EURO 2020: Bilbao,en el punto de mira

Sí, ese Bilbao para turistas, reclamo a nivel mundial, proyecto nación, gran escaparate del Euskadi posmoderno por decisión de la Txoika y con el auspicio de hosteleros y patronales varias, jaleados todos por medios afines. Bilbao, y San Mamés, sedes de la Eurocopa 2020…y de todo lo que conlleva. En su afán por mostrar los numerosos e hipotéticos beneficios que traería la celebración de tamaño evento en nuestra ciudad, a los mandamases del partido y sus mariachis se les olvidó, qué descuido, contarnos la cara B de la cinta, la que hoy se está viendo en Marsella, Niza, París o Lille. Y eso que solo se adivina la punta del iceberg. La realidad es bastante más cruda.

Nos surge esta reflexión viendo las innumerables escenas de violencia desatada en las calles de Francia. Escenas parecidas a las de otras competiciones anteriores, aunque quizá ahora magnificadas por los medios y las redes sociales. No negaremos que nos divierte bastante ver cómo toda la calaña fascista de Europa se bate el cobre en las calles y se rompe las encías a grito de “my nation is better than yours, unga, unga”. Así se las gastan los blanquitos del Viejo Continente. Húngaros, turcos, franceses, ingleses, bastardos unionistas, alemanes, ucranianos y, sobre todo, polacos y rusos. Y los medios venga a colgar el mochuelo a los ingleses. Se ve que no saben muy bien de qué va la fiesta y hay que tirar de viejos clichés, aunque siguen gastando de lo suyo, por supuesto.
OrtuzarFirm
Entre todos, cómo no, unos viejos conocidos del Botxo, los ultras del Lokomotiv (acompañados en Francia de los del Zenit y unos cuantos grupos más), que pasaron por aquí para enseñarnos, entre manos alzadas, una pancarta neonazi de “Josué libertad” en la Vieja Catedral. A Vocento le faltó tiempo para definirlos como estudiantes de Erasmus que habían sido agredidos por las hordas abertzales locales. Pero la realidad es tozuda y el tiempo pone a cada uno en su sitio, ¿verdad? Otros efímeros rivales de los rojiblancos han asomado la patita en las calles de la France en las últimas horas, como los casuals del PSG, algunos neonazis ucranianos o los Ultras Chándal del Olympique de Marsella.
Pero nada comparado con el nivel que han mostrado en esto del MMA futbolero los hijos de Eslavia. Los ruskis se bajaron a decenas de ingleses en cada esquina marsellesa, repartiendo mandobles a diestro y siniestro. Fantástico, si no fuera porque gracias al partido de la gestión, toda esta bazofia de extrema derecha puede estar poblando las calles de nuestra ciudad dentro de 4 años. Y, por si no lo sabía ya el común de los hinchas del Athletic, estamos en el punto de mira, vaya usted a saber por qué, de todo neonazi europeo que se precie y que quiera emular aquel antiguo domuit vascones. ¿Alguien se acuerda de Viena o de Bruselas? ¿Alguien recuerda los protocolos de seguridad que reinan su nuestra querida Eujkái? ¿Hola, hay alguien en Lakua?
Para más cojones, y por si no fuera poco con ser sede de la EUROFACHA 2020 y también por obra y gracia de Ortuzar y Urkullu, Bilbao podría ser sede local para la selección de Manololandia. Fetén. Les van a faltar buses para llenar a todo siegheiler aceituno que quiera subir a la heroica reconquista de las Vascongadas tricornio en cabeza, capote y estoque torero en mano. Ole, ole y ole.
Pues eso, que vista la que se avecina y cómo gestionan las calles los men in black de Doña Estafanía, valorando el conocimiento que tienen, tanto ellos como los medios, de un movimiento tan viejo como el propio fútbol, pero que simplemente ha cambiado de forma y origen, y sobre todo teniendo la certeza de que nadie sabe ni verlas venir, el cóctel puede resultar de lo más curioso. Eskerrik asko aldez aurretik.
Esperemos que los hosteleros, esos motores de la economía vasca, se hagan de oro explotando a estudiantes y parados. Aunque bueno, si se establece la ley seca, como en Francia, igual no hay ni oficio ni beneficio. Pero tranquilos, ya será El Correo el que eche la culpa a “los aberchales radicales”, AreSS dixit.
Anuncios