Eurocopa en San Mamés, reflexiones

Tema candente el que vamos a tratar en este artículo. Por un lado, razones económicas y deportivas, y por otro, razones políticas. Aquí todo el mundo opina y es difícil llegar a alguna conclusión que satisfaga a todos.

El encarnecido debate surge de un problema político histórico de gran calado, eso no lo puede obviar nadie. Vivimos en un territorio que para algunos es una región de España, para otros una nación, otros no lo tienen muy claro y otros piensan que esto es su Señorío particular. Sea como sea, el hecho de que juegue aquí la selección del país que nos niega el derecho a decidir, es motivo de polémica, lógicamente.

euskal_herria_en_europa_249459_t0

Hay quienes sostienen, sobre todo en los alrededores de la Capital del Reino, que no hay que mezclar política y deporte. Ríome yo. Como si no se corrieran del gusto sólo de imaginar San Mamés lleno de rojigualdas bajo los acordes de su himno. San Mamés, esa mezcla de batzoki y herriko taberna al servicio del nacionalismo vasco más irredento. Y en su perversa lógica que no ve más allá de su propio ombligo, como San Mamés es Bilbao, Bilbao es el País Vasco, y el País Vasco es España, no hay discusión. Moisés (o Franco) lo dejó grabado en una tablillas con otros 9 mandamientos (no abortarás, no dirás el nombre del Rey en vano, hurtarás…)

Moisés

Pero en estos lares a nadie se le escapa que gran parte de la sociedad vasca reclama una selección propia. Una simple mirada al resultado de las elecciones es reveladora (otra vez política y deporte de la mano…). Pero uno de los actores principales de ese arco político, especialmente en Bizkaia, EAJ-PNV, vuelve a jugar a la ambigüedad llegando a límites surrealistas. Por un lado habla el “Señor de Bizkaia” José Luis Bilbao, que carga los dardos de veneno para salir luego a la palestra a pedir perdón. Pero sabemos que nunca dispara en balde. Por otro habla Azkuna, Su Alteza Municipal, en su línea, y para rematar, Urkullu zanja el debate con la palabra de Dios en la mano. Todo muy calculado y en perfecta sintonía pensando en el impacto en la opinión pública para las siguiente elecciones y preparar bien el terreno, en una cuidada posición intermedia confusa y populista. Juzguen ustedes mismos:

  • 08/01: J.L.B.: “habrá que ver si para entonces existe Reino de España, como Reino y como España”. En una entrevista concedida a Radio Euskadi, el dirigente peneuvista ha afirmado que “no se dan las condiciones objetivas para que España juegue con normalidad en San Mamés”

  • 09/01: J.L.B.: “Si no es contra Euskadi, España no debe jugar en San Mamés”.

  • 16/01: I.A.: “Azkuna apoya la Eurocopa en Bilbao ‘venga la selección que venga’”.

  • 29/01: J.L.B.: “Bilbao se ‘disculpa’ pero insiste en que España no debe jugar en San Mamés”

  • 07/02: I.U.: “Prometo las máximas medidas de seguridad si España juega la Eurocopa en Bilbao”

¿En qué quedamos? ¿Sí o no? Pues claro que sí, hombre.

  • 07/02: I.U.: “Queremos que Bilbao sea sede de la Eurocopa 2020”.

Eso sí, aquí matiza, y por si le rascan algún voto por la izquierda, añade: “Urkullu ve compatible pedir que Bilbao sea sede de la Eurocopa 2020 y reivindicar la selección vasca”

Como cumbre, liman las supuestas asperezas y dejan el terreno despejado:

“La postura será unánime. Así lo formalizarán los cinco socios de San Mames Barria en la próxima reunión ordinaria de su Consejo de Administración, que tendrá lugar próximamente. Athletic, Diputación Foral de Bizkaia, Gobierno vasco, BBK y Ayuntamiento de Bilbao caminarán de la mano y, una vez limados los matices en ciertas declaraciones de responsables institucionales, tirarán de músculo para defender la candidatura de Bilbao como sede de la Eurocopa 2020.” Deia

Cómo no van a querer, si se supone que nos vamos a forrar y ellos defienden a quien se quiera forrar, que además les da votos. Es gracioso oír a Urkullu hablar de la Euskal Selekzioa y forme parte de un partido que ha convertido esa reivindicación en un macrobotellón para captar fondos.

Y éste es el siguiente punto. Las razones económicas y quién se beneficia.

No es necesario ser economista para tener la certeza de que un evento de esas características no va a cambiar a mejor la vida del 99,9 % de la población de Bizkaia. Los bares, hoteles, y negocios de souvenirs sacarán su tajada, claro, y el turismo tendrá tirón (si es que todo va bien…), pero no irá más allá. Ejemplos hay muchos, como la Expo de Sevilla, el Mundial de Sudáfrica, la Expo de Zaragoza o algunas Olimpiadas. Especulación total a beneficio de unos pocos.

Edificios abandonados de la Expo 92 de Sevilla

Edificios abandonados de la Expo 92 de Sevilla

Punto aparte son las opiniones de los diferentes grupos políticos.

