro 2020 y con ella la última careta en caer en Sabin Etxea. Para entonces es probable que los de Altsasu continúen en prisión a la espera de que el TEDH les dé la razón, a pesar de que, como sostiene Erkoreka, pueden “recurrir la sentencia”.

UTZI PAKEAN, ALDE HEMENDIK

#BDS #BoikotIsrael #RedCardIsraeliRacism #AltsasukoakAske

Anuncios

Israel, ¡fuera de la UEFA! (2)

enlace a artículo anterior

No diremos nada nuevo si calificamos la situación actual de Palestina como agónica. Gaza, tras semanas de criminales bombardeos, está en estado de emergencia humanitaria absoluta, agravada por el bloqueo total por tierra, mar y aire y la destrucción de infraestructuras como la planta de energía, el puerto o el aeropuerto. En el caso de Cisjordania, las protestas contra la intervención en la Franja se han saldado con varios muertos. Todo ello sumado a los miles de detenidos y torturados, entre ellos, ciudadanos palestinos del propio estado de Israel.

10484521_1448663848732236_2813418429450202554_n

Las protestas en todo el mundo no se han hecho esperar, y en lo que al fútbol y el deporte en general atañe, han sido varias las iniciativas y los incidentes que se han producido. Los grupos de animación de los equipos de baloncesto firmaron un  comunicado conjunto, e hinchadas de todo el mundo han mostrado pancartas de solidaridad con el pueblo palestino, desde Glasgow a Chile pasando por Chicago. Incluso se produjo una invasión de campo por jóvenes árabes en un partido amistoso del Maccabi de Haifa en Lille que acabó en pelea cuando un jugador del Maccabi agredió a uno de ellos, tal es su prepotencia incluso cuando juegan fuera de casa.

Pero de todas las barbaridades que ha cometido el Estado Sionista, como futboleros y en este ámbito, queremos poner el foco en dos crímenes que una vez más quedarán impunes. El primero, el asesinato a sangre fría de Nadir Idris, que recibió un balazo a quemarropa en la parte vieja de la ciudad durante unas protestas contra la operación de Gaza (enlace). Nadir era conocido por ser un acérrimo hincha del Hebron Youth Sports Club, con el que solía viajar a lo largo y ancho de la Cisjordania ocupada para ver los partidos. A su funeral acudieron miles de personas entre las que se encontraban muchos hinchas del equipo cisjordano.

El segundo crimen fue cometido durante los bombardeos en la Franja de Gaza. Ahed Zaquot, leyenda del fútbol palestino de 49 años, dormía en su cama cuando una bomba israelí cayó sobre su casa. En palabras de un periodista gazatí a la agencia Reuters, “Palestina ha perdido uno de sus mejores jugadores, incluso podría ser considerado el mejor centrocampista de su historia”. Zaquot jugó para Palestina en los 90 antes de que fuera aceptada oficialmente por la FIFA. Llegó a jugar el amistoso contra la Francia del presidente de la UEFA Michel Platini en el 94. Actualmente trabajaba de ojeador y comentarista de la televisión gazatí.

En estas circunstancias, con el estado sionista ignorando todas y cada una de las resoluciones de la ONU y pasándose por el arco del triunfo la posible condena del Consejo de Derechos Humanos por crímenes de guerra, creemos, desde nuestra condición de hinchas de fútbol de un equipo y una federación integrados en la UEFA, que es momento de tomar cartas en el asunto para pedir la expulsión sin retorno de los equipos y las selecciones israelíes de todas las competiciones europeas.

Dicho esto, nos gustaría alertar sobre el posible uso de la causa palestina por parte de los grupos fascistas y neonazis que pululan, en muchos casos a sus anchas, por los estadios de fútbol de todo Europa, en un intento de capitalizar la propia causa y extender sus vacías ideas de odio, racismo y antisemitismo aprovechando la coyuntura. Lo que pedimos es exactamente lo contrario, el castigo de un Estado que practica el apartheid con el apoyo masivo de su población, que asesina impunemente a unos críos que juegan al fútbol en una playa, que torturan y detienen y que además usan el fútbol como medio de propaganda.

¡ISRAEL FUERA DE LA UEFA!

¡ISRAEL UEFATIK AT!

 

Israel, ¡fuera de la UEFA!

No podemos callarnos. No seremos cómplices del silencio de los medios y los gobiernos occidentales (y sus adormiladas sociedades), ante la enésima violación de los derechos humanos por parte del Gobierno sionista contra el pueblo palestino. Ya son casi 100 palestinos asesinados en los últimos días. Cifra que por cierto, para el grupo Vocento, propietario de El Correo, merece menos atención que el BBK Live o los secretos del bonito del norte. Su versión “hard”, el ABC, mejor no mirarlo.

Hay quien pensará, ¿cómo nos afecta esto en nuestra condición de hinchas de fútbol? Bueno, es complicado demostrar cómo Israel utiliza el deporte como punta de lanza de su propaganda, aunque la explicación es sencilla: un Estado artificial basado en mitos fundacionales y que practica el apartheid necesita de hechos consumados para demostrar su propia existencia ante el mundo. Sólo hay que ver el bombo que se le da al Maccabi de Tel Avivi de baloncesto. Para ellos es una cuestión nacional.

Handallah

Hace 2 años, en la Europa League, el Athletic Club se enfrentó al Hapoel Kyriat Shmona, equipo de una ciudad fundada en 1950 (2 años después de la proclamación del Estado de Israel y de la expulsión de sus habitantes árabes) sobre el antiguo poblado palestino de Al-Khalasa, a escasos kilómetros de la frontera del Líbano y muy cerca de los Altos del Golán ocupados por Israel a Siria. Vamos, todo un histórico de la competición. Ante las protestas que iban a llevar a cabo hinchas del Athletic en colaboración con grupos de solidaridad con Palestina en Euskal Herria, tanto el club como sus palmeros, y la Ertzaintza, coaccionaron para evitar la libre expresión en nuestro propio estadio en aras a no sabemos qué respeto hacia una gente que ni siquiera debería competir en Europa League. No consiguieron su propósito y la solidaridad con el pueblo palestino se escuchó bien alta, muy a pesar del palco.

Nos preguntamos qué actitud tomarán si en vez del Hapoel, la siguiente ocasión nos toca enfrentarnos al FC Ariel, equipo de una colonia ilegal israelí en Cisjordania. Seguro que en aras del respeto tenemos que volver a aguantar intentos de silenciarnos, o peor, como en Gasteiz, una carga policial dentro del pabellón por una pancarta.

El silencio es lo que tan bien utilizan ellos ante algunas empresas locales (y muy vascas) que se lucran de la venta de material bélico a la aviación sionista que hoy masacra Gaza. Pero sin embargo, los que politizan son los de la grada. Vaya cara más dura gastan.

SanMames_FreePalestine

¿Qué podemos hacer ante tanta hipocresía? Pues para empezar, como hinchas de un equipo europeo, podemos solicitar la expulsión de la selección de Israel y sus equipos de la UEFA y de las competiciones continentales. Por otro lado, podemos exigir la normal participación de la selección nacional palestina sin tener que aguantar detenciones, cuando no disparos en los pies.

Kick Israeli Racism out of UEFA

https://www.facebook.com/RedCardIR

http://rcir.org.uk

ISRAEL UEFATIK AT!

ISRAEL FUERA DE LA UEFA!