Por un lado, los unionistas, que ante su interés porque juegue su querida selección de España en Bilbao, aunque no les guste el fútbol, utilizan cualquier argumento para justificarlo. Son capaces de decir que la Eurocopa va a aumentar las capturas de verdel en el Cantábrico. Esa economía parece que sí les interesa, pero un desahucio no. Por otro lado está el Gobierno Vasco, necesitado de justificar su aportación de capital a San Mames Barria. Darán previsiones económicas astronómicas con impactos de trillones de euros en las arcas públicas. Pero 2 semanas después, la vida seguirá igual. De mientras, los políticos de la derecha agitan los sentimientos patrios para tapar su gestión, con la intención de ocultar los verdaderos problemas de la ciudadanía, como siempre. Porque al final, los hipotéticos ingresos de la Eurocopa, ¿los usarían para temas sociales o para tapar el agujero del BEC, la Supersur y el TAV?

Todo ello, por encima de la opinión de los socios del Athletic Club, que a la postre somos los usuarios y antiguos dueños del estadio. No podemos olvidar que con él, hemos perdido influencia y libertad. Los ciudadanos Iñigo y José Luis mandan más que 40.000 socios. Buen papelón para Urrutia que tendrá que decidir entre sus socios o sus amos.

En el trasfondo queda también la certeza del uso colonialista que van a hacer de todo esto allende el Ebro. Su himno, su bandera y su selección jugando en territorio traidor. Nos lo van a dejar bien claro. La Brunete futbolera paseando sus tanques al son de La Marcha Real. Lo cómico de todo esto será ver a los representantes del PNV bien erguidos al lado del Rey (no sabermos si JC I o Felipe VI de las Españas) mientras suena a todo volumen. Se oirá hasta en el Gorbea, pueden estar seguros. La verdad es que pagaríamos millones por verlo. Y por supuesto, Bilbao no será exponente de la cultura vasca, no será mencionado nada sobre el euskera o nuestra tierra (¿quizá algún detallito en clave electoral?), y para la mayoría de los mortales, Bilbao será una ciudad española con sentimiento español que acoge muy bien a la selección nacional de su país. ¿Alguien cree que un telespectador ucraniano va a distinguir si un hincha ha venido de Cantabria o es de Lekeitio? No. Y los políticos lo saben (de nuevo, fútbol y uso político de la mano). A ese proceso en otros lugares le llaman asimilación.

Nosotros, que no es que tengamos a Manolo Escobar como músico de cabecera, no vamos a entrar en ese juego de intereses y seremos claros. Como comprenderán si nos han leído anteriormente, la selección garbancera no es que nos haga mucho tilín. Ahora bien, pensándolo con tranquilidad, quizá no es para tanto. Viendo que en Catalunya han jugado los combinados hispanos de muchos deportes y que a pesar de eso tienen el proceso de autodeterminación bastante más avanzado y la mayoría de la población habla catalán, quizá habría que reflexionar sobre ello. Porque es imaginarse hordas de ultrillas, toreros, y casposos varios pasearse por Bilbao como si hubieran invadido Filipinas bocata de mortadela en mano, y automáticamente sube el voto independentista un 25%. Quizá hasta nos beneficie, fíjense.

Muestra de la representatividad cultural de la selección hispana

Muestra de la representatividad cultural de la selección hispana. Estamos seguro que todos ellos muy respetuosos con la cultura vasca…

Después de todas estas reflexiones, ¿qué queremos? Pues hombre, si el mundo fuera perfecto, la selección de Euskal Herria participaría, en igualdad de condiciones, y todos podríamos elegir cualquiera de las dos según nuestras ideas con total naturalidad, o ninguna, si es que somos anarcas o sólo del Athletic. Queremos que los representantes y voceros del PNV, por una vez en su vida, dejen de pescar en río revuelto y digan lo que quieren sin rodeos, que dejen de lado el negocio y los votos y miren al sentimiento del pueblo al que se supone que representan. Por último, queremos que se reconozca el derecho de autodeterminación de Euskal Herria, porque tras todo esto subyace un problema político al que no quiere darse una solución democrática y pacífica (y el que no lo vea es ciego o bobo), y la Eurocopa es un capítulo más. Queremos que se metan la Eurocopa por el ano, porque sólo es una excusa para alimentar a las hienas especuladoras alrededor del fútbol y a los fachas de cada país. ¡Ah! Se nos olvidaba lo más importante. Queremos ver la rojigualda ondeando en Sabin Etxea. Por eso de la coherencia…

Como remate y postre del artículo, os deleitamos con las declaraciones al respecto del personaje más influyente en la política vasca desde Patxi López, Gorka Maneiro. No sabemos si este artista ha nacido en Donostia o en Saturno o si sabe qué es un fuera de juego, pero este extracto viene que ni pintado, es un monstruo:

“todo serían ventajas y beneficios para Bilbao y Euskadi puesto que, sin suponer prácticamente ningún coste, se podrían producir ingresos importantes, tanto inmediatos como futuros, consecuencia de los miles de aficionados que acudirían a la Villa esos días y los turistas que acudirían en el futuro, consecuencia de la repercusión internacional que Bilbao podría tener en Europa y en el mundo”.

“En lo deportivo, es evidente también que se trata de uno de los eventos que más seguidores y pasiones moviliza y además tendríamos la oportunidad de acoger a nuestra selección española, a día de hoy, el mejor equipo del mundo y actual campeón de la competición”, ha destacado.

Otro “ciudadano del mundo” que no mezcla política y deporte…

Esto es lo que decimos nosotros a la Eurocopa de los cojones y al Gobierno que nos la quiere traer:

EUROKOPARIK EZ

FUTBOL MODERNOAREN AURKA

EUSKAL HERRIAK, AUTODETERMINAZIOA

Anuncios